El día

44 - Guiller en el Café Slavia

Guillermo Ansorena

 

El día

que la clase política

no haga promesas,

pero, cumpla con su deber

y el día que haga algo,

cualquier cosa,

¡política!,

sin sacarse una foto o dos fotos o tres

y el día que no busque

colgarse las medallas,

sino hacer lo mejor

como hacerlo mejor

y el día que no quiera

los votos ni el poder,

sino que quienes votan

o han voto, mas no votan

tengan todo el poder

y el día que no mire

por el bien del partido,

sino por el del pueblo y la gente

y el día que no esté por encima

de la masa, más bien

que se ponga a su altura

y el día

que se baje ella el sueldo

como que se lo suba a la ciudadanía

y el día

que dé voz a la plebe

y la escuche

y acate

lo que dice

y el día que hable menos

y haga

más

y el día que haga

lo que dice y que diga

lo que hace

y el día

que pise más la calle

sin “pisarla”

y que quiera pisar menos alfombras

y no tema “pisarlas”

y el día que nos muestre

su mejor cara

y no

la cruz de su sonrisa

y el día que se tome

su cargo en serio

y no

se lo tome ella a risa

y el día que no tenga

mierda en el culo

y tenga

las manos limpias

y

no se lave las mismas

y el día

que no la compre el rico

y al pobre no le venda

y el día

que no le compre al pobre

y al rico no se venda

y el día

que le haga duro al fuerte

y más blando a los débiles

y el día

que ante el fuerte no sea

débil

ni ante éste fuerte

y el día

que no cree problemas

do no los hay

y cree, cree las soluciones

do no las hay

y el día que a lo que es la pregunta

dé la respuesta

y no

deje preguntas sin respuestas

y el día

que no enchufe al amigo,

sino que sea amiga

de echar un cable

allí donde haga falta

y el día

que encuentre el bien común

y no busque el privado

y el día que ella haga

todo a la luz del día

y no a oscuras, de noche

y el día que ante el mal

dé la cara

y al bien

no vaya a dar la espalda

y el día

que no se calle nada

como que hable de todo

y el día

que políticamente

sea más incorrecta

y que correctamente

sea más, más política

y el día que gane más los fondos

y no pierda las formas

y el día que se siente a las mesas

y que no se levante

de ellas sin negociar

y el día

que abra más las ventanas

y no cierre las puertas

ni pare en giratorias

y el día

que a “comisión” no vaya

y venga a comisiones

y el día que haga bien su papel,

no el papelón ni rompa

los papeles

y el día que tenga más sentido

común

y menos “juicios”

y prejuicios

y el día que no acepte regalos

ni a cambio de regalos devuelva sus favores

y el día

que no quiera,

no quiera

todo el pastel

y logre

repartirlo entre todos

y todas

sin quedarse

ella

con la mejor

parte

porque reparte

y el día que en campaña

no diga una cosa

y tras la misma obre

la contraria

y el día que ella las cosas haga

con interés

y no

por interés

y las

haga no por el suyo, sino el nuestro

y el día

que no se arrime al sol

que más calienta,

sino a quien no ve la luz

y le dé su calor

y el día

que no ladre a la luna

y no muerda a la tierra

y el día

que no are en el mar

y coseche los cielos

y el día

que sea como un trozo

de pan

y no un chorizo

y el día que no vaya

de lista

ni nos tome por tontos

ni por tontas

y el día

que no se crea Dios

y no sea un demonio

ni condene al infierno…,

ese día

será,

aunque tarde,

un gran día.

 

13 – 03 – 2019

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.