QUÉ VER EN AMOREBIETA · El Calvario de 1733 que «se hizo a espensas de Da Ma Benita de Zelayeta»

K

Uno de los lugares más carismáticos del centro urbano de Amorebieta-Etxano es el Calvario, plaza de encuentro de muchos zornotzarras o parada del Concurso de bandas de calle Haizetara que se celebra cada junio. Las cinco cruces allí ubicadas cuentan con inscripciones que datan del siglo XVIII. Hacen referencia a un vía-crucis construido en el municipio por donación de la vecina, María Benita Zelaieta (o Zelayeta). En febrero de 2018, uno de los cruceros amaneció, incomprensiblemente, roto. 

kalbario gurutzea

Calvario. PHOTO. Ametx

Según un estudio etnográfico de José María Etxeberria, de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, en la calle Convenio -que recibe su nombre por un acuerdo carlista histórico- empieza en la plaza del Calvario. “Aquí terminaba el vía-crucis que venía desde la iglesia parroquial de Santa María. Las cruces correspondientes a cada estación estaban construidas a lo largo de la calle Jaime Jauregi. Todavía quedan algunas entre la parroquia y el puente que cruza el río Ibaizabal. En esta plaza del Calvario quedan tres cruces, la de Jesús y las de los dos ladrones, hechas en piedra arenisca. También hacia atrás, a partir de la del centro, hay tres cruces hechas con cemento. La central tiene una inscripción en el bloque que hace de base: «Se hizo a espensas de Da Ma Benita de Zelayeta Rezen un AVEMa 1733»”.

Un bonito ejemplo de Arte barroco

Fuentes municipales aportan que estos vía-crucis originariamente, se comenzaron a utilizar como único cruce de caminos en las últimas décadas de la Edad Media. Aún así, “siendo una escultura del siglo XVIII, en la mayoría de los pueblos de nuestro alrededor, se convirtió en un conjunto de cruces presente en todos los cruces de los pueblos. La razón de pasar de la cruz única originaria al conjunto de cruces radica en las características de los modelos artísticos de cada época”, valoran.

El Calvario de Amorebieta-Etxano es un ejemplo de Arte barroco y quienes esculpieron las diferentes cruces, “buscaban el dinamismo, el adorno excesivo”. Los vía-crucis anteriores del gótico y renacimiento, sin embargo, “buscaban la simpleza y la elegancia del mundo clásico”.

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , ,