El durangués Anton Arriola Boneta publica un thriller bilbaino titulado ‘El caso Newton’

Mugalari

Anton Arriola Boneta ya cuenta con su cuarta novela: El caso Newton (Erein). Natural de Durango, acumula seis años escribiendo y ultima en estos días su quinto libro: El Valle. El caso Newton se sitúa en Bilbao, en 2001, dos meses después de la caída de las Torres Gemelas de Nueva York. En la capital vizcaina, Arriola registra “una cadena de extraños atentados”. 

ANTON ARRIOLA

Anton Arriola junto a su libro ‘El caso Newton’.

Aunque afincado en Bilbao, Anton nació en Durango. “Nací en Durango, de donde es mi madre Inma Boneta, pero con tres meses nos fuimos a vivir a Bilbao. He vuelto de vez en cuando para reuniones familiares, menos de lo que me gustaría, y recientemente con mis novelas a la Durangoko Azoka o a presentarlas en la Bizenta Mogel Liburutegia. También soy un apasionado de los montes de Urkiola“, enfatiza a este periódico digital.

Ahora, promociona El caso Newton, un thriller entre las fake news y posverdad.  “Esta es la segunda entrega de una saga negra, protagonizada por el excura y profesor de Antropología Ander Azurmendi. La primera entrega fue El Negro y la Gata, aunque se pueden leer de manera totalmente independiente”, matiza el autor de este nuevo libro que “como referencia tiene un aire a El nombre de la rosa“, concluye.

· El caso Newton en profundidad · Bilbao, noviembre de 2001. Apenas han transcurrido dos meses desde la destrucción de las Torres Gemelas de Nueva York cuando en la ciudad vasca se desata una cadena de extraños atentados. Uno tras otro, los pilares de la sociedad se ven golpeados: símbolos religiosos, centros culturales, patrimonio científico… Mientras la ciudadanía se va sumiendo en el desconcierto, el asalto violento a la biblioteca de un catedrático de la Universidad de Deusto ha dado inicio a una segunda cadena de crímenes. En el robo han desaparecido originales de Isaac Newton, junto con el Elogio de la Locura de Erasmo de Rotterdam: se trata de manuscritos antiguos en apariencia sin conexión entre ellos ni con el nuevo terrorismo nihilista.

El rector de la universidad, en su intento de recuperarlos, solicita la colaboración del excura y profesor de Antropología Ander Azurmendi. En el desempeño de esta misión se ve envuelto en una intrincada urdimbre criminal, que resultará formar parte de una conspiración de siglos, y que involucrará al Trinity College de Cambridge y al Vaticano, pero sobre todo, a la logia secreta más poderosa de nuestros tiempos.

El caso Newton nos ofrece una visión de la mezcolanza de realidad y ficción que comienza a definir el siglo XXI, mostrándonos el mundo como un absurdo y trágico reality show.

· Temas de la novela ·

-El engaño: El engaño es uno de los temas principales en todas mis novelas. Normalmente es el protagonista quien se ve engañado por alguien en quien ha depositado su confianza. En ocasiones es la propia vida la que engaña. En El caso Newton hay dos niveles de engaño, por un lado el de la propia trama a sus protagonistas principales, y por otro el del autor al lector. Toda la novela pretende ser un engaño, y servir de muestra de cómo ficción y realidad se entremezclan cada vez más para ofrecernos relatos inciertos. En este sentido, caminamos sobre una fina capa de hielo. Como sabéis en la novela actual cada vez es más habitual el introducir la realidad no ficcionada, en muchos casos la propia realidad del autor. De modo paralelo, en el relato de la realidad que nos hacen sus principales constructores, los políticos, los medios y las redes sociales, cada vez se introduce y propaga en mayor medida un alto componente de mentira. Esto enlaza con el tema de la posverdad o las fake news.

-Contraposicicón entre emoción y razón: Se simboliza en la contraposición de dos antiguos manuscritos que han sido robados de la biblioteca de un erudito bilbaino, catedrático en la Universidad de Deusto. Son primeras ediciones del Elogio de la Locura (Stultitiae Laus) de Erasmo de Rotterdam y del Principia Mathematica de Isaac Newton.

Stultitiae Laus. Una loa a la estulticia, es decir a la estupidez, a la necedad, o a la locura como es traducida a veces. Erasmo de Rotterdam, considerado el primer humanista, le da voz, y ésta se muestra como superior a la razón y como necesaria para una vida feliz. Critica a los estudiosos y reivindica al hombre común. Ignorante pero sabio para la vida, viene a decir. Erasmo elogia a la necedad y a los necios o locos, que viven en la felicidad de su desconocimiento, mientras los filósofos y demás hombres pensantes se marchitan entre elucubraciones que, al final, acaban por no llevar a ninguna parte. Yo creo que Erasmo añoraba realmente la locura de las pasiones, incluso la sencillez animal del hombre no ilustrado, por otro lado tan ajena a su modo de ser (era ante todo sacerdote católico). Es difícil determinar cuánto hay de pura ironía y cuánto de pretensión de verdad, pero yo creo que Erasmo debía de estar algo aburrido de sí mismo, ya que buscar respuestas es una tarea muy ardua y frustrante. A veces debía de envidiar a aquellos que viven la vida tal como les viene dada, sin pretensión alguna de intentar explicarla. Con más pasión y menos raciocinio. Tal vez, como indica Stefan Zweig en la biografía que le dedicó, la misión vital de Erasmo fue realizar la síntesis armónica de lo contradictorio en el espíritu de la humanidad.

Philosophiae Naturalis Principia Mathematica. Es el libro más importante de Newton, donde desarrolla la ley de la gravitación universal. Está considerado por muchos como el libro científico más importante de la historia.

Qué pueden tener que ver un libro de física del padre de la ciencia y una extraña parodia del primer gran humanista. Desde luego, no el tema, ni tampoco la época —transcurrieron casi dos siglos entre la publicación de los dos libros, siendo el Elogio de principios del siglo XVI, mientras el Principia era de finales del XVII—. Tal vez, si acaso, podría decirse que los dos libros están en las antípodas el uno del otro: el primero dedicándose a elogiar la locura humana, mientras el segundo establece las bases de la ciencia, la cúspide del raciocinio. Pasión frente a razón, ¿puede estar ahí la clave?

CASO_NEWTON_D07

-Nihilismo: En la novela se desata en Bilbao una cadena de extraños atentados, reivindicado al parecer por un grupo de extrema izquierda cercano al nihilismo. El nihilismo establece la nada como base existencial; la negación de toda proposición sobre el sentido de la vida; el rechazo a toda fuente de autoridad, a todo artículo de fe, dogma, o idea preconcebida. Es una reacción visceral ante un mundo que no satisface. Pero no presupone el hundimiento del ser humano, sino que opta por el vitalismo sin limitaciones. Hay actualmente una reacción ante la autoridad prescriptora que tiene algo de nihilista. Esa autoridad se ha difuminado y descentralizado, principalmente por la fuerza y capacidad de trasmisión de las redes sociales. Es notable el rechazo a las “voces expertas” que se dio entre gran parte del electorado en la votación del Brexit, o en la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU. Venían a decir: “los datos siempre se pueden modificar, yo prefiero atenerme a mi opinión”. Y aquí enlazamos con la posverdad.

-Posverdad: En 2016 el Diccionario Oxford eligió posverdad como palabra del año. El concepto hace referencia a “circunstancias en las que hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública que los llamamientos a emociones y creencias personales”. En noviembre de ese año, Donald Trump ganó las elecciones generales de EE.UU basando su campaña en este nebuloso concepto, que conjuga realidad y ficción a la medida de los intereses particulares. Este concepto subyace bajo la superficie como motor de la trama de la novela.

El caso Newton es la segunda entrega de la saga de Ander Azurmendi. En la novela anterior, El Negro y la Gata, Azurmendi se presentaba como un cura muy atípico, que tiene un amante y no cree en el Dios cristiano. En esta nueva novela el protagonista ha evolucionado: finalmente le han echado de la parroquia y le han recogido los jesuitas como profesor de Antropología de la Universidad de Deusto. Además, ha pasado de ser un personaje atribulado a ser alguien más risueño e indolente.

También repiten el resto de personajes principales de la primera entrega: Ane, la herborista, pareja de Azurmendi, Kundera, su extravagante amigo, con el que seguirá compartiendo reflexiones, y Barrutia, el subcomisario de la Ertzaintza, el prototipo de policía honrado y comprometido. De hecho, las relaciones entre Azurmendi y Ane juegan un papel muy importante en la novela. Van a sufrir una crisis importante con episodios de infidelidad, aunque al final no serán lo que parecían. Estos encuentros y desencuentros y el resto de relaciones personales que se desarrollan en la novela permiten también proveer de descansos al lector, ya que por lo demás la trama tiene un ritmo muy frenético.

Otros dos personajes esenciales de la novela son dos personajes históricos, importantísimos en la historia del pensamiento occidental: Isaac Newton y Erasmo de Rotterdam, que son de alguna manera los protagonistas de la trama principal. Newton es bien conocido como el primer científico y uno de los mayores sabios de la historia. Pero fue además un personaje muy oscuro, que practicaba la alquimia en un laboratorio secreto y tuvo una estrecha relación con las grandes herejías religiosas de la época. Por su parte Erasmo fue sacerdote católico y el primer gran humanista, sin embargo su obra más conocida es El elogio de la locura, una sátira donde critica la razón y ensalza las pasiones, y reivindica al hombre común, situándolo por encima de reyes, obispos y pensadores. En la novela el robo violento de manuscritos de estos dos sabios, el Principia Mathematica de Newton y el Elogio de la locura de Erasmo, de la biblioteca privada de un catedrático de Deusto, origina la cadena de extraños crímenes que conforma la trama principal. La relación entre estos dos manuscritos da pie también a confrontar pasión frente a razón, que es uno de los temas de la novela.

Hay también una trama paralela se desata en Bilbao una cadena de atentados desconcertantes, cometidos por radicales nihilistas y en apariencia sin relación con la trama principal. Todo ello ocurre entre Bilbao y Cambridge, y también se ven involucrados el Vaticano, la Universidad de Cambridge y una logia secreta extremadamente poderosa.

No he querido citar a los malos, los personajes malvados que aparecen, por no desentrañar la trama, pero decir que son unos cuantos y muy retorcidos y perversos.

Así que como veis es una novela con muchos elementos y cierta complejidad, pero en la que también intento tomarme el tiempo para desarrollar con cierta profundidad a los personajes y las relaciones entre ellos.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.