Comerciantes y hosteleros de la zona de Herria se unen “para llegar al Ayuntamiento juntos” tras 8 robos sufridos en sus locales en los últimos 10 días

· En uno de los intentos, el ladrón zarandeó y tiró al suelo a una dependienta

· Las víctimas han creado un grupo de WattsApp para estar informados de cualquier alarma

· Denuncian la falta de luz en las calles de la villa 

Propietarios de comercios y establecimientos hosteleros están que arden en la zona del Herria de Durango  y calles aledañas. En los últimos diez días, al menos ocho locales han sufrido bien robos o intentos de robos. En uno de ellos, incluso, la persona que entró a robar zarandeó y tiró al suelo a la dependienta hasta que un compañero salió a defenderla. “Estamos más enfadados que preocupados. Esto es una impotencia… Queremos acabar en el Ayuntamiento, llegar allí y todos, todos juntos, nada de uno que represente a 30 o 40, ir todos, que sea una unión de verdad. Que nos escuchen y se den cambios”, enfatiza una de las víctimas y agrega que “debemos hacerlo junto a la asociación de comerciantes Dendak Bai”.

 

Ayuntamiento IBAN

Ayuntamiento de Durango.

“A estos robos e intentos, hay que sumar los de los garajes que está habiendo. ¡Hay que hacer algo ya!”. En otros puntos del callejero durangués también se han dado robos estos días en comercios, bares y restaurantes: Arripausueta kalea, Andra Maria o Montebideo etorbidea.

· Grupo de WattsApp · Los comerciantes y hosteleros de la zona de Herria han creado ya un grupo de WattsApp para estar conectados en cualquier momento de robo u otras alertas.  “Algo hay que hacer. Si este sistema no funciona habrá que ver qué falla. Los ladrones entran por una puerta y salen por otra. Hay una ley entre comillas que les ampara”, subrayan tras los ataques sufridos en una peluquería, una clínica veterinaria, en un bar, dos fruterías, un kiosko de golosinas y prensa, así como en una panadería.

A juicio de estas personas, el primer cambio que hay que hacer es iluminar las calles. “La Ertzaintza mismo nos ha dicho que no hay luz y que eso es una forma de ponerles las cosas fáciles. Y en el Ayuntamiento nos dicen que encendamos nuestras luces o pongamos focos, pero, ¿por qué tenemos que hacerlo nosotros cuando el Ayuntamiento no lo hace en sus calles?”, se preguntan e insisten: “El primer cambio es la luz. Algo tienen que hacer al respecto. Ya. No podemos facilitarles las cosas si está oscuro”, concluyen.

 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.