‘Amar el mundo, su abundante presente, es obtener más luz’, por A. Serendipia

Anisia

Anisia Serendipia

 

La exposición de MARTZ (Martzel Nascimento) que lleva por título Ni arte ni vandalismo podrá visitarse hasta el 29 de febrero en Zelaieta Zentroa de Amorebieta-Etxano. Bis sextus dies ante calendas martii, el 29 de febrero, último día de la muestra, Martzel impartirá un taller de iniciación al grafitti para personas a partir de 16 años,  las interesadas pueden apuntarse en Zelaieta Zentroa hasta el día 28.

 

MIS OJOS, QUE CODICIAN COSAS BELLASObjet le plus précieux: la femme-objet. He recordado esta “provocación”, dada una vez como respuesta por el siempre provocador Serge Gainsbourg, al ver ese gran dibujo que muestra un cuerpo perfecto de mujer despersonalizado por la atribución de una cabeza de gamba, (para mí) perfecta denuncia del rol de la mujer “objetizada”, objeto de consumo. De paso he recordado que la que fuera casa del cantante hasta su muerte, en el 5 bis rue de Verneuil de París, “reaparece” desde entonces cubierta de graffitis y poemas (de tiempo en tiempo la pintan de blanco).

Martz2

AUTOR · MARTZ

 

_Ni arte ni vandalismo_ Considerado como vandalismo por muchos, el “efímero” graffiti es ilegal o paralegal en la mayoría de países. Todavía el año pasado se inauguró en Madrid una exposición [“no autorizada por el artista”] de título BANKSY: Genius or Vandal?, y leo que el mismo Ai Weiwei ha admitido en más de una ocasión no estar seguro de que lo que hace pueda ser considerado un arte y menos aún que su obra haya de tener el interés comercial y mediático que está teniendo. De hecho, le resulta del todo indiferente. Así pues encontramos que mientras Bansky es objeto de exposiciones en centros gestionados por la “administración” esta misma “administración” persigue a quienes lo imitan spray en mano sobre las superficies ciudadanas, sobre los muros desollados… un ejemplo más de la contradicción en la que está sumida la “realidad” en la que vivimos hoy. En palabras del comisario de la citada exposición celebrada en Ifema en 2019, que tuvo que ser prorrogada dado el éxito de público, “Banksy ha adquirido la categoría de fenómeno y es uno de los artistas más brillantes e importantes de nuestro tiempo. Su trabajo es un desafío para el sistema, una protesta, una marca extremadamente bien construida, un misterio, una desobediencia a la ley… Queremos que cada visitante de esta exposición pueda resolver por sí mismo quién es realmente Banksy: ¿un genio o un gamberro?, ¿un artista o un empresario?, ¿un provocador o un rebelde? Nuestra exposición pretende mostrar la profundidad del talento de Banksy, sus múltiples capas y dimensiones para que sean los propios visitantes quienes piensen y decidan. Su trabajo, siempre actual y muy completo, profundiza en el alma de cada uno de nosotros. Supongo que todo esto lo convierte en un genio para mí”.

 

Presionismo: ¿Por qué pintamos las paredes?_ Del arte rupestre al spray postmoderno solo se encuentra la fina línea trazada por el artista pertinaz que busca su espacio en la realidad. Un grito de protesta con un sentido estético perseguido por una censura ignorante; colorido y espontáneo arte encontrado en la calle que impresiona por la pericia y el manejo del spray del artista. En muchos lugares los vemos formar parte del fondo patrimonial de las ciudades, y es Manhattan, y es Belfast, y es Berlín, y es Nantes, y es La Habana: “devuelvan a  Elián a la patria” , y es aquella pared de Berrio en Durango a la que tantas veces nos mandaba mi padre para ver los dibujos allí aparecidos por arte de birlibirloque. Ver en Mugalari Kultura la fotografía de Martzel Nascimento, un chico resplandeciente como un Rey Mago de Oriente, y pensar en Basquiat sentado en su trono con un gato en el regazo y sus pantalones salpicados de pintura era inevitable, igual de inevitable pensar en su graffiti The Death of Michael Stewart, pintado en 1983 en la pared del estudio de  Keith Haring [autor de dibujos y carteles que también fue arrestado en varias ocasiones acusado de dañar con sus intervenciones la propiedad pública] conocida como “Defacement”, su reacción natural al triste final del joven artista negro fallecido 13 días después de haber sido detenido en el metro de Nueva York por grafitear su nombre. El metro servía como escenario perfecto para realizar graffitis y como canal de comunicación entre los graffiteros de la ciudad: el tamaño y grosor de las letras, la tipografía, el estilo, un nombre, un objeto concreto o un aerosol específico eran inequívocas señas de identidad de cada artista. La policía lo dejó en coma tras la detención y los agentes involucrados fueron absueltos de todo delito. “Podría haber sido yo”, decía Jean-Michel Basquiat ante cualquier mención de aquel trágico suceso. Según keith Haring, amigo de ambos, estos se parecían mucho, y según una exnovia de Basquiat Defacement era, de entre su obra, la que realmente “significaba” para él: ¡podría haber sido yo!, repetía Basquiat.

Martz 1

AUTOR · MARTZ

 

El enfoque artístico innovador y provocador de Basquiat, aquel niño negro con un 80% de rabia y una corona de 3 puntas [a veces su firma], que hacia 1976, junto a su amigo Al Diaz, comenzo a pintar con spray en las paredes del “bajo” Manhattan bajo el seudónimo SAMO©, aportó a la escena neoyorquina de los años ochenta un lenguaje visual radical que abordaba temas diversos como el racismo, la lucha de clases, la hipocresía social, la historia negra… Basquiat, la película dirigida por Schnabel en 1996, resume poéticamente su existencia a través de un cuento: […] pero el sonido que emitió lo llenó todo de Belleza. Lo llenó todo de belleza. 

 

El año en que Basquiat murió yo estudiaba en Madrid y era muy famoso el graffiti  de Juan Carlos Argüello Garzo, conocido por su firma Muelle. Un tal Muelle que emulaba de manera muy personal la tendencia de origen neoyorquino llamada «graffiti», decían.

_¿Artista o vándalo?_ Es al espectador, y no la vida, a quien refleja realmente el arte, que dijera Oscar Wilde. No eres tú, soy yo, el público, quien decide. Amante yo del arte callejero, esta mañana se me ha hecho corto un atasco mirando los graffitis con los que Bilbao te da la bienvenida, lo ha llenado de belleza.

Sin título-1

Un grafiti cualquiera; no es obra de MARTZ.

Pintamos ahora en este muro de Mugalari unos versos de Octavio Paz para Martzel: 

Sobre las superficies ciudadanas, las deshojadas hojas de los días, sobre los muros desollados, trazas signos carbones, números en llamas. Escritura indeleble del incendio, sus testamentos y sus profecías vueltos ya taciturnos resplandores. Encarnaciones, desencarnaciones: tu pintura es el lienzo de Verónica de ese Cristo sin rostro que es el tiempo.

¡No pasarán!

Y a otro le parecerá otra cosa

martz4

AUTOR · MARTZ

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , ,