Algunas se vienen arriba

Rafael Hidalgo Segurola

Rafael Hidalgo

Dos educadoras han incluido en su decálogo para la “Escuela Feminista” la propuesta de “prohibir el fútbol en el patio de los colegios”.

La noticia así en frío produce extrañeza pero a poco que se profundice encaja perfectamente con la radicalización que se viene observando crecientemente en el movimiento feminista, que está cayendo en los mismos errores que el machismo, pero en sentido contrario.

No es que pidan en este caso un mayor equilibrio entre los espacios para juegos típicos de ambos sexos, no, lo que piden lisa y llanamente es eliminar, prohibir de manera radical un juego que ha venido siendo -cada vez menos porque las chicas también lo practican cada vez más- típico en los chicos. Este venirse arriba tan virulento del movimiento feminista está haciendo un mal servicio a tan justa causa.

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

One Response to “Algunas se vienen arriba”

  1. Ander dice:

    El fútbol es como un gas, ocupa todo el espacio disponible. Espacio físico, atención en medios y presupuestos… y la escuela no es excepción. En la escuela donde acuden mis hijos decidieron que toda semana tuviera su día sin fútbol, para que aquellos que quieran utilizar el patio (chicos y chicas) para algo que no sea patear un balón puedan hacerlo.

Deja un comentario

- Obligatorio

- Obligatorio