‘Saben algo quizá ignorado en Durango’, por Anisia Serendipia

Anisia

Anisia Serendipia

Zuri-beltzean, klikDuralgaldeko iragana argazkietan.Exposición itinerante de 333 fotos antiguas del Duranguesadoque durante el mes de octubre reposará en el Museo de Arte e Historia de Durango.

MIS OJOS, QUE CODICIAN COSAS BELLAS · En las arrugas de la frente del fotógrafo antiguo se lee una partitura muy distinta a la de la música que suena en nuestros tiempos.  Este apunte de Joseba Aizpurua, recogido en una publicación del año 1992 de esta Gerediaga que ahora celebra su 50 aniversario, me hace pensar en mí misma, en lo incorrecto que sé que me “tienen” que parecer ahora, incluso contemplando la posibilidad de que me gustasen porque tal vez yo también soy distinta de lo que imagino ser, lo de aquel domingo 2 de junio del año 1963 cuando se celebró en Berriz de Bizkaia el desafió en arrastre de piedra, entre la elefanta Mary y los bueyes de Antzua.  Esa historia de Mary que Fernando Torrecilla tan dulcemente dibujó muchos años después en su cuento “Apustua”, para contárselo a los niños de una forma más alegre. La divertida sokamuturra en Santa Ana, los zezenak diraque antaño se corrían de traje por la calle Kurutziaga. Las corridas de toros. Las peleas de gallos… todo ese maltrato hacia animales con finalidad lúdica, que era tan divertido entonces. Saberlo, es el perdón, decía SimoneWeil, esa maravillosa filosofa que nos contó que el verdadero héroe de La Ilíada era la FUERZA. La fuerza manejada por los hombres, la fuerza que somete a los hombres. El alma humana sin cesar aparece modificada por sus relaciones con la fuerza, arrastrada, cegada por la fuerza de que cree disponer, doblegada por la presión de la fuerza que sufre, decía. Con esa misma sensación, la de que era la FUERZA lo que retrataba entonces el fotógrafo antiguo, capaces de discernirla en el centro de toda historia humana, me marchaba, no sin haberme tirado antes por el suelo, y después de haberla visto entre familias, monjas, mujeres, niños, carlistas, obreros, patrones, curas, militares, fusilamientos, hasta a Fidel Castro me pareció ver entre niñas con escopetas, artistas, bailarines, músicos y pelotaris… Es de la mentar que algunas de las fotos estén a ras del suelo. El nuestro, tampoco es país para viejos.

Museo

Exposición en el Museo de Arte e Historia, Palacio Etxezarreta de Durango.

Fotos antiguas ¿del Duranguesado? Para saber dónde es eso, al lado una exposición de cartografía histórica de la merindad de Durango, con 20 preciosos mapas de la colección privada de Ramón Oleaga, de diferentes épocas y características.

Y a otro le parecerá otra cosa

 * AnisiaSerendipia (Elorrio, 1962) es licenciada en Filología Hispánica, documentalista y atesora estudios de Comisariado y Coordinación de Exposiciones. Es autora del blog del que toma su nombre: http://serendip-anisia.blogspot.com.es

esta18987_956365734436860_3639521866637341234_n

Mapa de exposición anexa, en el que se cita a Elorrio como Eloria.

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.