‘Amor de vasco’, por Guillermo Ansorena

Guillermo Ansorena 4

Guillermo Ansorena

Digo que

podríamos tomar las armas

y retomar la lucha armada

y seguir con la guerra

o el conflicto político-militar

y digo seguir

porque en Euskal Herria

no habrá verdadera paz

hasta que no haya libertad,

igualdad

y justicia.

Decía que

podríamos tomar las armas

y retomar la lucha armada

y seguir con la guerra

o el conflicto político-militar

pero no lo vamos a hacer,

¡no!,

¡no lo vamos a hacer!

porque vamos a practicar la lucha política

e institucional

hasta el final.

Hasta ser libres,

independientes

y construir un Estado Vasco.

Y aunque ya ha habido en la historia quien ha dicho que

“La lucha de Euskal Herria por su independencia sin el PNV es difícil,

pero con el PNV es imposible”,

la verdad es que sin el PNV,

con el PNV

o contra el PNV

y contra todos los demás partidos políticos,

(y digo contra todos los demás porque el pueblo

no necesita representantes que al final no lo representan,

sino representarse a sí mismo,)

la realidad

es que debemos luchar por nuestra independencia y libertad como pueblo.

Independencia y libertad que con el apoyo del pueblo son posibles

y sin el apoyo del mismo imposibles.

Por este motivo,

pueblo a pueblo,

taller a taller,

barrio a barrio,

calle a calle,

casa a casa

y persona a persona

debemos de convencer

boca a boca

y escrito a escrito

y canto a canto

y con todo lo que tengamos a mano

a la gente en particular

y al pueblo en general

de que la independencia y la libertad de Euskal Herria

es lo mejor para su bienestar.

Y es que ser libres e independientes

es lo mejor que nos puede pasar como pueblo.

¡Lo mejor!

¿O es que acaso ser tales es lo mejor

en todos los órdenes de la vida,

excepto en el político?

¡Y un jamón!

¡En el político también!

¡No depender de nadie

ni de nada

es el ideal!

¡Porque a mayor independencia

y libertad,

mayor bienestar!

Y no hablo solo del económico,

sino del social,

cultural,

laboral,

personal,

etcétera.

Esto lo sabe cualquiera,

sobre todo quienes son libres e independientes

y nos niegan serlo

porque nos mantienen presos y dependientes.

¿O no quieren lo bueno para sí mismos

y lo malo para nosotros?

¿Hay algún ingenuo que crea lo contrario?

¡A luchar, pues, camaradas, a luchar!

A luchar sabiendo que

no es el euskera lo que nos hace vascos,

ez dela euskara euskaldun egiten gaituena,

¡cuánta gente sabe euskera y se siente española hasta la médula!,

sino que es la voluntad de ser vascos

y el amor de vascos

y el deseo de ser vascos

lo que nos hace vascos.

El euskera nos hace vascohablantes,

euskaldunak,

mientras que la voluntad

y el amor

y el deseo de ser vascos

nos hacen vascos,

vascohablantes

o no.

¡A luchar, pues, camaradas, a luchar!

 

30 – 01 – 2020

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , ,