Fallece Gregorio Urionaguena en Durango, último gudari del lehendakari Aguirre de ANV a los 103 años

K

Iban Gorriti

El seguramente último gudari del Ejército de Euzkadi de 1936 vivo de Durango y uno de los contados que quedan en el mundo de las filas del lehendakari Aguirre ha fallecido esta pasada noche a los 103 años. Natural de Abadiño, formó parte del batallón Euzko Indarra, número N° 23 del Euzkadiko Gudarostea y número 2 de ANV, Acción Nacionalista Vasca. El 12 de marzo cumplió 103 años. Urionaguena, un hombre vital donde los haya habido, fue muy conocido en la villa por su empresa Garajes Gregorio, más tarde Excavaciones Gregorio. Fue el encargado, además, del mantenimiento del reloj de la torre de la basílica Santa María de Uribarri y de bailar cada año en fiestas de San Salbador de Gerediaga.

gregorio urionaguena juana lejarreta IBAN

Juanita Lejarreta y Gregorio Urionaguena en su hogar de Durango. PHOTO. Iban Gorriti

Urionaguena Arriaga, viudo de la también histórica Juanita Lejarreta -tía de la saga ciclista-, sobrevivió al bombardeo fascista contra Durango y,  días más tarde, fue testigo del raid aéreo contra Gernika desde la cumbre del Bizkargi. Como detalle al respecto, será de los pocos o único que ha dibujado un plano de los lugares que pasó mientras caían las bombas aquel sangriento 31 de marzo de 1937. En él, Urionaguena señala con precisión lo que él sufrió.

PLANO DURANGO Bombardeo Gregorio Urionaguena2

IMAGEN · Dibujo realizado por Gregorio Urionaguena (Mugalari.info)

Evoca que el primer día de aquel mes había cogido el alta de un accidente que le ocurrió trabajando en el taller de Ángel Ochoa en Durango, en la parte trasera de la parroquia Santa María de Durango. Se quemó y casi perdió la vida. El famoso doctor bilbaino Arrospide fue su médico.

Cuando, la Aviazione Legionaria fascista italiana coordinada por la Legión Cóndor nazi y con el permiso de los generales golpistas españoles Mola, Vigón y Franco bombardeó la villa. Murieron asesinadas más de 336 personas: civiles de todas las ideologías (es decir, de los dos bandos) y edades, gudaris, milicianos, monjas y curas. Gregorio se salvó por poco. Mientras trabajaba en el taller oyó las campanas de advertencia.

GUDARI GREGORIO URIONAGUENA iban gorriti copia

Urionaguena bajo el ayuntamiento de Durango. PHOTO. Iban Gorriti

Según pedaleaban se cruzaron con el boticario Landaluze, que tenía la farmacia que hoy es de Urquizu. Tiró la bici y se metió al refugio de metro y medio. Al salir, se encontró a su amigo y al boticario muertos, junto a una tercera persona. Urionaguena volvió a su hogar en Lebario. La familia, nacionalista vasca, se vio en la tesitura de migrar a Gallarta. Recibió instrucción en Bilbao. A continuación, su destino fue Portugalete.

EUZKO INDARRA

Batallón Euzko Indarra en Amorebieta. Urionaguena podría ser el cuarto por la derecha de arriba. PHOTO. Eusko Lurra

Dos hermanos en la guerra y un tercero de apoyo a los socialistas en Abadiño

“Euzko Indarra era un batallón guipuzcoano, pero yo me alisté a él en Bilbao en una calle que corta con la Gran Vía. Recuerdo que estaban construyendo el edificio de Iberduero”, retenía días atrás para Mugalari durante una visita que le hicimos a la residencia. Además, también pudimos hablar con él tras el txupinazo del fiestas de Durango, el pasado octubre, jornada que no quiso perderse.

Gregorio se sumó al batallón avanzada la guerra. Fue apresado en Gallarta. Le condujeron a la cárcel de Escolapios, Bilbao. Pero estaba llena y le derivaron al seminario viejo de Vitoria que “también se completó y a Orduña. Hasta los váteres estaban llenos. Había que estar con el brazo en alto media hora para comer, cantando el Cara al sol”. De allí a Palencia, Soria; Sigüenza y Saelices de la Sal  (Guadalajara), donde le obligaron a hacer trincheras para los fascistas. Como mecánico, a Vitoria y Zaragoza.

A su regreso, el ayuntamiento le llamó para ir con la fascista División Azul española a combatir coordinados con los nazis contra los rusos, pero “por suerte solo fueron voluntarios”, aportaba.

Gregorio Urionaguena IBAN GORRITI1

Gregorio Urionaguena sostenía días atrás unos documentos de su batallón de ANV. PHOTO. Iban Gorriti

Gracias a este periódico, él junto a su mujer fueron protagonistas de la ofrenda floral del programa de actos de conmemoración del bombardeo en 2015. El pasado agosto, le tributaron un homenaje en la casa de juntas de Gerediaga, Abadiño. A sus 101 años cumplidos  Urionaguena bailó un aurresku.

BOMBARDEO GREGORIO JUANA

Ofrenda floral. Iban Gorriti

Obligados por la situación de alarma sanitaria por el coronavirus, la despedida se hará en la intimidad. Queremos agradecer desde aquí a la familia toda la atención que ha tenido y tiene con nosotros, así como  la residencia Joxe Miel Barandiaran de Durango, en especial, a Leire González.

Eskerrik asko danagatik, Gregorio! Biba zu! 

 

Fallece Juanita, la tía de Marino Lejarreta a la que le dieron una pistola el día de la Proclamación de la República en Eibar

 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.