Vecinos de Durango lograron que no se derribaran el Arco de Santa Ana y el Pórtico de Santa María en 1881

¿Sabías tú que lees esto que el pórtico de Santa María –Andra Mariako Elexpea, en su toponimia correcta en euskara-, catalogado como monumento artístico en la actualidad, estuvo en peligro de desaparecer en el año 1881? También el Arco de Santa Ana, que se construyó en el lugar que anteriormente hubo otro. Todo ello porque la estética del momento quería una calle recta, Artekalea.

Lo relacionado con el Arco de Santa quedó impreso en un documento titulado Una instancia de los vecinos pidiendo que no se derribe el arco de Santa Ana queda sobre la mesa. Gracias a la labor de aquellas personas, a día de hoy, 138 años después, ambos monumentos continúan ahí.

ARCO DE SANTA ANA (1)

Arco de Santa Ana. PHOTO. Oficina de Turismo de Durango

La instancia dice de forma íntegra lo siguiente:

“Se leyó y quedó sobre la mesa la propuesta del Señor Presidente la siguiente instancia elevada por un gran número de vecinos: “Ilustre Ayuntamiento de esta villa de Durango. Los vecinos que suscriben con la debida consideración, exponen V.S., noticiosos de que se trate en el Ayuntamiento, del derribo del arco de Santa Ana, directa o indirectamente, con una alineación que no es conviente; y, siendo el arco de Santa Ana, el más bello de los que se conoce en estas comarcas; un arco singularmente conmemorativo, para el que nuestros antepasados hicieron supremo sacrificio de costearle, cuya lucida galería ha sido, en todo el tiempo de los exponentes, el sitial de honor, desde el cual preside de galas el Ayuntamiento las animadas y alegres fiestas de Santiago de Santa Ana con otros recuerdos honrosos y cuyo arco llena y produce una vista agradable desde el afamado pórtico de Santa María recurren: Suplicando a V.S: que, en vez de ‘derribarle’, se sea despejado; que se deje libre de las obras adosadas que le quintan parte del mérito, indemnizando, si así procede, terreno accesorio y las adosadas obras al propietario, si por ello tuviese perjuicio, aunque los exponente creen que dicho arco embellecerá y honrará más si cabe”.

INSTANCIA-2

Instancia facilitada por Kultura Kultura.

Siguiendo la moda de alineación de calles de la época, el arquitecto del Ayuntamiento de Durango, Kasto Zabala, utilizó la siguiente argumentación con el fin de demolerlo. Sorpréndase: “El calificativo de monumento en el orden artístico es impropio, pues tanto el estilo como la construcción no representan ni a la belleza ni a la solidez necesaria a esta clase de recintos”.

Arco 3

Arco de Santa Ana en una obra antigua. PHOTO. Kultura Kultura

El Arco de Santa Ana o Puerta del Mercado

Según información facilitada por la Oficina de Turismo de Durango -con sede en Kurutziaga kalea- el Arco de Santa Ana es el único testimonio de las seis puertas con las que contaba la antigua muralla que rodeaba en tiempos pasados la Villa.

Por el Arco de Santa Ana, antiguamente llamado “la Puerta del Mercado”, circulaban las mercancías que garantizaban la subsistencia de Durango.

La actual puerta es una construcción del siglo XVIII que sustituyó a otra anterior. La puerta que hoy contemplamos tiene forma de arco de triunfo y es de estilo barroco.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.