DURANGO 1976 | Aquellas primeras y polémicas fiestas de San Fausto con agresiones, tiros y detenciones

Iban Gorriti

| Las fiestas de San Fausto tan solo tienen 38 años

| La primera edición combinó la alegría del programa festivo con represión por portar ikurriñas o cantar el ‘Eusko gudariak’

Fiestas SAn Fausto

Una de las primeras ediciones de fiestas de San Fausto. Gigantes en Kurutziaga. | PHOTO | Gerediaga Elkartea

 

Encendida ayer la mecha de las fiestas patronales de Durango, merece la pena echar la vista tan solo 38 años atrás. Tras la muerte del genocida Franco en noviembre de 1975, la villa ‘celebró’ en 1976 sus primeros y polémicos fastos con San Fausto como patrono local. Hasta entonces, la localidad rendía tributo al conocido como ‘santo robado’ San Antonio de Padua de Urkiola, calificado así por ser festividad propia de Abadiño.

Una investigación del historiador de Iurreta, Jon Irazabal Agirre, recuerda las tensiones que se produjeron entre el 1 y el 18 de octubre. El periódico Mugalari.info acerca al lector los interesantes apuntes de Irazabal. El escritor de la asociación Gerediaga Elkartea confirma unos primeros sanfaustos plagados de incidentes por mostrar la ikurriña o, por ejemplo, cantar el ‘Eusko gudariak’ cuando estaban prohibidos.

El orden cronológico de los hechos fue el siguiente, según las crónicas del momento. El 1 de octubre de 1976 el pleno del ayuntamiento de Durango reprobó unos incidentes ocurridos en Hondarribia. En el mismo orden del día, se solicitó la amnistía y acordó solicitar un dictamen sobre si “la ikurriña se puede considerar bandera del País Vasco”. El pleno estuvo plagado de incidentes. Los asistentes colocaron una gran ikurriña en el balcón del ayuntamiento y cantaron el ‘Eusko gudariak’. El alcalde, Francisco Amorrortu, se comprometió a pedir al gobierno que la ikurriña pueda ondear junto a la española en las primeras fiestas de San Fausto.

Una semana después, el día 8, Amorrortu y el teniente de la guardia civil local informaronn a las cuadrillas que toleraría la ikurriña así como los cánticos tradicionales en las fiestas de San Fausto de Durango “siempre y cuando no sean ofensivos a las Fuerzas del Orden”. Al día siguiente, dieron inicio los fastos “en un verdadero furor popular portando ikurriñas y otros símbolos euskaldunes”.

La jornada del día 10 fue intensa. A las 10.45 horas un grupo de incontrolados, uno de ellos armado con una metralleta, golpearon con cadenas a cinco jóvenes que se hallaban colocando una ikurriña en un palo. La agresiones continuaron el día 12. Desconocidos arrojaron un bote de humo en el bar Dallas y además desalojaron la sala de fiestas Gogokoa a golpes. Agredieron a viandantes. Efectuaron disparos intimidatorios en las calles frente a “una actitud, según las cuadrillas, pasiva de la policía municipal”.

|DISPAROS EN HERRIA | El día de San Fausto, 13 de octubre, dos individuos trataron de asaltar el centro social de la agrupación vecinas Herria, lugar en el que se realizaron disparos intimidatorios. “El capitán Hidalgo, armado de un fusil ametrallador, y acompañado de varios guardias civiles de paisano apareció en lugar de los incidentes, para tras la llegada de un jeep de la benemérita. Acordonaron la zona y la desalojaron. Hidalgo amenazó con llevar a juicio a la comisión de fiestas por incitar al pueblo contra la guardia civil”, aporta Irazabal.

Al día siguiente, fueron detenidos tres hombres que la prensa recogía como “Óscar Senoseain, J. Amantegi y J.I. Gallastegi”. El primero fue puesto en libertad y los otros dos ingresaron en la prisión de  Basauri por portar una ikurriña el primero y por insultar a la guardia civil el segundo

Por todos los hechos acontecidos en las primeras fiestas de San Fausto, el 18 de octubre de 1976 dimitió la corporación de Durango. La dimisión no fue aceptada por el gobernador civil de Bizkaia, José Antonio Zarzalejos, quien acudió a Durango y se reunió con los 21 componentes de la comisión de fiestas que exigieron la aclaración de los incidentes provocados en el transcurso de las fiestas. Durante esa misma jornada fueron puestos en libertad bajo fianza Amantegi y Gallastegi.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

One Response to “DURANGO 1976 | Aquellas primeras y polémicas fiestas de San Fausto con agresiones, tiros y detenciones”

  1. Jenaro Ibarguchi Marín dice:

    Sr. Gorriti, no pretendo defender a Franco, pero si hubiera sido genocida, probablemente quedaríamos muy pocos vascos en esta tierra, y puede que Ud. no hubiera podido escribir este artículo ni yo dejar un comentario al mismo.

Deja un comentario

- Obligatorio

- Obligatorio