JORNADAS EN SANTUTXU · El Chalet Orue, una cárcel improvisada para mujeres

Andrea mit Hut

Andrea Heuschmid

· Andrea Heuschmid es miembro de la asociación vasco-alemana Baskale

El desaparecido chalet Orue permanece en la memoria de mucha gente de Santutxu como clínica Santa Marta, que es lo que fue posteriormente. Sin embargo, es menos conocido que en los primeros años del franquismo esa casa particular fue convertida en prisión habilitada para mujeres.

Hablamos de una época que muy poca gente recuerda, de los años 1937 a 1942, no solo porque las personas que entonces eran niñas y niños hoy son mayores de 85 o más años, si no también y/o sobre todo porque, en aquellos años, el tan popular barrio de Santutxu de hoy en día, era un complejo prácticamente rural, con varios conventos, la cárcel provincial de Larrinaga, la Casa Galera, una fábrica de tabacos y otra de ladrillos, las minas de El Morro y muy pocas casas particulares. Es decir, la gran mayoría de las familias que más tarde ponen su sello a este barrio luchador, no llega hasta los años 60.

El chalet Orue se menciona en testimonios de mujeres como Tomasa Cuevas (1917-2007), quién empezó en los años 70 a recopilar multitud de testimonios de mujeres que sufrieron la dura represión del franquismo. Cuevas publicó tres libros y gracias a su trabajo se pudo mantener viva la memoria de lo acontecido a aquellas mujeres.

Estos testimonios marcaron el punto de partida para varias mujeres que forman parte de la comisión de feminismo e igualdad de la asociación vasco-alemana BASKALE y se pusieron a la labor de poner luz a la olvidada historia de la prisión ORUE y sus habitantes involuntarias. Tras la publicación de un primer artículo en la revista “BERTON”, de Santutxu, realizándose un llamamiento específico a la población de la zona, dos mujeres contactaron con nuestra entidad.

Una de ellas, de niña vivía enfrente y dibujó el chalet con sus jardines, del cual apenas existen fotos.

Con posterioridad, el grupo de mujeres pudo entrevistar a otras dos mujeres que tuvieron sus seres queridos en Orue: la primera, a su madre, cuando ella tenía solo 4 años. Ella nos informó que a las mujeres presas en Orue, se les mandó a realizar trabajos forzados en hospitales de sangre, donde tenían que realizar las más asquerosas tareas de recoger vómitos, limpiar pacientes con tuberculosis etc… La otra mujer, hace pocas semanas cumplió 90 años, y ella nos comunicó que “su querida tía Victoria” pasó varios años en Orue. Al ser maestra nacional de la República, fue torturada bestialmente en las llamadas checas de Madrid.

20170322_191821

Con el objetivo de presentar la información conseguida y poder seguir aumentándola, el equipo de investigación ha organizado estas jornadas: PARA divulgar la Memoria recuperada y  PARA que se puedan acercar otras personas del vecindario con sus aportaciones (fotos, recuerdos, nombres de mujeres o cualquier otro detalle ….. ) que ayuden en el desarrollo de este proyecto, que se encuentra en sus inicios.

Por ello, INVITAMOS A TODO EL MUNDO: jóvenes, mayores, mujeres, hombres, la Comunidad de Santutxu, el Gran Bilbao … y las gentes de todas partes, pero especialmente, quedan invitadas todas aquellas personas cuyos deseos sean que estas mujeres, sus ideas y sus sufrimientos nunca caigan en el olvido y sean recogidos en la historia.

Las jornadas:

“Las mujeres en la II República y Guerra Civil -La participación activa de las bilbainas”
Marta Brancas Escartin
Miércoles 29 Noviembre 19h Karmela (Fika 44, Antigua ikastola Karmelo)

 “Duda, desafección y género. La prisión de mujeres de Bilbao, Chalet Orue”
Mónica Calvo Ortiz
Jueves 30 Noviembre 19h Karmela (Fika 44, Antigua ikastola Karmelo)

“La vida de las mujeres en Santutxu”
Oiane Valero Belasko, Andrea Heuschmid

Viernes 1 Diciembre 18h – Paseo guiado desde la Escuela de Música, (Sorkunde 8)

Preestreno obra teatral “Las Semillas del Roble”
Arantza Rojas (Ánima Eskola)

Proyección del documental “Rosario, Dinamitera”
Maria González Gorosarri

Sábado 2 Diciembre 18h Escuela Ánima (Jose Miguel De Barandiaran, 3)

 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.