David de Paula en Viena · “No pienso en futuro, pero soy consciente de que no me quedan muchos años de fútbol”

I. Gorriti

Los tres últimos años han sido de continuo cambio en la vida del futbolista David de Paula (Durango, 3 de mayo de 1984). Fichó por dos clubes austriacos, se casó y estrenó paternidad con la llegada al mundo del pequeño Lukas. Primo de Óscar de Paula y excompañero de Llorente, Beñat o Amorebieta, desde hace temporada y media milita en el Austria de Viena (‘Primera División’), su décimo destino deportivo y quizás… el último antes de soltar los cordones de las botas.

de-paula-soccer-bl-rbs-vs-awien

Desde su arranque en la Cultural militó en el Athletic juvenil. Baskonia, Bilbao Athletic, Alicante, Lemona, Ponferradina, Palencia, Logroñes, en el Wolfsberger AC austriaco y a día de hoy compite con el  Austria de Viena. ¿Se ve como un nómada del fútbol?

Así es. Pero creo que va bastante ligado a la profesión. Pocos futbolistas desarrollan su carrera en uno o dos clubes. Así que me siento afortunado de poder haber disfrutado y conocido tantas ciudades y gentes a lo largo de estos años.

¿Cómo han comenzado la temporada?

Este año hemos empezado bien. Vamos terceros, empatados con el RB Salzburg, y a solo un punto del líder Rapid de Viena.

Es jugador de Primera División, de la Bundesliga de Austria. ¿En la ciudad le reconocen por la calle?

En el centro de Viena nadie me ha reconocido, o al menos que yo sepa… En un centro comercial sí: dos o tres veces. Es realmente raro que me reconozcan, porque aunque son dos millones de habitantes y a pesar de que el fútbol se sigue bastante, aquí no es tan importante…

¿Es un fijo del once inicial?

Lo que es ser fijo no. Ahora estoy jugando de lateral derecho, y el entrenador suele alternar entre yo y otro compañero.

¿Cómo llegó a fichar por los clubes austriacos? 

Pues acababa contrato en la UD Logroñés y por mitad de mayo me llamó mi representante y me dijo que había esta posibilidad y a ver qué me parecía. Dada la situación en España la idea me llamaba mucho la atención. Y las condiciones eran geniales. Hablé con la familia. Y aquí llevo ya tres años. La historia es que habían mandado una lista de futbolistas a Nenad Bjelica (por entonces entrenador del Wolfsberger AC). Yo estaba en esa lista y reunía mas o menos lo que necesitaba. Él vio un par de vídeos míos y le gusté. Se informó acerca de mí y me fichó. Estuve año y medio jugando en el Wolfsberger AC.

¿Qué tal con el idioma?

El idioma aquí es el alemán. Aunque inglés habla también la mayoría. Vine con una base de inglés y sin ninguna idea de alemán. Ahora puedo mantener conversaciones en ambos idiomas.

Es primo de una figura que muchos recordarán por su paso por la Real Sociedad y en su día, además, se dijo que podría fichar por el Athletic. ¿Era Óscar de Paula su ejemplo a seguir?

Sin duda. Óscar era la referencia y la conexión más cercana que tenía al fútbol profesional de élite. Y yo, queriendo ser futbolista, obviamente seguía todos sus consejos y recomendaciones. Luego jugamos juntos. Tuve la suerte de compartir vestuario en la Ponfereradina con él y pude aprender mucho durante esos seis meses.

¿Leo que Óscar está de entrenador en el Badajoz después de retirarse en la Ponferradina? ¿Qué tal le va?

Actualmente dirige al Badajoz que milita en Tercera División. Y la verdad es que tienen un proyecto interesante. Están consiguiendo que la gente de la ciudad se vuelva a ilusionar por el fútbol y eso es todo un desafío. Estoy seguro de que harán un gran temporada y en cuanto a mi primo, seguro que le vemos pronto entrenando en categorías superiores.

R31_WRN_01_cfc1b_rt_633x355

Volvamos a la capital austriaca. Junto al abadiñarra Ustaritz Aldekoa-Otalora que militó en el Dinamo Tbilisi de Georgia -club con el que llegó a conquistar la Liga y la Copa, quizás son los futbolistas de Durangaldea que más lejos han ido a jugar… ¿Le constan otros casos?

La verdad es que ahora no recuerdo ninguno. Todos lo que me vienen a la cabeza o están en la Cultural, o en el Athletic, o por Euskadi.

¿Qué le falta a Viena de Durango?

Aquí no hay duda. Mi gente. Cuando llevas tanto tiempo fuera, lo que más echas de menos es a la familia y a los amigos. Porque todo el tiempo que no pasas con ellos por mucho que quieras, no se puede recuperar.

¿Qué pondría de Viena en Durango?

¡Buf! ¡Qué difícil! Hay muchos edificios muy bonitos en el centro (la catedral de St. Stephan, la Ópera, el parlamento, el ayuntamiento…) pero mis lugares favoritos de la ciudad son el palacio Schönbrunn y Heldenplatz.

En mayo cumplió 31 años. ¿Me decía días atrás que no cree que juegue en el futuro en más clubes? ¿Ve próxima la retirada?

Actualmente tengo dos años más de contrato aquí con posibilidad de un tercero y no me planteo otra cosa que cumplir mi contrato aquí, porque me encuentro muy a gusto en el club y en la ciudad. En relación a esto no es que vea próxima mi retirada. Pero soy consciente de que muchos años de fútbol no me quedan. Y no por ganas, si no que también cada vez se echa más en falta a la familia.

Citaba a Ustaritz, y usted en el Bilbao Athletic coincidió con Amorebieta, Llorente, Beñat…  ¿Qué recuerda de ellos y mantiene contacto con algunos?

La verdad es que guardo muy buenos recuerdos. Del bus a Lezama, de las temporadas allí… Aunque con el tiempo hayamos perdido el contacto no estaría mal volver a juntarse algún día para echar una pachanguilla’ con su cena posterior, por supuesto.

A pesar de que jugó en el Athletic, tiene su corazón dividido. Desde niño era del Barca… ¿Cómo vivió la final de la Supercopa?

La verdad es que muy tranquilo. Iba a ganar de cualquier manera. (Risas). Me alegró mucho de que ganase el Athletic porque pude ver feliz a mucha gente a la que aprecio.

Usted suele decir que “el tiempo no pasa, vuela”. ¿Así lo siente desde que salió de Durango?

Más que desde que salí de Durango, desde que firmé en Austria, porque cuando te querías dar cuenta ya había llegado el parón de Navidad, y cuando te volvías a dar cuenta el de verano. Pero, sobre todo, desde que nació mi hijo Lukas es cuando te das cuenta lo rápido que va la vida, porque cada día es un avance y un pequeño cambio.

La que ha cambiado es su vida: se ha casado y es padre. Ya tiene a quién dedicar sus goles…

Sí, como decía antes la vida va a toda velocidad, y no se detiene para nadie. Mis goles siempre los he dedicado a mi familia (y amigos que considero familia también), así que, ¡cómo no voy a dedicar mis goles a la persona más importante de mi vida!

Hablamos de goles, pero menos de portero, tengo entendido que ha jugado en todas las demarcaciones…

¡De lo poco que me queda por jugar! En España siempre jugué más o menos en la misma posición, pero al llegar aquí distintas circunstancias han hecho que tenga que jugar en diferentes posiciones y he podido evolucionar más como futbolista.

¿De qué se ve trabajando en un futuro?

Como te dicho antes, de mi futuro solo veo cumplir mi contrato. No me gusta mirar mucho más lejos. Así que de momento te digo de futbolista.

¿Tras su retirada volverán a Durango?

Volver seguro. Lo de “poner el huevo” no lo tenemos tan seguro. Pero los dos coincidimos en que será cerca de casa.

¿Cada vez que regresa a ‘casa’, nota el pueblo muy cambiado?

¡Vaya que sí! Un día volvemos y el tren está soterrado, otro día volvemos y no hay ningún semáforo en el pueblo, otro día volvemos y la estación de Ezkurdi es un solar… ¡A ver qué va a ser lo próximo!

De Paula

Fotomatón Mugalari

 

1.- Un color: El gris.

2.- Un club: Athletic Club.

http://www.athletic-club.eus/cas/home.html

3.- Un futbolista: Michael Laudrup.

4.- Otro deportista: El tenista Roger Federer.

5.- Una canción: ‘The show must go on’, de Queen.

6.- Un concierto: Violadores del Verso.

7.- Una película: ‘La vida es bella’, de Roberto Benigni.

8.- Una cualidad propia: Generosidad.

9.- Una manía propia: El volumen (televisión, radio del coche…) nunca en el número 13.

10.- Vuelve el clásico: ¿Por qué la fuente grande de Kurutziaga no da agua?:  Ni idea. Quizá se hayan cansado de limpiarla. Aunque yo la he visto dando agua.

 

Publicidad Mugalari

Sukia MUGALARI

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: ,