La era digital y el comercio local

Jorge Varela

Jorge Varela

· Concejal del Ayuntamiento de Durango por Herriaren Eskubidea

Cada día comprobamos cómo la digitalización de nuestras vidas avanza de forma inexorable. Después de un desarrollo importante desde los años 80 y los 90, el gran salto de nuestra sociedad llegó con los smartphones. Desde entonces, todo es susceptible de llevarse en el bolsillo y uno de los grandes sectores que ha apostado por ello es el comercio.

No cabe duda de que el comercio local se ha visto muy afectado por estas nuevas tendencias y que, como dice el dicho, hay que “renovarse o morir”. Algunos comercios ya están entrando en esta era digital y ofrecen sus servicios a través de la red. Sin embargo, este tipo de consumo nunca podrá ofrecernos las ventajas del comercio local, un comercio que es ofrecido por nuestros vecinos y vecinas. El comercio local nos ofrece algo que nunca se podrá dar desde la red, nos ofrece cercanía, nos ofrece ver, tocar, oler…, nos ofrece su opinión, su consejo y muchas otras cosas. Pero, sobre todo, nos ofrece la posibilidad de seguir siendo una comunidad con vida.

Claro ejemplo es la reciente edición de la Durango Azoka, que atrae a nuestra población a 120.000 personas ávidas de consumir cultura de primera mano, en muchas ocasiones, de las y los propios autores. Cultura en papel, en vinilo, en CD… cultura vasca que, además, nos aporta cerca de 6 millones de euros de gasto en pocos días. Y esto también es importante en una población como la nuestra, donde más del 75% de la actividad económica es generada por el sector servicios.

Desde luego, el comercio local es fuente de riqueza económica, pero también de riqueza social. Un  municipio sin comercio local siempre será un lugar sin vida y Durango, por suerte, aún mantiene esa vida. Por esta razón, debemos entre todos y todas cuidar y mimar a nuestro comercio.

Por todo ello, me gustaría agradecer a todos los y las comerciantes de Durango, su trabajo, su entrega y su esfuerzo para seguir manteniendo este tesoro que tenemos: nuestro comercio local.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.