39 años del asesinato de los durangueses ‘Txiki’ y ‘Ruso’

I. Gorriti

· La Guardia Civil acabó con las vidas de los durangueses José Mari Arrazola y Alberto, de ETA el 11 de mayo de 1978 en Gernika-Lumo

Una impactante foto nunca publicada que sorteó el franquismo. En el papel positivado en blanco y negro aparece un joven de Durango muerto por balas de la Guardia Civil de Gernika hace justos hoy 39 años. Se llamaba Jesús María Arrazola Ania, de 20 años, y conocido por todos como ‘Txiki’.  Aquel 11 de mayo de 1978, la benemérita dejó sin vida, además, a un compañero suyo de ETA: Alberto García Mármol, alias ‘Ruso’, también de Durango y de 21 eneros. Sus familias y amigos les tienen presentes.

Un amigo de la cuadrilla de ambos rememora hoy aquel momento en el que resultaron muertos cuando iban a subir a al coche Seat 850, matrícula BI-158.783, color gris oscuro, y fueron sorprendidos por guardia civiles. “A Ruso lo abatieron corriendo en la calle de la Cruz Roja sentido a Durango. La ‘pipa’ no la llevaba en la mano, sino detrás. La Guardia Civil le pegó un tiro en la espalda”, rememora. El tomo número 5 de la enciclopedia ‘Euskadi eta Askatasuna. Euskal Herria y la libertad’ (Txalaparta)  agrega que fue atendido por sanitarios de la Cruz Roja y que Ruso les dijo moribundo “no sé hablar euskera”. Minutos más tarde, fallecía entrando al Hospital de Cruces cadáver.

txiki

Txiki se escondió tras unos arbustos. Los vecinos, testigos del suceso, relatan que el activista “tiró la pistola que portaba por encima de los setos”. Fue entonces, cuando a juicio de los amigos de Arrazola, la Guardia Civil “le fusiló, así de claro. Y así lo demuestran el tiro que tiene que le entró por debajo de la mandíbula y otra le atraviesa el zapato en sentido de la suela del zapato hacia arriba, Vamos, que se ensañaron con él”, valoran.

La madre de un ‘polimili’, Andoni Campillo, se ocupó de asear el cuerpo sin vida de Txiki. “Como anécdota, le puso una pegatina de su hijo en la que se lee Andoni, y se ve su cara sobre un mapa de Euskal Herria. Así quedó en en el depósito de cadáveres”, aportan quienes estuvieron allí.

Scan-4-700x450

La hemeroteca del periódico El País da a conocer lo que imprió el tabloide al día siguiente bajo el título de ‘Tensión y disparos en Durango’. “En la localidad de Durango -de donde eran naturales los dos presuntos etarras muertos en ‘Guernica’- pudo observarse un clima de gran tensión por la noche, con la casi totalidad de los bares cerrados”, citaban y daban a conocer que a medianoche se celebró una asamblea en el interior de la parroquia de Santa María, donde se informó de los hechos de ‘Guernica’ y se hizo un llamamiento de huelga general para el día siguiente. “Los asistentes abandonaron precipitadamente la iglesia al oírse cinco disparos, cuya procedencia se desconoce”, queda impreso.

Scan-700x450

Como curiosidad, el entonces titular de la cartera del Interior del Consejo General Vasco, José María Benegas, difundió el mismo día del asesinato de los dos durangueses un comunicado en el que dijo: “Condeno el clima de violencia que en los últimos días está viviendo el pueblo vasco”. Esto ocurría, escasos 9 meses antes de que entrara en vigor la Constitución Española de 1978.

IMG-20150225-WA0004

Los dos féretros llegaron a Durango y en el pueblo se les rindió homenaje. “Fue una pasada. Todo el mundo quería llevar las cajas, y las portamos por ratos los amigos. Es ver las fotografías y te quedas frío. Todo el mundo quiso salir a denunciar sus muertes, todo el pueblo”, valoran.

 

Txiki y Ruso

| TXIKI | En la ‘Euskadi eta Askatasuna. Euskal Herria y la libertad’, informan de que Txiki era natural de un caserío que lleva su apellido, Arrazola y que al de años se fue a vivir al barrio de San Fausto. Era un euskaldun zaharra de 20 años que “solía fumar cigarros Celtas”. De familia humilde, ya con 13 años buscó tener un trabajo y lo encontró como soldador en una empresa pequeña de Tabira, barrio de Durango. En su juventud, comenzó a viajar a Iparralde a tomar parte en reuniones clandestinas del PCE y de MC.

| RUSO | De Ruso, la enciclopedia citada comunica que había nacido en Durango el 2 de enero de 1957 y que era el menor de seis hermanos. A él, fue al único que su padre Jacinto vio nacer. “Con los otros siempre te coincidió durmiendo en un ‘hotel’ de los franquistas”, en referecia a la cárcel. Alberto era hijo de Jacinto García, un miliciano, sargento del batallón Amuategi de UGT, de Eusko Gudarostea. El padre apareció en la lista de deportados que dio el Gobierno en 1976.

IMG-20150225-WA0002

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

One Response to “39 años del asesinato de los durangueses ‘Txiki’ y ‘Ruso’”

  1. Jon dice:

    Sarrionaindiak hauxe idatzi zuen “Lapur banden etika ala politika” liburuan (38 0r.):
    “Borroka armatua autodefentsa bat zen, zapalketaren aurrean duintasun apur bat erakusteko modua. Goio, Felipe eta herriko beste batzuk Iparraldean errefuxiatu ziren egun haietan, Poliziak nire adiskide bat, Patxi, preso hartu zuen, Iruñean. Guardia Zibilak nire beste bi lagun hil zituen, handik gutxira, Gernikan: Alberto García eta Jesus Mari Arrazola. San Faustoko nire lagunak tiroka hil ondoren guardia zibilen buruek izandako konbertsatzioaren grabazioa entzun nuen:
    “-Zorionak, e!
    -Ez, nire guardientzat. Niretzat ez, haientzat!
    -Ez, arraioa, denontzat!
    -Kar, kar, kar, pozten naiz. Zorionak denoi. Hori da hori kapitain adoretsua!
    (…)
    -Gauza bera egin behar dugu guztiekin. Gora Guardia Zibila!”

Deja un comentario

- Obligatorio

- Obligatorio