El pionero buzón del monte Anboto cumple un siglo

Mugalari

| El siglo se cumplió el pasado sábado 

| Fue el primero instalado en una montaña vasca, según la Revista Pyrenaica

| Fue una iniciativa del Club Deportivo Bilbao

“El día 30 de mayo de 1915, es decir, hace 100 años, fue colocado el primer buzón montañero del que se tiene constancia en una montaña vasca”. De este modo lo ha recordado la Revista Pyrenaica en una de sus publicaciones. Un siglo de vida ahí arriba, a 1.331 metros de altura, y unos centímetros de hierro. Socios del Club Deportivo Bilbao fue quienes, al parecer, instalaron la escultura. 

Buzón Dani

Buzón de Anboto en la actualidad. | PHOTO | Dani Delgado

Un siglo después, un grupo de montañeros de esta misma agrupación decidió conmemorar la fecha. La cita era en Urkiola, a las 18.30 horas. “Un jueves y a esa hora… pues tampoco es que haya mucho privilegiado que se pueda sumar a la aventura; eso hay que reconocerlo. Empezamos juntos la andadura cuatro indestructibles y el Rubio. Más tarde, ya cerca de la cima, nos encontramos con el par que nos faltaba para completar la media docena”, explica una de las organizadoras a Pyrenaica.

Buzón 1915

Mendizales el día que se instaló el buzón en la cima del Anboto el 30 de mayo de 1915.

El objetivo de la quedada era, según publican, “era maquillar el viejo hacha que hay en la cúspide de nuestra querida montaña, dejar un escrito con la historia de aquel primer buzón del que se tiene constancia, y, de paso, ver la puesta de sol. Todo muy romántico”.

Los mendizales se topa con otros que bajan y les desaconsejan que sigan subiendo por la hora, la niebla y la cercanía de la noche. Pero, ataviados de luces, experiencia e ilusión continúan su ascenso. Hollan Anboto. “El viejo buzón esconde un tesoro. Unas fotografías de Argi y de los dos amigos que más le querían en vida, son recuperadas de lo más recóndito de su metálico corazoncito. Las tengo a buen recaudo y, aunque un tanto ajadas, si estos amigos de Argi quieren recuperarlas, se las devolveré de mil amores”, apuntan.

Anboto 1915

Dos personas subiendo Anboto en 1915.

Hay momento hasta para descorchar un champán. “Como un día alguien me dijo, “el dinero y los cojones, para las ocasiones”. Y, a pesar del precio en mercado de este líquido burbujeante, esto ha sido más asunto de actitud que de dinero. Pero las cosas de hacerlas, se hacen bien o no se hacen. Hay que celebrarlo y el dios Baco se suma a nuestro festejo”, comunican.

A pesar de la niebla, “el sol no se quiere perder el espectáculo y luce sobre el mar de nubes, proyectando la silueta majestuosa de un Anboto real y cercano”, concluyen en la Revista Pyrenaica.

Fotos | Dani Delgado, Hemeroteca de la Diputación de Bizkaia, Arhivo del CD Bilbao (Montaña) y Jesús de la Fuente.

Fuentes informativas | Revista Pyrenaica y Blog de César Estornés

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , ,