LITERATURA · ‘Hipnotizada con tu azul’, por Maider Otegi

 

 

*Publicamos el texto ganador de 2014 del concurso ‘Reto 3000’ de la revista Pirineos, obra de Maider Otegi

Maider Otegi

Maider Otegi
Amanece y las vibraciones, de par de mañana, no son buenas; no me veo con fuerzas, pero no seré yo quien te quite la ilusión tan pronto, hermano. Abrigos, mochilas y echamos a andar entre pinos para llegar a una pala sombría y empinada. Empiezo mejor de lo que pensaba y me animo. Mi gozo en un pozo, mis muslos empiezan a fallar, están muy débiles todavía, les exijo demasiado.

Las paradas cada vez son más frecuentes pero llegamos al Ibonet de Coronas; sombra y mucho hielo. Suspiro y me encamino a la fuerte pendiente que me llevará al siguiente ibón y a ese sol que todavía se niega a darme calor.

Tras demasiadas paradas y un tentempié llegamos al ibón inferior. Me estoy mentalizando de que no llegaré a meta, es el momento de comentarlo con mi compañero de aventura. Me mira y dice: tranquila, todavía tenemos muchas horas de luz por delante. Emprendemos el camino al siguiente ibón, cada vez me cuesta más, mis piernas no responden. Llegamos y paramos a comer algo otra vez. Emprendemos el ascenso de nuevo, empiezo a flaquear anímicamente, dato preocupante en mí. Mi hermano lo ve y se aleja para dejarme algo de espacio mientras lo persigo como puedo. Superamos los 3000 metros y casi toco las últimas rocas con la yema de los dedos. Escucho un grito de satisfacción ¡mi hermano!

Quemo los últimos cartuchos y saco fuerzas de donde no tengo. Me tiende la mano y no hay más rocas que trepar. Le miro y tiene una sonrisa enorme dibujada en la cara. Tuca Aragüells (3046 m) ¡te hemos coronado! Las increíbles vistas al azul intenso del Ibón de Cregüeña inundan mi retina, y las lágrimas de emoción son difíciles de controlar. Me fundo en un abrazo con mi hermano y olvido lo duro de las seis horas de ascenso. Me faltan horas para poder sentarme allí y dejarme llevar. Aprovecho al máximo la media hora en la que disfrutamos de esas maravillosas vistas y las grabo en mi memoria para nunca dejarlas escapar. Me zambullo en ese hipnotizante azul con sólo fijar la mirada en él, pues te atrae sin tú darte cuenta como la luz al final del túnel.

* Maider Otegi es deportista exconcursante del programa de ETB ‘El conquistador del fin del mundo’

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.