La mirada cubana de Conchita Mañaricua, la de Durango, la de Artekalea

Jon Ander

Jon Ander Ramos

· Jon  Ander Ramos es historiador y profesor de la UPV

Han pasado dos años ya desde mi último viaje a Cuba, dos años de la celebración del XI Seminario Internacional Euskal Herria Mugaz Gaindi que bajo el título Vascos en Cuba abordó a lo largo de tres intensos días la presencia vasca en la Grande de las Antillas.

Pero mas allá de los resultados emanados de dicho encuentro, quiero aprovechar para acercaros precisamente a una vasca asentada en Cuba desde bien chica, Conchita Mañaricua Lezamiz, la amama de Vedado.

Conchita

Conchita Mañaricua. · PHOTO · Jon Ander Ramos

Es parte de la historia de la presencia vasca en Cuba, esa historia que a modo de píldoras informativas nos presentan el fenómeno de la emigración en primera persona. A petición de Miel A. Elustondo, y antes de emprender el regreso a casa, nos acercamos a visitar y entrevistar a Conchita Mañaricua.

Como no podía ser de otro modo, allá estaba ella, coqueta y presumida como siempre. Igual de lúcida, tuve la ocasión de observar cómo repetía su periplo vital tal como a mí me lo había relatado unos años antes.

· En busca de su progenitor · Nace en Durango a comienzos de la década de 1920, fruto del matrimonio entre el iurretarra Felipe Mañaricua Ereñaga y la mundaquesa Martina Lezamiz Anasagasti. A los pocos años Conchita junto a su madre y hermanos acude a Cuba al encuentro con su progenitor.

Bien recuerda sus primeros años en Durango, su casa en Artekalea y un parque, que a buen seguro se corresponde con Ezkurdi. También su viaje a Cuba, previo paso por casa de unos familiares en Bilbao, y su llegada al puerto de La Habana y el reencuentro con un padre al que no conocía.

Mañaricua Jon Ander Ramos

Jon Ander Ramos y Conchita Mañaricua.

La entrevista publicada en Argia (5/VII/2015) nos presenta su discurrir por diferentes localidades de Cuba a lo largo de su vida. Desde Ciego de Ávila a su paso por Simón Reyes, hasta su asentamiento definitivo desde hace un par de décadas en La Habana.

Su juventud, sus amistades, las diferentes etapas vividas en Cuba, desde Batista a los Castro, así como diferentes episodios familiares, entre los que destaca el casamiento con un descendiente de emigrantes asturianos.

· Anoranza por Durango · Domiciliarse en La Habana le ha acercado al colectivo vasco por el que siente aprecio, y que en estos sus últimos años, en cierto modo, le ha servido para acercarse con añoranza a su Durango querido y a ese quiosco donde recuerda música y bailes en su niñez.

Una mirada a Artekalea, Andra Maria y Ezkurdi, al País Vasco en general, tierra que lamentablemente no ha podido volver a pisar ni ver. Pero amor por lo vasco que ha sabido traspasar a sus descendientes. Hijos, hijas, nietos y biznietas que se sienten orgullosos del origen de su abuela. Una muestra del label vasco en Cuba.

BANNER GUDARIS

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: