Se cumplen 155 años de la polémica construcción de las tres fuentes monumentales de Durango

MEMORIAMugalari

Durango cuenta en su callejero con tres fuentes monumentales del siglo XIX. Una de ellas, sita en Ezkurdi, ha vuelto a manar agua el pasado fin de semana después de décadas sin funcionamiento y delicadas obras de rehabilitación durante los últimos meses. La ciudadanía desconoce que la puesta en marcha de estas tres fuentes a ubicar ya en 1862 en Kurutziaga, Pinondo y Ezkurdi se vivió entre una fuerte polémica en la villa. Las tuberías procedían de Amberes, Bélgica.

Fuente Ezkurdi KMON

Fuente monumental de Zumalakarregi (Ezkurdi, Emodo) que el Ayuntamiento ha vuelto a poner en funcionamiento. · PHOTO · KMON

El libro Noticias históricas de la Noble y Leal Villa de Tavira de Durango (1868) de Fausto Antonio de Beitia y Ramón de Echezarreta recoge el desaguisado, ya que una parte de la ciudadanía quería que las tuberías fueran por unas calles, pero la mayoría de la Corporación del pleno consiguió que se diseñara y planeara de otro modo.

· De Amberes · Todo el tramado de tuberías llegó a Durango procedente de la ciudad belga de Amberes en 1861 y dio comienzo su colocación el 5 de agosto del mismo año acabando las obras el mismo mes.  El 7 de septiembre se colocó una fuente provisional junto a la pared de la conocida entonces como huerta de Abarrategi, hasta que concluyen las obras de las fuentes del pueblo.

La ubicación de Kurutziaga, Pinondo y Ermodo tampoco gustó. “Se ubicaron en con la opinión contraria de mucha parte de la ciudadanía”, informaban Beitia y Echezarreta.

Indalecio Ojanguren - Fuente de Ezkurdi, 1934

Fuente de Zumalakarregi (Ermodo, Ezkurdi) en 1934. · PHOTO · Indalecio Ojanguren (Archivo Municipal de Durango)

En la primavera de 1862 -por lo tanto se cumplen ahora 155 años de su implantación- ya estaban manando agua estas fuentes monumentales y “los llamados caños de vecindad que se pusieron en el extremo inferior de Kalebarria, al sur y oeste del pórtico de Santa María de Uribarri, Fuente Vieja, Tres Cantones, plazuela de Santa Ana e Intxaurrondo, o tres chorros en la matadería y un juego de aguas en la pescadería”.

Posteriormente se pusieron tres casos de vecindad: uno en Kurutziaga, junto al camino de Landako y dos en Ermodo. Uno de ellos en el camnio de Adoberretea y otro junto al cementerio.

Foto Germán

La fuente de Zumalakarregi en otro tiempo. · PHOTO · Foto Germán (Archivo Municipal de Durango)

Hubo mil cuestiones sobre el punto por donde se habían de conducir las aguas, pues lo más barato y prudente parecía llevarlas a Santa Ana por las del cerca de frente a los conventos de religiosas y atravesando por los cantones desde Kalebarria hasta la matadería, poniendo una fuente en el cantón de Goienkalea, y para Ezkurdi por Kanpatorrosteta; pero en el Ayuntamiento la mayoría de la Corporación decidió llevar el agua de Kurutziaga a Ezkurdi por la calle, pórtico y plaza de Santa María, y para los demás puntos un ramal, empezando por junto a la puerta lateral de la iglesia de Santa María hasta Pinondo por Artekalea, desde la que se dividen los caños de la vecindad por los cantones y desde el de Kalebarria haia Intxaurrondo. “Para esto hubo que horadar casi todo el pueblo. Se pusieron en varios puntos bocas para mangas de incendios, las que en todas han probado muy mal y desde pues de haber gastado un dineral no se concluyeron las obras a satisfacción del público”, recoge el volumen publicado en 1868.

Foto Germán-2

Entre la fuente de Ezkurdi y el kiosko hubo un pequeño pozo con fuente. · PHOTO · Foto Germán (Archivo Municipal de Durango)

A juicio de los autores del libro, si en vez de estas obras se hubiese puesto cuatro o cinco fuentes y una sola monumental en diferentes puntos de la villa, hubieran costado menos, se hubiera evitado poner caños de vecindario y las reposiciones que ocurriesen en ellas jamás hubieran sido de gran consideración”.

Fuente Pinondo

Fuente monumental de Pinondo. · PHOTO · I. Gorriti

· A 7 pies de profundidad · Y continuaban con su explicación diciendo que del modo que se han erigido por las calles a 7 pies de profundidad, además de haber “trastornado el hermoso embaldosado de las mismas, la más pequeña avería tiene que costar muchísimo, pues no sabiéndose fijamente en qué punto de entre dos registros está la avería se tendrá que ir soltando las baldosas y cavando en la misma profundidad hasta dar con ella y además del cotes, es una gran incomodidad para la villa.

“Los que han opinado y conseguido que estas fuentes pasen por las calle, se fundan en que las bocas de incendios son muy útiles (la prueba ha tenido resultados contrarios) en que el plano fue aprobado así por la autoridad superior y en documentos que convencerán acaso a los que estén en los antecedentes; pero siempre tendrán en contra de su opinión a mucha parte del pueblo que ha visto su ejecución, y ha clamado en vanos para que se hiciesen de otro modo”.

 

Noticia relacionada y complementaria:

El Ayuntamiento de Durango rehabilitará la “emblemática” fuente monumental de Ezkurdi del siglo XIX

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: ,