La medicina deportiva (y los deportistas)

Pablo Aranda 1

Pablo Aranda

Quizá lo primero será definir qué es la medicina del deporte: es la especialidad médica que estudia los efectos del ejercicio del deporte y, en general, de la actividad física, en el organismo humano, desde el punto de vista de la prevención y tratamiento de las enfermedades y lesiones.

A partir de esta definición podemos deducir que es lo que puede la medicina del deporte aportar a los deportistas.

En primer lugar desde el punto de vista de la prevención, para ello, en un centro de medicina deportiva se pueden realizar reconocimientos médicos deportivos, no confundir con chequeos ni con otras pruebas claramente insuficientes que durante años han sido utilizadas, y se siguen utilizando, para dar la aptitud para la practica deportiva “tras la pruebas practicadas”, un reconocimiento medico deportivo debe constar de varios puntos, en primer lugar se deben conocer los antecedentes familiares y personales de los deportistas, dando especial importancia a los cardiológicos, después se hará una valoración del deportista en reposo, con auscultación cardiopulmonar, tensión arterial, ECG de reposo y cineantropometria con peso, altura y pliegues, se puede realizar una espirometria y valoración de otros valores como fuerza o flexibilidad y para terminar se hará una prueba de esfuerzo.

En cualquier caso esta prueba debe ir encaminada a llevar al deportista a unas condiciones similares a las que se enfrentara en su deporte, por ello, lo ideal es que la prueba sea máxima, es decir, hasta que el deportista diga que “va a tope” y es recomendable que se realice en el medio del deportista, es decir, en bicicleta si es deportista y en tapiz si es atleta, en el resto de deportes se puede hacer en cualquiera de las dos, sabiendo que la bicicleta presenta la limitación que en no entrenados puede llegar antes la fatiga muscular que cardiovascular.

En caso de querer sacarle mas rendimiento al reconocimiento se puede hacer la prueba de esfuerzo con valoración de consumo directo de gases o con valoración de lactatos para obtener ritmos, watios o frecuencias cardiacas de entrenamiento y competición, umbrales, etc, datos muy importantes si queremos optimizar al máximo nuestros entrenamientos y mejorar en las competiciones.

En segundo lugar la medicina del deporte es básica cuando llega el peor momento de cualquier deportista, que es la lesión, por un lado para el diagnostico, el conocimiento de los diferentes deportes, de la biomecánica de cada uno de ellos y de los gestos técnicos o necesidades que se dan hacen que la visión del especialista en medicina deportiva sea mucho más amplia y haga que el diagnostico de esa lesión sea el correcto, pero no solo el diagnostico, sino la valoracion de la causa ultima de dicha lesión poniendo los medios para el tratamiento y curación de la misma y evitar que se vuelvan a producir al retomar la practica deportiva.

En tercer lugar la medicina deportiva se encarga de controlar al deportista a lo largo de la temporada evitando que entre en fatiga o que sufra anemias, para ello se hará un seguimiento mediante una serie de valores y la realización de analíticas para asegurar la buena salud y estado competitivo del deportista, y en caso de aparecer algún problema se encargara de poner los medios para que éste desaparezca y el deportista este en optimas condiciones a la mayor brevedad posible, todo ello primando la salud y el bienestar del deportista.

*Pablo Aranda (Durango) es médico deportivo

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.