Estoy a escasas horas de cumplir un sueño

PEPO MARTIN

Pepo Martín

La jodimos Carlos, no la jodimos Luis….. Trata de arrancarlo Carlos, trata de arrancarlo, por dios Carlos trata de arrancarlo…. La frase que a casi todo el mundo le viene a la mente cuando conversan contigo y les dices que te vas a convertir en copiloto de rallies. No me molesta, es más, tengo que reconocer que incluso si me preguntas a día de hoy por mi mayor recuerdo del mundo de estas competiciones como espectador, ese sería sin duda el momento.

Pepo

No es fácil explicar el amor por este deporte, más teniendo en cuenta que no soy uno de esos genios ingenieros o mecánicos que te cruzas en cualquier prueba (de hecho mi conocimiento de mecánica es muy limitado). Lo que a mí realmente me gusta es conducir, sentir esa sensación de ir al límite, controlando, pero al límite y por ello cuando mi piloto y buen amigo David González me propuso sentarme a su derecha a cantarle notas, no lo dudé un instante.

Mi primer recuerdo del mundo de los rallies data de por 1990 cuando mi padre me llevó a una subida a Montecalvo, que si mal no recuerdo salía de la zona de la Pilastra. Desde ese momento, siempre me llamó la atención el automovilismo, esta modalidad en particular, a los que asiduamente asistía como público. Los que con más cariño recuerdo son los del Bierzo, allá por los 2001-2006 uno de mis amigos, Gus, corría con un AX y los colegas nos dedicábamos a ir por las cunetas a apoyarle, buscando espectáculo, pero sobre todo empanada, cecina y cervezas, que no sólo de rallies vive el hombre.

IMG-20150311-WA0002

Mis sensaciones a día de hoy no son fáciles de explicar, estoy a escasas 24 horas de ver cómo pasan pinos y eucaliptos a escasos 2 metros de mí a más de 160 kilómetros por hora, y creo que a día de hoy es una sensación que me apetece vivir y que ya el lunes valoraré si merece la pena seguir viviendo (aunque creo que lo tengo claro). Lo vivido hasta ahora, es muy poco y en circuito, nada que ver, las sensaciones de riesgo y peligro no son ni parecidas, por ello me aferraré a mi cuaderno de notas, miraré lo justo para tener clara mi ubicación y cantaré mucho mejor que en la ducha.

Llegar hasta aquí no ha sido fácil, no solo por el plano económico, sino por el organizativo, este fin de semana desplazamos un total de 12 personas a casi 200 km, mi novia viene incluso desde Madrid por acompañarme en este comienzo, y el coche ha llevado mucho trabajo a David y el resto de mecánicos que nos echan una mano. Además esto ya no son 2 colegas haciendo el cafre, esto comienza a tomar un cariz de equipo profesional llevado desde el completo amateurismo, y esa carga pesa en los hombros. Lo bueno… que en cuando David y yo nos subamos al Golf, nos pongamos los cascos, nos abrochemos los arneses y nos dirijamos a la línea de salida sólo pensaremos en morder cunetas, acelerar al máximo y dar todo por hacer el mejor papel posible.

Esto comienza, no hay marcha atrás, el momento de disfrutar ha llegado y el lunes os haré saber cómo fue todo…

* Pepo Martín (Durango) se estrena este fin de semana comoc opiloto de Quality Car Rally Team.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.