‘Hasta los torreones’, por Guillermo Ansorena

44 - Guiller en el Café Slavia

Guillermo Ansorena

· Licenciado en Sociología y autor de los blogs: “Guillermo Ansorena” y “Poética Épica de Durango”

No me gustan las torres de marfil ni hormigón
y pro soterramiento, no torrificación
era… y por disciplina de voto y sumisión
a mi ex partido sí voté y pido perdón.

¡Y de entonces acá cuánta corporación!
¡Y han cambiado unas comas, mas no la decisión!
¡Y no nos dan ni voto ni voz! ¿Y la razón?
¡Es que por el tejado se empezó el torreón!

Y el señor de los suelos, rey de la construcción
y amo de las finanzas y la especulación
en las almas no piensan ni en pulmón… ¡Sí en pastón!

No me gustan las torres, se lo dice un peón
y para el capital más que el trabajo son
y nos pasan factura y ¿hay o no “comisión”?

05 – 07 – 2018

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.