Sí, pero, ¿cómo ocurrieron los bombardeos fascistas sobre Durango de marzo y abril de 1937?

maquina-escribir

Mugalari.info

Sí, pero, ¿cómo ocurrieron los bombardeos de Durango de marzo y abril de 1937? Es decir, en ocasiones lo que rodea a los actos conmemorativos que se organizan sobre esta triste efeméride se queda en fotos y textos que lo último que acaban reflejando es lo que ocurrió el 31 de marzo de 1937 y días posteriores de abril, jornadas en las que la villa vizcaina también fue atacada por los golpistas y sus aliados internacionales.

OLEA DURANGO BOMBARDEO

Casas bombardeadas del casco viejo de Durango. PHOTO. Gerediaga Elkartea

En días de Guerra Civil, tras una primera pretensión de arrancar la denominada Ofensiva General, el 30 de marzo se determina que se dé inicio el 31 de marzo. Por lo que respecta al bombardeo de Durango y Elorrio se asigna el mismo al contingente de la Aviazione Legionaria italiana destacada en Soria y Logroño. La operación la ordenaron los militares golpistas Mola, Franco y Vigón “sin miramientos hacia la población civil”, dejaron escrito sin remordimientos. La coordinación de los raids corrió a cargo de la Legión Condor nazi.

Así, el 31 de marzo de 1937 la escuadrilla 214 del grupo XXIV de Bombardeo Pesado [BP] “Pipistrelli” destinado en Soria recibe la orden
firmada por Ferdinando Raffaelli la orden de bombardear Durango. A tal efecto despegan del aeródromo de Soria, comandados por el propio Ferdinando Raffaelli, los Savoias nº 1, 2, 5 y 6 cargados cada uno de ellos con 20 bombas de 50 kilos y 4 bombas incendiarias de 20 kilos.

Los cuatros aviones se dirigen a Logroño donde tras unirse a los mismos, con misión de escoltarlos, nueve cazas Fiat CR.32 de la escuadrilla nº 5 llamada “La Cucaracha” enfilan hacia Idiazabal desde donde se dirigirán a su objetivo de bombardeo, Durango. En este periplo detecta problemas mecánicos el Savoia 81 nº 6 que regresa a su base en Soria abortándose su participación en el bombardeo que finalmente será ejecutado por 3 bombarderos.

Bombardeo Durango 2

Bombardeo de Durango. PHOTO. Familia de Marina Fuster (Benita Uribarrena)

En torno a las 8:30 los Savoia 81 inicia el bombardeo arrojando las primeras bombas en la calle Kurutziaga frente a la antigua ermita de la Vera Cruz. Durante los siguientes siete minutos los tres aviones arrojan en los 350 metros lineales que se sitúan entre la ermita de la Vera Cruz y las casas de la calle Zumalakarregi anexas al rio Mañaria la cantidad de 3.240 kilos de explosivos. Entre los numerosos edificios derruidos por las bombas destacan las iglesias de Santa María de Uribarri y San José de los religiosos Jesuitas que fueron alcanzadas cuando se estaba oficiando misa en las mismas. Asimismo, otro de los lugares que aglutinó gran número de víctimas fue el pórtico de Andra Maria habilitado para celebrarse el mercado agrícola semanal al estar ocupado por el ejército vasco la Plaza del Mercado habitual.

Por la tarde, nuevamente Durango sufrió otro bombardeo también ejecutado en esta ocasión por los aparatos nº 1, 2 y 5 de la escuadrilla 214 del grupo XXIV de Bombardeo Pesado [BP] “Pipistrelli” sitos en Soria escoltados por siete cazas CR.32 de la escuadrilla nº 5 del grupo “La Cucaracha”. En esta ocasión el eje del bombardeo fue Zeharkalea, que urbanísticamente constituye la travesía del casco viejo, y espacios
adyacentes a la misma.

En este ataque vespertino también participaron tres Savoias 81 correspondientes a la escuadrilla 213 del mismo grupo XXIV de bombardeo cuya objetivo constituyeron las instalaciones ferroviarias de Durango donde se aglutinaban los talleres, andenes, depósitos de material rodante…

Bombardeo Durango Tren

Bombardeo de la tarde del 31 de marzo sobre la antigua estación del tren de Durango. PHOTO. Gerediaga Elkartea

La cifra de víctimas es innumerable. Los heridos fueron contabilizados por centenares. Por lo que respeta a los muertos ha sido posible redactar una lista nominal de 300 personas y una de desconocidos que aglutina a 61 muertos. Es posible que algunos de los muertos constituyan en realidad muertos o heridos, posteriormente fallecidos, en el frente de guerra y que fuesen inscritos como fallecidos en el bombardeo de Durango.

Danos_53

Un fascista se mete en un agujero hecho por las bombas en la antigua estación de Durango. PHOTO. Gerediaga Elkartea

También puede haber algún caso de duplicidad al inscribirse en la lista nominal algún muerto por testimonio familiar u otra fuente y hallarse incluido en la de desconocidos redactada e 1937 por el Gobierno Vasco. Visto estos precedentes consideramos, por el momento, adecuada la cifra de 336 víctimas.

La población sufrió nuevos bombardeos en los primeros días de abril. Fue asesinado el 5% de la población de Durango con muertos de los dos bandos. “Sin miramientos hacia la población civil”.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
.