Resucitan La Pasión por obra fotográfica del durangarra Alex Zugaza

Por segundo año consecutivo la asociación Juan de Iciar no ha podido representar la Pasión. En su inmejorable marco escenográfico como es la medieval plaza de Santa Ana, la organización de esa obra teatral religiosa ha montado una “exposición-homenaje” fotográfica firma de Alex Zugaza, autor de la villa. La muestra se puede visitar hasta mañana viernes con lonas que cuelgan de históricos edificios. Lleva por título: Nekaldiaren herria. El pueblo de la Pasión.

lA PASIÓN1

Algunas de las fotografías expuestas. IBAN GORRITI

La Asociación Cultural Juan de Iciar Elkartea, en colaboración con el Área de Cultura del Ayuntamiento de Durango lleva realizando la representación de La pasión en la villa vizcaina durante 26 ediciones en su segunda época. Décadas antes también se llevó a cabo al cargo de Basilio Arana.

En marzo de 2019, se tomó la decisión de suspender la vigésimo séptima edición de la representación, desde la responsabilidad y de acuerdo a las medidas de contingencia tomadas para hacer frente a la situación provocada por la expansión del covid19. La situación en la que nos encontramos ha vuelto a imposibilitar el llevar a cabo la representación de La Pasión en este 2020. “Entendemos que la suspensión de la representación es la opción más responsable y consecuente con el objetivo de velar por la seguridad de todos y todas las participantes y de la ciudadanía”, valoran desde la organización.

Sin embargo, esta situación no ha impedido que tanto las personas que integran la asociación, como patrocinadores, colaboradores e instituciones, hayan explorado posibles vías para que el municipio “pueda seguir siendo una referencia cultural en Bizkaia y La Pasión de Durango siga estando presente de alguna manera. De ahí ha surgido esta exposición”, subrayan.

No dejar caer en el olvido el tesón

El principal objetivo, según explican, es no dejar en el olvido el trabajo de las personas que cada año hacen posible la representación de la obra y difundir entre los más jóvenes los valores de voluntariado, esfuerzo y sentimiento de pertenecer a un grupo. Con una media de edad de los participantes de en torno a los 30 años, el gran reto al que se enfrenta en estos momentos la asociación es mantener el relevo generacional.

Para ello, nuestra propuesta es la realización de una exposición fotográfica de la última edición 2019, en homenaje al pueblo que durante años ha participado de forma voluntaria, con gran esfuerzo y correspondidos por el público y la ciudadanía de Durango. Permite mantener viva la iniciativa, realizar un homenaje sincero y a su vez posibilitar que Durango tenga esta Semana Santa un motivo de recibir visitantes.

Espacio natural

Para ello, se han digitalizado sobre lona algunas de las imágenes más representativas de la última representación que se soportarían en los balcones de los edificios de la plaza de Santa Ana y en la fachada de Pinondo Etxea. Creando una muestra exterior en un espacio natural que permite el desarrollo de la misma atendiendo a las medidas sanitarias vigentes y que han motivado la suspensión de la representación de este año 2021.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.