Álex Gutiérrez: “Aquí en Nueva York ya me han administrado la vacuna de Pfizer”

Alexander Gutiérrez

· Profesor de Durango en Nueva York

 

Esta semana mi esposa y yo hemos recibido la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19. Estados Unidos comenzó a vacunar a sus habitantes a finales del pasado 2020. Al igual que en España, el gobierno central ha delegado la logística de reparto de las vacunas y en este caso cada estado ha organizado la inmunización de sus residentes.

25870877-cd97-4fb8-a6e5-900a9ed23612

El grupo prioritario con el que empezaron fue el de los trabajadores de la salud y de las residencias para ancianos. Al comienzo del proceso de vacunación el entonces equipo de gobierno federal no ofreció ninguna transparencia en el número y en las fechas en las que se iban a distribuir.

El gobernador del Estado de New York Andrew Cuomo reprochó al gobierno del expresidente Trump una falta de compromiso para abastecer al estado con el número de vacunas necesarias para poder desarrollar de forma efectiva la campaña de inmunización de los grupos prioritarios. De hecho, de forma unilateral, el gobernador contactó a la farmacéutica Pfizer para explorar la posibilidad de una compra directa en un intento de baipasear a la administración federal. A principios de este año el estado de New York empezó a recibir más dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna y el 11 de enero el estado abrió las puertas a la vacunación al grupo denominado 1b al que mi esposa y yo pertenecemos.

Este grupo incluye a las personas mayores de 65 años, trabajadores del comercio del sector alimenticio (supermercados y tiendas de comestibles), trabajadores del sector de la educación, policías, bomberos, trabajadores del sistema de justicia y penitenciario y trabajadores del sistema de transporte público. El día dos de febrero se añadieron a este grupo los conductores de taxis y limusinas y los trabajadores de restaurantes y personal de reparto a domicilio. A día 15 de febrero se ha añadido a esta lista a las personas con condiciones de salud específicas preexistentes como enfermos de cáncer, personas con trastornos respiratorios, etc. Hay una previsión de seguir añadiendo grupos prioritarios de forma gradual hasta llegar a la vacunación universal para finales de este verano.

Gratuita

La vacuna es gratuita independientemente de si la persona cuenta con seguro médico y no se discrimina en razón de nacionalidad o estatus migratorio. Cada persona es responsable de reservar su cita para la vacunación en uno de los puntos de distribución dispuestos por el gobierno estatal. La página web para las reservas de citas esta siempre saturada al igual que los teléfonos de asistencia para obtener una cita y cada vez que se añaden nuevas fechas estas se agotan en cuestión de minutos.

Nosotros reservamos cita en el Javits Center de la ciudad de New York al no encontrar fechas disponibles en el condado donde vivimos. Hay un gran número de militares y personal médico y de apoyo y el espacio está organizado al detalle. Al menos en nuestro caso la experiencia fue muy positiva. Nos atendieron a la hora exacta de nuestra cita, todas las medidas de seguridad y distanciamiento se cumplieron a rajatabla y todo el personal fue muy amable y profesional. A nosotros nos administraron la vacuna de Pfizer y aparte de un leve dolor en la zona de la inyección que dura unas 24 horas no tuvimos ningún tipo de reacción.

 

 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.