‘Coronavirus capital’, por Guillermo Ansorena

44 - Guiller en el Café Slavia

Coronavirus capital

 

Estamos encerrados

en esa gran prisión

que es la casa

y la nuestra

es casa,

no es mansión,

ya pagada

y si no

para el trabajador

la hipoteca y la letra

son cadena,

eslabón

que le atan con el Banco.

¡Pobre obrero y peón!

Pero allende la casa,

también hay reclusión

en la calle

y “la calle no es nuestra”,

es del patrón,

donde encierra al sin techo,

y a todos, al montón,

la calle es un rincón

o un gran patio,

un gran patio

del penal que es bastión.

Y nos dicen,

decimos,

sin hacernos cuestión

de ello,

quédate en casa

como el amo y señor

de la misma,

y el Banco

dice paga, peón,

y nos dicen,

decimos

tú, sin techo,

ay, Señor,

quédate en la calle

y haz un gran papelón.

Y a la calle dirán

te vas trabajador

tú que tanto curraste

con buzo de mahón.

Y todo por un virus,

chico,

pero matón,

que es el coronavirus

y a su vez

el mandón

y el vil capitalismo

sin alma

y corazón

con su Dios,

el dinero,

y

su gran religión

de producción,

mercado

y consumo un montón.

Y la crisis,

las crisis,

en las cual

un millón

y millones

va y gana

el cruel explotador

como poseedor

de mil

medios de producción.

Que tiene como esclavos,

el amo y su talón,

a todos,

a un porrón

de personas

currelas

o en paro

a un mogollón.

Y ya es hora,

ya es hora

de la liberación

tras tomas de conciencia

de que el mundo a peor

va y la culpa,

la culpa

es del amo y señor,

o del gran capital

que por mucho,

un montón

de billetes ganados

es capaz de acabar

hasta con el planeta

como el mundo mejor.

Y la clave,

la clave

reside en nuestra unión,

en que este el pueblo unido

con conciencia e ilusión

de que es hora,

el momento

de la revolución.

¡Que es nuestra salvación!

 

18 – 03 – 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , ,