Entre capullos en flor

 

Foto Mariano

Mariano Martín Martín

 

Entre capullos en flor

y lozana gallardía

con hermosa melodía

y profundo resplandor,

es de un jardín su esplendor

el mas bello Amor que vivía.

 

Entre conciertos al Sol

y una Luna que lucía

su mejor color que hacía

a un bardo soñador,

el rimar de un gran señor

con su encanto seducía.

 

Puede haber mayor canción

y un concierto de alegría

que ilumine mas un día

con su tono embriagador,

que un acto cautivador

de un gran don que relucía.

 

Trina trina dulce Amor

que goza con tu valía

de belleza y simpatía

y su verbo atronador,

ese amante que es el Sol

que con la Luna se alía.

 

Me lo dicta el corazón

con los fulgores del día

que con placer e hidalguía

cuando canta un ruiseñor,

forma un arco de emoción

cual jardín con bizarría.

 

Quien bien sabe de Amor

porque de Amor se surtía

el excelso don que atraía

ese guapo ruiseñor,

al compás el corazón

con el mismo sonido latía.

 

Y no pude sino con valor

y la admiración que veía

muestra de que existía

un poderoso cantor,

que aun en la Tierra dolor

el Cielo a su vez sonreía.

 

Canta canta ruiseñor

canta con armonía

que despuntando está el día

al ritmo de tu canción,

Arte de Amor que a tenor

sobre el jardín se vertía.

 

Si en el Mundo tal gesto de Amor

radiante de luz se vestía

a pesar de que a veces moría

perdiendo su vivo color,

cuando canta un ruiseñor

todo jardín renacía.

 

Tal acto Prueba de Vida

Milagro sin duda de Amor

a la mesa del Hombre servida,

es solo cosa de Dios.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.