BEGOÑA MARTÍNEZ, CAMPEONA ESPAÑA DE HEPTATLON · “Con mis hijos lo suficientemente mayores, vi que había llegado mi momento”

SAmpedro

Juan Ignacio Sampedro

Las redes sociales cumplen en los tiempos que no han tocado vivir, el papel de la barbería, el lavadero o la salida de misa de doce de los domingos, hace medio siglo.

Las noticias, de otro modo, siguen volando. Y al teléfono de Begoña Martínez no han parado de entrar mensajes de felicitación en  la mañana del lunes, cuando desde Mugalari hemos contactado para que nos responda a algunas preguntas que sirvan para que nuestros lectores sepan algo más sobre esta madre, trabajadora y atleta. En ese orden de prioridades.

Una madre y trabajadora que este fin de semana se enfrentaba en Collado Villalba a la más dura de las disciplinas del Atletismo femenino. No son los siete trabajos de Hércules, pero poco le falta. Tres carreras, dos saltos y dos lanzamientos en dos jornadas. Dos días enteros de mantener la concentración para que no se vaya todo al traste.

Begoña Martínez Telleria (Durango, 1975) ha salido una vez más entera del séptuple reto.  Ha ganado el Campeonato de España de Heptatlon para Veteranas de 40 a 44 años, con un nuevo récord. 4.340 puntos, por los 3.568 del anterior.

¿Qué ambiente ha encontrado en esta competición?

¡Fenomenal! Convives durante dos jornadas completas con las mismas rivales. Al final son algo más. Son tus compañeras y  nos ayudamos unas a otras. Surgen relaciones humanas duraderas.

IMG-20160516-WA0005

Martínez, con el dorsal 261, subraya la gran amistad que hay entre sus compañeras de competición.

Me cuenta que tiene muchos mensajes de felicitación… ¿Qué le dicen?

Mis amigas alucinan. Sobre todo otras madres del colegio de mis hijos. A ver si alguna se anima. Al menos a trotar.

Cumplió los cuarenta años en noviembre ¿Siempre ha hecho atletismo? ¿Cómo empezó?

Cuando empecé ya no era una niña. Fue el primer año de instituto. Entonces se empezaba con catorce años. Fueron unos años muy bonitos pero, a los diecinueve lo dejé. Tonterías de esas edades, los primeros novios. Nada que no siga pasando. (Risas)

Llegó al Campeonato de España de combinadas…

Sí. Hacía de todo y el ultimo año fui novena en el Campeonato de España de combinadas, en categoría Promesa. Recuerdo que el periodista Iban Gorriti publicó la noticia en un periódico, ‘Más que una promesa’ fue el título. Guardo el recorte por algún sitio.

Con todo,  Begoña se aleja muy joven de la práctica deportiva. Se casa, tiene dos hijos y un trabajo fuera del hogar. Vamos… la agenda personal de tantas como ella.  Pero cumple los 35 años y la llama de aquellos rescoldos se aviva. Nuestra protagonista se acerca de nuevo a la pista y en unos meses se ha comprado unas zapatillas nuevas de clavos y está compitiendo.

¿Qué había cambiado para que tomase esta decisión?

Tenía el gusanillo dentro. Siempre me estaba diciendo que tenía que volver. Unas vez que los niños se había hecho lo suficientemente mayores, vi que había llegado el momento.

Y ahí la tenemos. Haciendo de la necesidad virtud. Begoña y Óscar, su marido, son los campeones de la conciliación familiar, de las tareas compartidas para sacar tiempo para todo. También para entrenar. Y la recompensa a tanto sacrificio acaba por llegar. En 2012 es  Subcampeona de Europa, en Donostia. Dos años más tarde, campeona de España de Clubes, en veteranas, con el Durango Kirol Taldea  y, ahora, este récord.

¡Los entrenamientos han dado su fruto!

Tuve la fortuna de encontrarme con un buen entrenador a la vuelta. Y, ahora, mi entrenamiento está dirigido por un grupo de tres personas que trabajan coordinadamente. Nerea Etxegibel, con las vallas; Tito García, en los concursos; y Orkatz Beitia en el trabajo general de fuerza y la velocidad. Estoy encantada. Han hecho un buen trabajo, para el poco tiempo que puedo pasar en la pista.

IMG-20160516-WA0003

Bego en lo más alto del podio madrileño.

En Collado Villalba (Madrid), las cosas no fueron perfectas.  ¿Hay margen de mejora?

En vallas, la distancia ha bajado, con el cambio de categoría. Me viene bien. Pero me golpeé con un obstáculo a mitad de carrera  y me desequilibré. Me han pasado un vídeo que voy a analizar. En altura estuve a punto de sobrepasar el listón a 1,41. La marca conseguida es la misma del año pasado, y yo he dado la vuelta a otro calendario. En peso, el círculo estaba muy resbaladizo y bastante pude hacer saliendo viva. Y en 200 hice marca personal.

Con ello terminaba la primera jornada.  Restaban tres pruebas que no había podido preparar  lo que debiera.

Yo entreno en Durango donde, todos lo sabemos, llueve mucho. No hay nada cubierto para esos días en los que no tienes otra que aguantar el mal tiempo o volverte a casa. Yo no entreno la combinada. Para ello se necesita dedicar un tiempo del que no dispongo.

Pero la segunda jornada , pese a todo,  fue muy buena. Begoña hace en longitud y jabalina unas marcas que no desmerecen de sus mejores de siempre y tira de casta en la traca final del 800. Ya tiene la medalla de oro, pues la rumana Nicoleta Busuioc, en su condición de extranjera, no cuenta. Pero además quiere el triunfo y le han informado que de no hundirse en la doble vuelta a la pista, su récord va a ser espectacular.

¿Cómo se vio usted?

Me puse en cabeza de carrera y tiré hasta donde pude. Cuando Nicoleta me pasó a falta de 200 metros, ya iba vacía. Se trataba de que no me sacase mucha distancia e hice 2.51, que es una marca con la que no soñaba al ir a Madrid. En el Heptatlon es difícil que las cosas salgan redondas. Se trata de no fallar mucho ninguna de las siete veces que sales a la pista.

Sus hijos están en deporte escolar. ¿Alguno vendrá al atletismo?

Están en baloncesto los dos. A Ekain le encanta correr, sobre todo, el cross. Va a las carreras que puede, aunque, de momento el basket le tira mucho.

En unos días, Begoña Martínez volverá a la rutina. Trabajo, niños, casa, entrenamiento. Es decir, el día a día con todas esas personas con las que quiere compartir la alegría de este récord.

Por delante hay varias fechas remarcadas para lo que resta de primavera y el comienzo del verano. El campeonato de Bizkaia absoluto, el Criterium de Durango y, sobre todo, aportar su esfuerzo en las vallas y el relevo para que las veteranas de Durango Kirol taldea traten de renovar el título de Campeonas de España de Clubes. La cita es a primeros de julio, en Castellón.

 

Tu publicidad se ve en Mugalari

El próximo viernes primer día para incribirse en el III Padel Solidario 

BANNER FAIRPLAY

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , ,