FRADES Y CORUJO AL MUNDIAL DE TRIATLON| “Estaremos en salida con triatletas que hemos admirado”

I. Gorriti

Anoche volaron hacia el coloso rojo, China. Viajan como pareja sentimental que son. Con la suerte trabajada y curiosidad de que ambos competirán en el Mundial de larga distancia a celebrar en la ciudad de Weihai el próximo día 21.  Gurutze Frades (Iurreta, 981) y Roberto Corujo (Gasteiz, 1981) tratan de disfrutar en el campeonato, de saber que en la línea de salida van a a estar positivos codo con codo con aquellos y aquellas, en un tiempo ídolos, que ahora son compañeros de línea pintada en el suelo.

Gurutze Roberto IBAN GORRITI

Gurutrze Frades y Roberto Corujo en un montanje fotográfico. |PHOTOS | Iban Gorriti

Rober:  Yo comencé a hacer triatlon hace doce o trece años. Hasta entonces era de los que salía a correr, a andar en bici… Hacía carreras populares y tal pero no como federado. Un día leyendo el periódico vi un reportaje sobre Félix Javier Martínez Rubio, triatleta cántabro que iba a correr el Embrunman, carrera super dura, un ironman en los Alpes. Así conocí el ironman y me dije: ¡Yo tengo que hacer esto!

Gurutze: Yo conocí el triatlon hace 7 años cuando una amiga, una chica del equipo de baloncesto empezó a practicarlo. Yo llevaba 15 años jugando a baloncesto en el Tabirako y Anbotopeko y cuando empecé a practicar deportes individuales en verano comencé con ello, con mi primer triatlon. ¿Cómo fue el tuyo Rober?

R: Mi primer triatlon fue hace años y entonces no había el boom que hay ahora. Solo  comprarte material era una odisea. No había internet, prácticamente. Era totalmente diferente. El ambiente de las carreras era otro y era un poco más supervivencia. Era más acabar la carrera que obtener resultados.

G: Rober, ¿qué adjetivo le pondrías a tu primer triatlon?

R: ¡Que me cambió la vida! ¿Y tú?

G: Lo mio fue aventurilla. Fui a acompañar a mi amiga Esti Hernández, me dejaron una bici, y iba a hacer una carrera popular y al final me apunté a una carrera sprint. Fue una prueba corta, toda una aventurilla y un poco supervivencia. Pero llegué a meta y me di cuenta de que me había divertido un montón y había que volver a repetir.

Frades y Corujo son pareja y se conocieron hace cinco años. Todo a cuenta de un acople para la bici y de ahí, disculpen los entrevistados la broma, se acoplaron.

G: Rober me había conseguido un acople para la bici. Nos conocíamos a través de otro triatleta. Yo sabía que Rober tenía un acople que valía para mi bici y  vino a colocármelo. Y una segunda vez porque lo había colocado mal… ¡Era sancionable tal y como lo había puesto! (Risas)  Hoy,  me dedico profesionalmente al triatlon. Tengo que estar al 100%, tengo 33 años y eso no me lo tiene que inculcar nadie. Tú, Rober, me has enseñado el cambio al internacionalismo, las pruebas internacionales, cómo abrirme a ese mundo, para lo que es disciplina yo soy lo suficiente seria y responsable

R: Tu caso es especial. El de una mujer que del deporte popular has llegado a la elite.

G: Cuando empecé corría por aquí contigo los campeonatos de España. Llegó el momento en que me ofrecieron un trabajo o ir al Campeonato de España y opté por el deporte. Entonces sí, hablamos que podría ser profesional y ahí me abriste, Rober, ese camino de que me tenía que hacer un currículo deportivo , puertas que tocar, cómo moverme, sin ti, lo más seguro, no hubiera salido de aquí. Ahora, insisto, en entrenamiento soy muy seria, porque soy muy cuadriculada y cada día más.

Gurutze ya ha participado en Mundiales, pero para Roberto será la primera vez.

R: Para mí  es un premio a toda una vida dedicada al triatlon. Voy sin presión, a disfrutar al 100%. Están allí los mejor

G: El nivel es alto y voy a sacar lo mismo de mí. Sé dónde me quiero mover.

R. De ti, Guru, yo destacaría que más que alcanzar el nivel has logrado, el hecho de haberte tirado a la piscina, el triatlon  como trabajo, y conseguir patrocinadores, conseguir dinero. Que aunque no ganaras premios en carreras (que es mucho dinero), el haberte asegurado que tienes un dinero para vivir ese año.

G. Es un poco de todo. Ves tus cualidades y eliges tu camino.

Rober Corujo tiene hecho Ingeniería técnica electrónica, ciclo superior de electrónica, título de entrenador de natación y triatlon; y ahora mismo esta estudiando IVEF. Gurutze Frades, aparte de mi cursos, hizo Cocina y un módulo de mecanizado. Ya están en China. Él correrá entre los 50 hombres élite y ella entre alrededor de 25 mujeres elite.

G: Piensas solo en lo que es. Todo el mundo me dice: estarás supernerviosa…. Y, no, porque como estoy a los entrenamientos de cada día. Para ello nos ha venido bien este septiembre de calor.

R: Muy bueno para poder entrenar fuera y tener estas temperaturas. En este deporte, en larga distancia, hay personas que con 38 y 40 años están a un 100% de su capacidad.

G: Yo me he hecho un hueco en fondo.

R: Tus condiciones fisiológicas son perfectas para la larga distancia y para edad madura…

La pareja mira a largo plazo, pero, ¿y si en el horizonte surge el instinto maternal y paternal?

G: Si yo tuviera suerte sin lesiones y los espónsors me acompañarían, tendría 5 o 6 años más por delante. Manejando dinero haces un parón y las ‘mamis’ que entrenan rinden el doble.  No manejamos dinero. No podemos parar para ello. Pero si tuviéramos un hijo podría ser triatleta… Sí…

R. Lo que él quisiera, facilidades tendría. No hay que imponer a un niño nada.

G. Ya tenemos un sobrino en ello… (Risas)

Rober es gasteiztarra de pura cepa pero esta vez ha puesto bien el acople vital en Iurreta. Eso no es óbice para que eche en falta Vitoria.

R: Vitoria en verano están entrenando selecciones de Canadá, Australia, Estados Unidos, de Luxemburgo… Van específicamente a Vitoria para entrenar porque la ciudad tienen unas cualidades idóneas.

Mugalari: Sí, y ¡para perderte al salir de la ciudad!  (Risas)
R: Sí, eso también me dicen muchos.  Ahora mismo, la campeona del mundo de triatlon de distancia olímpica has estado entrenando cinco meses en Vitoria.

G: Suele ir entrenando por al lado. Su grupo entrenaba en la calle de al lado. Se llama Gwen Jongersen. Es de Chicago.  Al final te haces, pero los top mundiales están entrenando en Vitoria. En Durango echamos en falta algunos detalles para poder entrenar mejor…

R: Yo creo que la piscina de Landako tendría que tener el agua más caliente.  La temperatura de la piscina no es la idónea para el entrenamiento. Un nadador tiene un porcentaje graso mayor que un triatleta y en el club de triatlon hoy en día estamos en torno a 150 y 160 personas. No es normal que vayas a una piscina y veas a una fila de niños esperando y estar temblando, con los labios morados.  Y es lo que pasa aquí. No es normal.  Hay que tener también en cuenta la temperatura ambiente de la piscina. En la CAV, la temperatura debe estar entre 24 y 28, pero la grande está entre 26 y 26,5. Tendría que estar a 28 grados para poder nadar bien.

Mugalari: La creencia popular de los usuario de la piscina es que está más fría precisamente para los clubes que allí entrenan…

G: Para nada. Hace dos años tuvimos que irnos a otra piscina, porque llegas reventada de entrenar y era probar el agua y estar media hora para echarnos.

R: Y el horario. No es normal que un domingo a la tarde estén cerradas que es cuando la gente puede hacer deporte. A las 8 de la mañana me parece tarde. Lo mismo pasa con la pista de atletismo. En Vitoria, las piscinas abren de 8 de la mañana a 10 de la noche los 365 días del año.

G: Nosotros en agosto no podemos entrenar en Durango porque no podemos estar pendientes del horario de la piscina. No sabemos a qué hora podemos entrenar.

R: Con la pista de atletismo ocurre lo mismo. Domingos, cerrada; sábado cerrado. El deportista federado o por salud, tiene que poder disfrutar…

“Las piscinas de Vitoria abren de 08.00 a 22.00 horas los 365 días del año”

Gurutze Roberto IBAN GORRITI2

Frades y Corujo revisan un entrenamiento en las cercanías de las piscinas de Landako, de Durango. | PHOTO |Iban Gorriti

 

Mugalari: ¿Pero lo mismo ocurre con los colegios cerrados cuando los chavales pueden mejorar su deporte? Es más, saltan las vallas para poder hacerlo con el peligro correspondiente.

R: No tiene sentido

G: Yo necesitaría algo excepcional.

R: El deportista profesional se encuentra con muchas trabas. Yo no puedo llegar ahí con mi bici y dejarla aparcada…

Mugalari: Más, cuando están robando bicicletas candadas y sin esclarecerse los casos….

G: Yo tengo que venir con un coche, para dejar la bici, encontrar aparcamiento… O ir hasta casa y volver. En ocasiones he tenido que pagar dos entradas en un día.

R: Tuvo que hacer un trabajo específico por la mañana y otro por la tarde y tuvo que sacarse dos entradas de día. Realmente, dentro, estoy cinco minutos… Se trabaja más por el usuario que por el deportista.

 

Mugalari: ¿Hay una moda de trialton?

R: Hay un boom de este deporte. Lo he vivido más porque he visto la evolución.

G: Cando yo empecé ha ido evolucionando conmigo.

R: Todo ha sido porque cada uno se pone sus retos y los va cumpliendo. Además hay gente con pasta, aunque no es un deporte ni elitista ni de pijos. Pero sí es cierto que hay gente se preocupa más en comprar y comprar que en entrenar bien.

 

Mugalari: ¿Cómo se alimentan?

G: Comemos mucho. Una dieta muy calórica. Yo como  3.500 calorías y Rober 4.000.

R: Yo desayuno las calorías que come una persona en todo el día.

G: Nos tenemos que cuidar mucho. Y comemos alubias pero un poco light. A lo que voy es que no hacemos dietas extrañas. Comemos sano y variado. Y la clave es descansar…

 

Mugalari: A ver, ¿a qué llaman ustedes descansar?

R: A 8 o 9 horas de sueño nocturno y siesta todos los días. Es fundamental.

Mugalari: ¿Cuántos días descansan, libres, a la semana?

R: Un día sin entrenar al mes, pero haciendo algo suave, por ejemplo hora y media de bici…

Mugalari: ¿Cómo va Gurutze al Mundial?

R: No va a ganar, pero esta más fuerte que nunca, te lo puedo asegurar. En mi caso, estoy más contento que unas castañuelas. En la línea de salida no tengo ídolos, pero  estoy codo con codo con aquellos a los que admiro… pero  bueno… en la salida (risas)

Mugalari: ¿Han cambiado las distancias?

R: Serán 4.000 metros nadando, 120 kilómetros en bici y corriendo lo han rebajado de 30 a 20 kilómetros. Por lo que yo espero hacer unas 5 horas y media y Guru 6 y cuarto.

Mugalari: ¿Cuántas veces les han tachado de locos? ¿O locos son los que se quedan en casa?

R: Es más que nada ignorancia. Los entrenamientos están muy medidos. No se pueden imaginar al nivel que estamos:  el cálculo exacto de cada entrenamiento,  medir intensidad en bici con el potenciómetro, pulsaciones corriendo, está todo medido para alcanzar la excelencia.

G: A mí hay gente que me dice estos días, vente a hacer tal… y no entienden que no pueda. Que por un día no pasa nada, me insiste. Llevo una metodología que no puedo dejar.

Mugalari: ¡El club Mugarra de Durango tampoco para!

R: La gente de Durango está haciendo una cantera de triatlon que no es normal: ni en el resto de Euskadi ni en España. Que tantos niños y tanta gente esté practicando triatlon es una pasada. ¡Y siendo el propio equipo el que tira para adelante

G. ¡Eso es! Y a nosotros nos viene muy bien, porque si no… estaríamos más solos que la una. Nos respaldan. A día de hoy,  los niños y las niñas están más repartidos en diferentes deportes, es decir, también conocen el triatlon, pero por lo que se lo está trabajando el Mugarra, no por otra cosa.

 

 

 

 

 

 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.