‘Voz y voto’, por Guillermo Ansorena

44 - Guiller en el Café Slavia

Guillermo Ansorena

No sé si usted va a ir a votar o si no,

ni sé en caso de que vaya qué va a votar,

pero mi voz me dice

que ya que tengo voz

ponga voz a mi voto

y ya que tengo voto

ponga voto a mi voz.

Y es que si la voz vota

y hace votos por algo,

el voto alza la voz

y vocea y habla.

¡Con la voz alta y clara!

¡Con el voto alto y claro!

Y mi voz y mi voto

por principios no van

a parar al final

ni a quien dice las cosas que va a hacer,

pero no luego no hace lo que dijo que haría,

sino que van a quien haya hecho lo que dijera que iba a hacer

y vaya a hacer lo que haya dicho que hará.

Ni a quien en la campaña se patea el pueblo

de arriba abajo

y tras la misma le repatea el pueblo

de abajo arriba.

Ni a quien habla del fin de la historia

y de la lucha de las ideologías

y quiere hacer historia

con la propia ideología

de,

primero,

su Dios

y lo suyo va a misa

y me decís amén

y si no, hostias y hostias

y más hostias y hostias.

Segundo,

su patria

y el todo por la patria

y patria solo hay una

que es la de arriba España

y el yo soy español,

español,

español

y ellos y ellas también

y si no, a por ellos oé,

a por ellos oé,

a por ellos oé,

a por ellos oeoé.

Tercero,

su Rey

y su Reina

y su Copa del Rey

y Copa de la Reina

y la Roja,

la Roja

y ¡Hala Madrid!

¡Hala Madrid!

y nada más

que ¡Hala Madrid!

y el gol

en el campo

y por toda la escuadra

y tarjeta amarilla

y la tarjeta roja

para el rojo y la roja

y los separatistas

y las separatistas

y olé y olé y olé.

Ni a quien es ser la Ley y también es el Orden

y pide, porque aumentan los robos

en casas y en la calle,

más y más policías

y mucha policía

y poca solución,

cuando tiene en su casa de Génova

y de La Moraleja…

los mayores ladrones

y mayores ladronas.

Ni a quien con la derecha

se pone la medalla

del fin de ETA

y con la izquierda se quita

la medalla de mierda

del principio de los GAL.

Ni a quien en la Puerta del Sol

quería hasta la Luna

como el asalto al cielo,

mas siendo ya una estrella

en la esfera política

quiere y puede un chalet

como los de la casta

y mucha, mucha pasta

y mucha y mucha pasta.

Ni a quien prefiere el pacto a la española

con el PSOE

y el PP de muleta

que el pacto a lo abertzale

con Euskal Herria Bildu.

Ni a quien en vez de consultar al pueblo

y de que el pueblo hable,

consulta con el Reino

y con el Capital

y el Partido

y la Iglesia

y la Prensa

y Ejército

y otros tantos poderes

y hace lo que estos mandan.

Ni a quien viene a Durango como ese turismo venido de Madrid

que le suena la villa duranguesa solo por las noticias

de algún etarra

¿muerto?

Muerto no,

detenido,

pero sin torturar,

claro está,

que las torturas

son de manual

de ETA

y cuentos

de la ONU.

Y no ha oído ni hablar,

pero ni hablar, oiga,

ni hablar

de los bombardeos de Durango

ni de Martxoak Hogeita Hamaika

o asesinos a sueldo

o de Gernika berriro sutan.

Ni a quien me viene a la memoria,

a mi “mala” memoria,

que dijo

que le da pena

que un pueblo como Durango,

tan bonito,

y que le recuerda a rincones de Europa

como Estrasburgo,

sea tan poco conocido,

y le voy a decir la verdad,

mira que en Durango nos conocemos todos

y todas

y de toda la vida,

pero a quien ha dicho lo que he dicho

no le conozco ni de oídas

y lo que dice

reconozco

que se me hace conocido

y es que me suena

a que quien ha dicho lo que he dicho

más que un Durango estrasburgués

lo quiere extraburgués.

Ni a quien viene con muchas rosas,

luego con más espinas,

mejor dicho aguijones,

y aroma de los ricos,

no de pobres, ni obreros,

ni obreras,

y el socialismo, pero sin Marx…,

o sea, sin socialismo

y con lo español a puñados

y más puñados

y puñados

y más puñados.

¿O no son estas verdades como puños?

Ni a quien quiere vender la moto

de la bici y a pie y del transporte público

y luego hace qué y planes renove para el coche

y carretera y manta.

Ni a quien habla de Stop a agresiones machistas.

¡Y por mí por supuesto que Stop a cualquier agresión!

No solo a las machistas.

¡A cualquier agresión!

¿Y es que por qué no pone Stop a las Balas de Goma,

sino que le da al play, por ejemplo, a las mismas?

¿Y qué ha sido del Stop a las concertinas?

¿Las va a quitar España y las pone Marruecos?

¿Y el Stop Mare Mortum?

¿Y el Stop la tortura?

¿También a la animal?

¿Y el Stop los Desahucios?

¿Y Stop la dispersión?

¿Y el Stop a los plásticos?

¿Y el Stop a emisiones?

¿Y Stop racismo qué?

¿Y el Stop al fascismo?

¿Y Stop la monarquía?

¿Y Stop presos políticos?

¿Y Stop presas políticas?

¿Y el Stop a las armas?

¿Y Stop a cinco torres?

¡Y Stop y Stop y Stop!

¿O tan solo hay Stop a las consultas

y a los referéndums de autodeterminación?

Ni a quien pase por constitucionalista

con la Constitución

como cárcel de pueblos y de la clase obrera

y pase

por gran estatutista

con el Estatuto del siglo XX incumplido

y a este paso sin cumplir ni en el XXI.

Ni a quien es ser “demócrata de toda la vida”

y franquista hasta la muerte.

Ni a quien prefiere antes una Euskal Herria… rota que una España rota

y me diga que con nuestra Euskal Herria hecha se rompe España

y no que con su España hecha se rompe Euskal Herria.

Dicho lo cual,

supongo

que ya sabrá por quién vota mi voz

como por quién habla mi voto.

¿O no?

 

22 – 05 – 2019

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.