Catalanofobia: ni contigo ni sin ti

MIKEL POLO

Mikel Polo

El trágico accidente de aviación con más de medio centenar de catalanes fallecidos ha generado reacciones de todo tipo en las redes sociales. Dejaré a un lado los rastros de ese ‘espécimen’ humano que simboliza la incultura española pidiendo a gritos que pusieran el programa de ‘Mujeres, Hombres, Bíceps y Berzas’ en detrimento de la información de última hora que estaban ofreciendo sobre el aeroplano que instantes antes se había estrellado en los Alpes franceses tras despegar en el aeropuerto del Prat rumbo a Dusseldorf (Alemania). Me centraré en los numerosos comentarios que han vuelto a dejar en evidencia el fenómeno que ya se ha bautizado como ‘Catalanofobia’.

“Una pena lo de los 42 catalanes muertos, tendrían que haber sido 100 o así”; “No sé qué me jode más, que quiten los Simpson por la Fórmula 1 o que quiten ‘HYMYV’ porque se han muerto cuatro catalufos”;  “Lo del accidente de avión me parece muy bien si había catalanes dentro de él”; “El avión se ha estrellado porque el combustible era muy caro y como buenos catalufos mearon en el depósito que era más barato”, “-Señores pasajeros catalufos, desabróchense los cinturones que nos quedamos a esquiar en Los Alpes Franceses”; “A ver, a ver, no hagamos un drama, que en el avión iban catalanes, no personas”… Son algunos de los tuits con los que ciertos nacionalistas españoles se mofan de la muerte de aquellos que dentro del debate político definen como compatriotas, denegándoles ya no solo la independencia, sino incluso la autodeterminación o el derecho a decidir su futuro. No nos engañemos… Los autores de este tipo de salvajadas son los mismos que se empeñan en defender la “unidad”.

tuits-500

Evidentemente, sería un error generalizar y meter en el mismo saco a los nacionalistas españoles cuando hablamos de estas reacciones inhumanas. En todas las partes cuecen habas y en todos los extremos encontramos el lado inhumano,  pero también es cierto que los casos de catalanofobia o vascofobia empiezan a extenderse de forma preocupante. Sin ir muy lejos, recientemente ha corrido como la pólvora por ‘guasap’ un vídeo de un programa televisivo español en el que llamaban “ratas separatas” a los seguidores del Barça y Athletic que asistirán a la final de la Copa del Rey. Se sugería incluso la posibilidad de que el partido se jugase en el estadio de Rabat.

Las proclamas fascistas contra catalanes y vascos empiezan a ser habituales en la escuela que día tras día va creando el gobierno español, que a su vez, de una forma más sigilosa pero no menos evidente sigue tratando de mermar todo aquello que se relaciona directamente con las identidad catalana o vasca: ya sea el idioma, ya sea la cultura, ya sea la ideología política…

Sin embargo, como ya escribiera el famoso periodista Jordi Évole en una de sus sonadas columnas, la ignorancia de los fervientes seguidores del nacionalismo español se ha convertido en la mayor y mejor factoría de independentistas. Se han equivocado de táctica, y lejos de tratar de unir lazos entre los diferentes pueblos, han aumentado la brecha hasta límites insospechados. Cuando no te tratan bien en la que supuestamente es tu casa, lo normal es que te quieras ir. Es la idea que pasa por la cabeza de muchos catalanes y vascos, que sin ser independentistas empiezan a plantearse seriamente la necesidad de separarse de la marca España.

Llama la atención que aquellas personas que tratan de impedir de forma obsesiva que los catalanes puedan decidir su futuro proclamando la unidad de España, sean los primeros en despreciar a los que consideran sus compatriotas. Son los primeros que dan una identidad propia a los catalanes y vascos. No se identifican con ellos y llegan a mostrar un profundo odio hacia los mismos, pero evitan la separación a toda costa. Te odio, pero te necesito. Unidos, pero separados. Ni contigo, ni sin ti. Lo dicho: Adeu Espanya! Agur Espainia!

* Mikel Polo (Barakaldo, 1980) es entrenador de baloncesto, periodista y “euskaldun residente en Catalufolandia, que tiene por pareja a una catalufa de los pies a la cabeza y con familia en Spain”

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.