‘El desamor’, por Guillermo Ansorena

Guillermo Ansorena 4

Guillermo Ansorena

 

¡Qué duro el desamor!

¡Decir que se ha acabado,

amor mío,

el amor!

¡Que al final ha llegado!

¡Qué duro el desamor!

¡Oír que se ha agotado,

nuestro amor,

amor mío!

¡Que hasta el fin ha arribado!

¡Que duro el desamor!

¡Duro como la pérdida

de un ser querido,

un ser amado!

¡Qué duro el desamor!

¡Y qué duras las fases del desenamoramiento!

¡La de la negación

y la del aislamiento!

¡Y la de la ira,

rabia

como el resentimiento!

¡Y la negociación,

la de sí o no

a otro intento!

¡Y la de depresión

y del abatimiento

al caer en la cuenta

de que es el fin del cuento!

¡Y la de aceptación

y el reconocimiento

de que la vida y la existencia

deben continuar!

¡Qué duro el desamor!

¡Y en un tris,

un momento,

de la noche a la mañana,

sin buscarlo

ni quererlo

vuelve a salir el sol

y lo que antes era oscuro

se vuelve claridad!

¡Y todo por apuntarse a un curso de cocina

o de berbalagun

o al gimnasio

o a un club de montaña

y conocer a nuevas amistades

o a una nueva persona

que ocupan el vacío

que causó el desamor

en el buen corazón!

¡Qué duro el desamor!

¡Y qué duro

y qué duro

es el amor

cuando lo es de verdad!

¡Y nada

ni nadie

es capaz

de romperlo!

 

18 – 02 – 2020

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , ,