‘RAY FERNÁNDEZ, TRES TANQUISTAS Y UN PERRO’ | La realidad y la diversión el sábado en Plateruena

Mugalari

| El cantautor y su banda cubana actúan este sábado en Plateruena kafe antzokia de Durango a partir de las 22.30 horas

Ray Fernández es un trovador cubano que, guitarra en mano, es una invitación a la reflexión y a la alegría. Aunque oriundo de tierras villaclareñas, Raimundo Fernández vive desde niño en el reparto Alamar, en el oriente de la capital de Cuba, en La Habana. Cocinero de graduación, nació como trovador en la cultura vecinal de su barrio y en la nocturnidad del Malecón habanero. Cantor y autor, virtuoso dueño del viejo son y de la nueva trova, se apropia de las más diversas sonoridades foráneas. En cuanto a la letra, Ray sostiene una lírica enriquecida por el habla popular y la literatura culta, y cuenta las cosas que pasan, incluso en el mismo momento en que canta. Trata con un enfoque crítico las penurias económicas, la realidad social, las coerciones políticas y las posibilidades del desarrollo humano, siempre con humor y dejando un amplio margen a la improvisación.

Muy conocido es su tema Lucha tu yuca, donde proponiendo una analogía entre el cubano de hoy y sus antepasados aborígenes denuncia la dura realidad que se vive en el país: “Que la jugada está apretá/ todo el caney lo sabe,/ que no abunda el taparrabo/ y no alcanza el casabe/ que está cara la magia y más la medicina,/ ¡ay, que se nos prostituyen las taínas!”. Esta canción se refiere a la atávica penuria y falta de perspectivas que sufre la isla. “Pero tú”, dice Ray en su estribillo, “tú lucha tu yuca, taíno, lucha tu yuca”. Con harina de yuca se hacía el casabe, equivalente vernáculo del pan, y es con esa alegoría musical dolorosamente divertida con la que Ray contribuye a que los isleños tomen conciencia sobre su futuro, el que deben asumir.

Ray1

PHOTO | Iñaki Mendizabal

Son muchas las crónicas sociales de Ray: El obrero, El gerente, Matarife, El librero o Echa pa’cá, de manera que quien escuche sus canciones se documenta sobre la realidad cubana. Pero el arte de Ray es mucho más amplio: Condená, por ejemplo, es un ocurrente cántico de amor y desamor. Ray también modula hermosos poemas líricos como El son de José, dedicado a la memoria de José Lezama Lima, ilustre autor de Paradiso. Además de la originalidad en los textos de sus canciones, el especial timbre de su voz y su fuerza de interpretación, Ray Fernández viene acompañado por Miguel Alejandro Valdés (bajo), Roylan Carballosa (percusión) y Lorenzo Molina (trompeta), músicos excelentes que se acoplan perfectamente a su ritmo vertiginoso y a su genio improvisador.

2 RAy

PHOTO | Iñaki Mendizabal

Los vascos que viven en La Habana tienen la suerte de tener cerca y disfrutar de la amistad de Ray. Los que no lo conozcan de los Aberri Eguna o del Diablo Tun-Tun de cada jueves por la tarde, tienen ahora la inmejorable oportunidad de paladear su trova, que bascula entre la cruda realidad y la pura diversión.

RAY

Ray, músicos y otros amigos como el bertsolari durangués Igor Elortza. | ARGAZKIA | Iñaki Mendizabal

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , ,