CONCIERTO DE IDOIA BEDIAGA: “Me dicen que mi voz da paz”

Mugalari Kultura

Que te digan que tu voz da paz en los tiempos tan convulsos y guerreros que vivimos es una cualidad a transmitir saludable. Y es que hablar de Idoia Bediaga es hablar de La Voz, el concurso televisivo que amplificó sus cuerdas vocales a los cinco continentes, desde donde aún se le recuerda con cariño. 

Dueña de una voz que acuna, con una fisonomía propia, una estética superior a la de cualquier otra cantante, con una puesta en escena casi onírica, la de Abadiño regresa al directo en un concierto muy íntimo que dará el sábado en Bedats Taberna, de Matiena (22.00 horas). Acudirá desnuda musicalmente: solo con sus cuerdas vocales y las seis de su guitarra. Un regalo.

DSC_0094

Idoia Bediaga. PHOTO. Amaia Gil

No comprendo aún que no tenga un disco grabado. ¿Por qué?

Creo que nunca me he decidido a grabar un álbum por inseguridad. Miedo al fracaso, al rechazo, a no gustar. Pero no por parte de la gente, si no por mí. Soy muy exigente conmigo misma y siempre he sabido que quería hacer algo muy perfecto, estético, muy íntimo y personal. Para ello hay que lanzarse, y estoy buscando el momento idóneo.

¿Le surgieron oportunidades tras vibrar tanto en el  famoso programa televisivo La Voz?

Sí. Me surgieron muchas oportunidades. La gran mayoría eran para darme a conocer a nivel nacional y para poder entrar un poco en un escaparate musical del que no sabía nada. También he de decir que no quise buscar nada más allá, no encontraba el momento, el lugar ni el estilo que quería explotar.

El sábado brindará con su guitarra un concierto muy íntimo en Bedats. ¿Cómo será?

Intentaré seguir siendo yo misma aunque lleve mucho tiempo sin tocar en público. Creo que será un concierto de Idoia Bediaga con más canciones en castellano, temas propios y nuevas versiones en inglés, pero a la vez, manteniendo las versiones que siempre me llevarán consigo como por ejemplo Cigarettes de Russian Red.

Actuará en un bar, lugares en los que el público irrespetuoso en ocasiones habla más alto que la persona que está actuando. ¿Cómo lo lleva?

Me molesta un poco, pero es normal que se hable y se comente en un bar. Si es muy insistente, respetuosamente pido silencio, y listo. Eso nunca me ha molestado para nada. Creo que les molesta más a los que vienen a escuchar que a mí. (Risas).

¿Cómo recuerda aquellos días de La Voz, de estar en lo más alto?

La verdad es que los recuerdo con mucha pena por no seguir viviendo la música con aquella intensidad con la que la vivía, y a la vez con rechazo por las malas pasadas que me jugaron los nervios y  la tensión. Pero siempre recordaré esa época como algo muy sano y lleno de felicidad. Gané amigos y compañeros de profesión y, por otro lado, conocimientos musicales que no sabía ni que tenía dentro de mí.

Le he visto escribir “muero de amor” por la música de Lana del Rey…

(Risas) Sí, muero de amor por la gran Lana del Rey. Siempre he escuchado música muy variada, menos de la que me gustaría, pero sí que es verdad que junto a Lady Gaga y Russian Red, Lana del Rey es mi mayor ídola. Lana es una artista que me desgarra hasta dentro y que sus letras y su voz me llenan tanto que he llegado a llorar en las dos ocasiones que he podido escucharla en directo. Amo a las artistas que componen para sí mismas, que tienen alma y algo que decir.

¿Cómo le dicen que es el sello de su voz?

Algunos creen que es una voz que transmite, que llena y que es bonita de escuchar. Me dicen que da paz. Yo simplemente creo que nací con unas cuerdas vocales que saben afinar sobre una base de melodía y doy gracias todos los días a ama y aita por habérmelas dado.

¿Es prolífica haciendo canciones?

Pues la verdad es que sí, pero no les dedico tanto tiempo como me gustaría. Intento guardármelas para mí porque siempre me ha costado sacarlas hacia fuera. Me siento mas cómoda haciendo versiones la verdad.

¿Cuándo surge la inspiración?

Creo que la soledad, la tristeza, la ansiedad me inspiran. Escribo cuando me sale pero sí que es verdad que las canciones salen de la negatividad.

¿Cuál es su primer recuerdo con una guitarra en la mano?

Mi primer recuerdo con guitarra en mano fue un día de verano cuando mi madre me trajo del rastro una guitarra acústica. No sabía ni tocar y hasta que aprendí y empecé a dar clases pasaron un par de años. Vi que era un instrumento bastante universal y me lancé.

Creo haberle visto en directo cantando al frente de un grupo… 

Sí. Lo recuerdo como algo súper chulo, con Farewell. Quizá fue la primera vez que me subí a un escenario de verdad con un estilo que no tenía nada que ver conmigo y fue genial. Ir a ensayar los sábados, estar en grupo, compartir música que nos gustaba a los cinco…

Sabido esto. ¿No echa en falta tener una banda propia en la actualidad?

A veces sí, pero me gusta mucho estar en mi soledad y trabajar en la intimidad. Es como más cómoda me siento. Intento ser lo más independiente musicalmente hablando.

Echando de hemeroteca, leo que había quien le veía como la “propuesta perfecta” para Eurovision… ¿Lo recuerda?

Sí, la verdad es que estas redes de Eurofans me querían ver en Eurovision porque les parecía una propuesta distinta. No sé si hubiera ido, quizá representando a Euskal Herria si me hubieran dejado.

Tiene voz de sobra, estética de sobra, puesta en escena de sobra… ¿Qué cree que le falta para volver a lo alto de la noria musical?

Grabar ‘el’ disco.

 

· CON OCHO BASTA

Un disco: Born To Die, de Lana Del Rey.

Un libro: Drácula, de Bram Stoker.

Una película: Interstellar, de Christopher Nolan.

Un bar: Bohemian Lane de Bilbao.

Una heroína: Ama.

Un ídolo: Elvis Presley.

Una actriz: Jessica Chastain.

Un actor: Johnny Deep.

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , , ,