El funeral por el iurretarra Jabier Jaio, fallecido ayer, se oficiará esta tarde en la parroquia pasionista de Orue

Hoy, miércoles 14 de octubre de 2020, la parroquia de los religiosos pasionistas de Orue (Amorebieta-Etxano), acogerá el funeral de cuerpo presente de Jabier Jaio a las seis de la tarde. El velatorio será en el mismo templo de 11.00 a 13.30 horas y por la tarde, de 16.00 a 18 horas. 

JAVI JAIO

El iurretarra Jabier Jaio.

La noticia de su fallecimiento ayer martes ha dejado abatidas a muchas personas que definen a Jabi como un hombre alegre, humilde, servicial y que sabía transmitir el mensaje cristiano a todo el mundo con su manera de actuar en la vida. “Isilean joan jaku”, (Se nos ha ido en silencio), expresan apenados desde la parroquia Andra Maria, de Amorebieta.

 

El fallecimiento de Jabi Jaio deja un gran vacío en varios entornos, ya que fue una persona que se daba en su comunidad, en las parroquias, en la capellanía del hospital de Galdakao, en la Gogoeta Astea o en las actividades conjuntas organizadas por la Diócesis. Una persona entregada a sus amigos y a los que no lo eran tanto, porque sabía construir puentes y aunar sensibilidades. Así lo definen las personas que lo conocían y que compartieron con él amistad, fe, cultura y vida.

El religioso siempre sale sonriente en el retrato que dibujan con cariño sus allegados. El grupo de mayores de Bizian Gora, que tiene su sede en Orue le recuerda como una persona alegre, servicial y “como buen Iurretara, cantarín y dantzari”.

En la parroquia de Santa María de Amorebieta, donde ha estado durante los últimos seis años, le rememoran como una persona de “talante abierto, nada protagonista, sencillo y cercano a todas las personas del pueblo”.

Montañero y deportista

El como Jaio iurretarra Anton Mari Aldekoa-Otalora, quien ha sido amigo de Jabi desde su infancia, resalta su faceta más lúdica: la del montañero y setero. Su afición a la pala y de vez en cuando, a tomar unos txikitos con sus amistades. Pero también pone en valor su “gran ejemplo de vida creyente” que supo contagiar en su entorno.

Jabi Jaio ha sido uno de los coordinadores en Bizkaia de la tradicional Semana de Reflexión que tiene lugar anualmente a finales de agosto. Un espacio abierto al diálogo, en euskera, entre la fe y la cultura. Desde la organización se muestran apesadumbrados por la muerte de Xabi“Estamos hondamente tristes y no nos sirve de consuelo aquello de que la muerte de Javi ha sido voluntad de Dios. Eso vale para el dios de la filosofía, pero no para el Dios del Evangelio que rompía a llorar en la muerte de los amigos. ‘Cómo lo amaba’, decían los que le veían”. Añaden que saben que Xabi les seguirá ayudando “quizá más que hasta ahora”, cuando se reúnan para preparar la próxima `Gogoeta Astea´. Reconocen que “no será igual” pero, que seguirán esforzándose para llevar adelante este proyecto que era “tan” suyo.

A Jabier Jaio, buen amigo con sonrisa de niño grande

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.