CARTA · ‘Arquitectos renombrados’, por Rafael Hidalgo

CARTA · Rafael Hidalgo Segurola

Acerca de los ríos de tinta que están costando el proyecto y realización de la estación de FFCC de Durango, el responsable de comunicación de ETS manifestaba recientemente que estando la estación proyectada por el gabinete de la prestigiosa arquitecta Zaha Hadid, premiada con el galardón de arquitectura PRIKERTZ, una especie de Nobel de esa disciplina, el proyecto tenia que ser forzosamente excelente.

Extrapolando esa idea podría también decirse que todo lo que ha hecho el valenciano Calatrava debería tener el mismo marchamo. Sin embargo nosotros, en Bilbao, tenemos cercanas pruebas de que eso no es así. El The New York Times opina al respecto de ese arquitecto lo siguiente: “La alarmante incongruencia entre lo extravagancia de su obra y el limitado propósito al que sirve”. De modo, que menos lobos con este tipo de arquitectos divos -con los renombrados profesionales en general- ya que su éxito no es garantía de que la totalidad de su obra merezca el calificativo de excelente. La cuestión a superar con este tipo de “prima donnas” es no darles luz verde a todas sus ideas y sobre todo abandonar la sumisión de las propias.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.