‘Un Durango de ensueño’, por Guillermo Ansorena

44 - Guiller en el Café Slavia

Guillermo Ansorena

 

Por un Durango a los cuatro vientos lanzado

y sin la cruz del aire con cara de pecado

y con trabajo a mares y el paro desterrado

y sin la mano larga ni bruto desalmado.

 

Por un Durango a pie y a pedales pensado

y sin humos de escape ni ser atropellado

y con la alfombra verde y el entorno cuidado

y sin cerrar la puerta a quien la haya tocado.

 

Por un Durango en forma y sano y cultivado

y sin barrios sin vida ni el muerto en despoblado

y con clase y sin clases y hasta el fondo igualado.

 

Por un Durango en obras sociales y humanado

y sin la herida abierta ni olvidar el pasado

y con la fiesta en paz y después lo gloriado.

 

14 – 09 – 2018

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.