La transición energética en 3D

ANder-zubiria-1

Ander Zubiria

 

La transición energética es sin duda uno de los temas de la actualidad por razones muy diversas. Entre otros, por tratarse de una necesidad para el planeta, de un anhelo de los ciudadanos y, más recientemente, de una oportunidad para la recuperación de nuestras economías. Pero, ¿es la transición energética simplemente un cambio de las fuentes de energía convencionales a las renovables?

Pues no, es más, esta sería condición necesaria pero no suficiente de acuerdo con lo que se establece en el Clean Energy Package (CEP), un ambicioso paquete legislativo europeo que nos guía en este proceso. El CEP es también una manera de asegurar que la Unión Europea cumplirá los compromisos de París, siendo encima la punta de lanza contra el cambio climático. Para ello, la UE ha vertebrado el proceso de transición hacia una sociedad neutra en carbono en 2050 en tres letras, concretamente en tres Ds:

  • La Descarbonización es en esencia el objetivo, la meta a alcanzar y, para ello, está claro que hay que pasarse a las energías renovables. Dicho de otra forma, hay que electrificar las economías para que estas reduzcan emisiones de la forma más rápida, económica y eficiente.
  • La Digitalización es el medio por el cual conseguiremos una alta penetración de energías renovables en nuestros sistemas. Es decir, tendremos que valernos de herramientas digitales para amortiguar su intermitencia e integrar y gestionar un sistema 100% renovable haciéndolo más flexible o adaptable.
  • Y, por último, pero no menos importante, la Descentralización. Esto, visto desde un punto de vista técnico, no es más que una opción. Sin embargo, el CEP impone (y de manera muy acertada a juicio del autor) que sea el consumidor el que esté en el centro del sistema energético, de manera que este sea mucho más activo y pueda realizar actividades que antes no podía; por ejemplo, producir, almacenar e incluso vender su propia energía, además de participar en los mercados a través de una nueva figura del sector: el agregador, un agente que, mediante las tecnologías digitales, gestionará de manera remota, agrupará y, finalmente, llevará a los mercados pequeñas instalaciones de consumidores, ofreciéndoles un ahorro extra por adaptar su demanda a los mejores precios y/u ofrecer otros servicios de ajuste de red.
Sin título-1

Figura adaptada de la International Renewable Energy Agency (IRENA).

 

La suma de estos tres procesos, empujados por la necesidad medioambiental y respaldados por decisiones políticas, da lugar a lo que conocemos como un «cambio de paradigma»; es decir, un cambio en la manera de proceder en el sistema eléctrico. Este nuevo escenario, como se viene comentando, tiene al consumidor como protagonista y a las energías limpias y digitalizadas como sus herramientas, dando lugar a un sistema más flexible en el que, poco a poco, será la demanda la que siga a la generación y no al revés, como sucede a día de hoy.

En definitiva, decir que el reto que hemos de afrontar no tiene precedentes, y más después de la situación por la que estamos atravesando. No obstante, la transición energética traerá consigo una serie de oportunidades enormes para los más valientes; ya que, tanto las nuevas tecnologías como los nuevos roles/agentes abrirán el sector a la competencia, innovación y, más importante, al consumidor.

PD: ¡Hoy hace un año ya desde que empezamos con este proyecto y, desde entonces, no hemos dejado de pensar global y actuar local! Esperamos que lo que hacemos os sea de valor y ya sabéis… Seguidnos en nuestro FB e IG para más información útil sobre energía y medioambiente.

· Este texto está escrito en equipo compuesto por Sara de la Fuente, Leire Gandiaga y Ander Zubiria. Son informaciones muy amenas y, sobre todo, de las que podemos aprender tanto que merecen que les sigas en sus redes sociales. ¡Nos queda tanto por reaprender! Su marca en Facebook e Instagram es DurangoKlima

Logo

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.