‘Mi enraizado verso’, “al verso tirseño de Badi”, por el escritor saharaui Bahia Mahmud Awah

BAhia

Bahia Mahmud Awah

 

· Bahia Mahmud Awah es un antropólogo, escritor y poeta natural de la República del Sahara Occidental

De la tierra dicen que nace el verso de mis dunas,

que brota de un costado cristalino,

como eclosionan del vientre de una duna

verdes espigas de azaran[1],

que los vientos peinan sobre

el suave cuerpo tallado en mil y una curvas.

 

Mi verso el escenario de sueños,

la multitud de acurrucados camellos

que refrescan sobre las húmedas

pestañas de un pozo tirseño.

 

Mi verso es tangible,

patrio,

sencillo,

cercano,

patrimonial,

tradicional,

memoria de pastorcitos,

zancadas de beduinos.

 

Mi verso es franco,

mirada fiel que guarda

por el pasado,

agitado por el presente,

de buen augurio al futuro.

 

Mi verso es un gaf de “tres rojos[2]”,

mi verso es el retoño de un talaa,

mi verso es tu verso que sueña

libertad,

es tu verso que sueña amor,

es tu verso que sueña paz,

es tu verso con ansias de llegar

descansar y en tus labios agonizar

como mueren las dunas en los labios del mar

o como  el sol cae entre los parpados del azul horizonte.

 

[1] Arbusto de esparto autóctono en la vegetación saharaui, que crece sobre las dunas y en tierras de muy finas partículas generalmente en la región sur del Sahara, Tiris. Se fabrican de este arbusto esteras, cestas para el pan y preparación para los granos de cereales como trigos y cebadas.

[2] Tres rojos, حمر اثلاث en hasania “Hmar azlaza”: son las tres primeras estrofas que dan origen a un gaf o verso en hasania. Son los primeros retoños de un talaa, poema, porque partiendo de estos Tres Rojos nace el talaa, el poema.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , ,