FOTOS DEL AYER · El alcalde de Durango en el Palacio Real de El Pardo ante Franco en 1944

FOTOS DEL AYER · Ayer, se cumplieron 42 años de la muerte del jefe de estado totalitarista Francisco Franco. En este medio publicamos que el Ayuntamiento de Durango le concedió las medallas de oro siete años después del bombardeo de la villa de 1937 y que la Corporación local se las denegó  por unanimidad en 2009 con los votos de PNV, PSE-EE, PP, Aralar, EB y Grupo Mixto (ANV). Estas tres últimas tres formaciones presentaron la propuesta. Hoy, el archivero municipal de la localidad recaba datos de la relación de aquel militar y Durango. Aporta una fotografía del alcalde de entonces en la residencia del militar El Pardo. 

Franco alcalde Durango DURANGOKO UDAL ARTXIBOA

El alcalde de Durango, Justo Uribasterra Erdoiza, lee el acuerdo municipal en presencia de Franco en el palacio de El Pardo. PHOTO. Durangoko Udal Artxiboa

 

Texto: José Ángel Orobio-Urrutia

· Durangoko Udal Artxiboa

 

Aunque no puedo asegurar la fecha exacta Franco estuvo en Durango en 1937 tras la entrada de las tropas nacionales en la villa. Posteriormente, el 11 de septiembre de 1941, en un viaje a San Sebastián se detiene brevemente en Durango y entra en la iglesia de Santa María donde reza una oración ante la imagen de la Virgen de Uribarri

El 15 de noviembre de 1944 se acuerda enviar Madrid a una Comisión presidida por el alcalde Justo Uribarrena Erdoiza para “entregar al Caudillo y sus distinguidas esposa e hija las respectivas medallas que el Ayuntamiento las dedica, así que también a los Excmos. Sres. D. Esteban Bilbao Eguía y D. Rodrigo Vivar Téllez Presidente de las Cortes españolas y Vicesecretario General del Movimiento, respectivamente los pergaminos con los nombramientos de hijos adoptivos de la villa“. En la imagen se puede ver al alcalde leyendo el acuerdo municipal en presencia de Franco en la audiencia que les concedió en el Palacio Real de El Pardo.

Posteriormente, en los años 60, tras edificarse el  Matadero y urbanizar el camino desde Ezkurdi hasta él se decide llamar a esa vía como Avenida del Generalísimo. En 1978, se cambia el nombre por el actual de Askatasun etorbidea.

En sesión del Ayuntamiento del día 26 de mayo de 1972, con motivo de la conmemoración del IV Centenario de la confirmación del Fuero se acuerda distinguir al Generalísimo Franco “en testimonio de inquebrantable adhesión de esta Corporación Municipal y del pueblo de Durango […] se acuerda la concesión de la Medalla de Oro de la Villa”. Se acuerda por aclamación, así como agradecer al Príncipe por su visita a la villa el 28 de octubre del año anterior.

El mismo día de su muerte, el 20 de noviembre de 1975, se reúne el Ayuntamiento en sesión extraordinaria en la que, tras rezar una oración por su alma, se dice “para él elevamos al Señor nuestra oración y sigamos firmes en el trabajo y en el amor que siempre demostró y nos ha legado en su testamento político: España y la unión de los españoles”.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.