El proyecto social Jesuiten Etxea celebra mañana diez años de acogida a extranjeros sin recursos y abierto a refugiados

El proyecto social de acogida e inclusión de personas extranjeras sin recursos Jesuiten Etxea cumple diez años. Para celebrar todo el trabajo de formación dispensado, de experiencias compartidas en la residencia cural de Durango y en un piso… en definitiva, lo vivido juntos, han organizado una jornada para mañana. El programa incluye eucaristía, un acto en el salón Arrupe del colegio, la presentación de un vídeo y una paellada farternal para cien personas con música y danzas.

Jesuiten Etxea IBAN

Koldo Katxo SJ, el voluntario laico Joaquín Olaortua, y Juaanjo López SJ. · PHOTO · I.G.

Dejando claro que ni Jesuitak es un albergue ni  que las personas acogidas trabajan en la casa, en esta década, la comunidad hospitalaria ha recibido un total de 49 jóvenes de entre 8 y 30 años, la amplia mayoría de la África subsahariana, de países como Senegal, Nigeria, Mali, Costa de Marfil, Ganha… Y también han acogido a un niño y una niña saharaui, así como a una mujer de Rumanía. “La condición indispensable es la formación, que estudien”, explica Koldo Katxo, presidente de la asociación Jesuiten Etxea en la que trabajan de forma altruista un total de 30 voluntarios, incluidos algunos estudiantes del colegio.

· Futuro · La residencia ignaciana cuenta en la actualidad con ocho jesuitas, dos de ellos no jubilados. El hecho de que la mayoría de los religiosos tengan 80 años les lleva a pensar cómo reestructurar la comunidad en los próximos años. “Ya en el año 2000, el padre Arrupe tras un viaje a Vietnam vio la necesidad de este tipo de proyectos en nuestras comunidades. En Durango vimos que había muchos pisos patera. Pusimos en marcha el proyecto y en contacto con trabajadoras sociales, la CEPA, Sartu, la Mancomunidad, Cáritas… Y en diez años les hemos dado visibilidad y empoderamiento. Tras un año de formación pueden acceder al mercado laboral”, agrega Katxo.

_MG_1353

Jesuiten Etxea da formación y techo a tres jóvenes en la residencia de Jesuitak ubicada en Kurutziaga kalea y otros tantos en una casa de Plateruen plaza. “Hasta junio, estaban en un piso de Berriz, pero ahora una familia nos ha dado la posibilidad de que estén en Durango”, matiza Katxo.

Las personas que han llegado a este servicio de Durango que tiene una duración de tres años lo han hecho de forma muy dura. Algunos cuentan cómo han intentado pasar el estrecho de Gibraltar hasta en tres ocasiones, en cayucos, en pateras, en los bajos de un camión… “El proyecto también nació para acoger refugiados, pero es una vergüenza que no se hayan cumplido los acuerdos internacionales de Europa”, enfatizan.

_MG_1349

Koldo Katxo SJ.

La comunidad también ha celebrado días muy alegres. “Hace poco se casó uno de los jóvenes con una chica de Elorrio. Él consiguió traer a su madre de su país y solo su forma de darnos las gracias lo fue todo”, valora Katxo quien asegura que “la mayoría deciden quedarse por aquí tras los tres años de inclusión que entre todos les aportamos”.

 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

One Response to “El proyecto social Jesuiten Etxea celebra mañana diez años de acogida a extranjeros sin recursos y abierto a refugiados”

  1. Youssouf dice:

    Hola me llamo youssouf tengo 18años nesecito trabajo no me llebo bien con mis padres Ino tengo donde dormir estoy ala calle

Deja un comentario

- Obligatorio

- Obligatorio