LÍMBICA, en invisibles alas carga los corazones

Anisia

Anisia Serendipia

MIS OJOS, QUE CODICIAN COSAS BELLAS | Sostiene el hilo Apolo de cuya punta pende. Negro de la sultana, escapándose, vuela, y el decorado cola de pavo real parece. Lanza, como Hermes lleno de misterioso celo, flores que no se ven para correr tras ellas y en invisibles alas carga los corazones.  Jean Cocteau escribió entonces este poema para el bailarín Nijinsky  y como de ese mismo hilo que sostiene Apolo,  penden estos días  tres esculturas robóticas coreografiadas en  BilboArte  por Susana Ballesteros y Jano Montañés.  Tres piezas Sincrónicas de las Series Diacrónicas._ Lo que yo recuerdo de Saussure es que fue el  primer lingüista que separó claramente el punto de vista de estos dos términos. El enfoque diacrónico se interesaba en la evolución y el sincrónico en un momento preciso de la historia, como era lingüista, de una lengua. La personalidad también tiene dos facetas que se interrelacionan: la que piensa (racional) y la que siente (emocional). La mente emocional es la rápida, la que se activa sin detenerse a analizar las consecuencias de una acción, sigue una lógica asociativa y un pensamiento categórico. La mente racional, en cambio, establece relaciones entre causas y efectos, y como se apoya en evidencias objetivas, puede reevaluar una situación concreta y cambiar una conclusión previa. Anatómicamente, es el sistema límbico del cerebro el que gestiona la mente emocional.­_ Límbico.  Esta trinidad escultórica lleva por título LÍMBICA, un circuito por tres estancias que busca provocar emoción en las personas._ Recordando a Joseph Brodsky: uno es aquello que mira… bueno, al menos en parte.

Sincrónica II [Pieza robótica, en la sala 1]- Los Ballets Rusos de Diáguilev-

ExpoOPNStudioLIMBICA

Vuelo de cisnes  los cuerpos de acero inoxidable y pulido espejo de los bailarines de la gran compañía que el genial Diáguilev formó con lo más selecto del Ballet Imperial del Teatro Mariinsky  y del Bolshoi a principios del siglo XX. Sólo en Rusia quedaba excelencia en el ballet masculino y la compañía contrató a Nijinsky  en calidad de bailarín principal y coreógrafo por  la expresividad de su cuerpo, ligero como una pluma y al mismo tiempo fuerte como el acero. Dicen que su madre lo había educado férreamente para que fuera una máquina divina de bailar. Esta tarde Nijinsky no estaba entre las náyades. Tal vez dormía la siesta posando para Rodín en su estudio.

Las tres Sincrónicas proceden  a activarse cuando los sensores advierten la presencia humana. Al igual lo hizo su público,  ante la expresividad y belleza de su cuerpo: “han comprendido mi danza como si fueran bailarines

[Sala 2, ¡Mira, parece Venecia! Es el rumor de la marea…]

Sincrónica III  [dos piezas independientes y un sistema de electromecánica de acero inoxidable,  en la sala 3]El ballet ruso no necesita más de sus servicios, innecesario volver- Serguei de Diaghile”  Un batallón de máscaras de pico persiguen ahora a un medio loco Nijinsky. El Dios que muere cuando no es amado, así se definió  a sí mismo.

foto 1foto2

Son los doctores de la peste con sus máscaras venecianas.  Los Ballets Rusos fueron el cielo protector para que la estrella Nijinsky  pudiera resplandecer y ahora era despedido:   “lo que el loco de Nijinsky escribió a propósito de Diaghilev es propio de un corazón normal:   porque el error engendrado en las entrañas de toda mujer y todo hombre anhela lo que no puede tener: no el amor universal,  sino ser objeto único de amor”._  Cuando joven, vi una película que entonces me pareció maravillosa:   “Nijinsky”.  Sir Alan Bates,  mi adorado pastor pensativo, hacía el papel de Diáguilev. _ Fue en Venecia donde Diáguilev  se enteró de la boda deNiyinsky  durante una gira por Sudamérica.  Diáguilev descubrió a Nijinsky y lo catapultó, fueron amantes. Su relación fue de Amor-Odio y cuando este  se casó,  Diáguilev  anuló su contrato. Poco después  se volvió loco Nijinsky._  Se había hecho célebre por su virtuosismo y por la intensidad de sus caracterizaciones y además era un saltarín prodigioso:  dicen que aquí Nijinsky hizo su famoso salto de tres metros por el aire…. La última vez que actuó ante un gran público Arthur Rubinstein se sentaba  al piano interpretando a Chopin. Aterrado  retrasó la actuación y cuando al final salió a bailar lo hizo como si estuviera muriendo. Nijinsky  tenía 28 años:   ¡Dulce brillo que expira en murmullo!

Sincrónica I [una escultura mecánica suspendida en el aire en acero cromado, en la sala 2]- “Los síntomas que me describe, sabiendo que el paciente es un artista ruso, no son prueba de ninguna enfermedad mental”. Cuenta  una leyenda muy bonita que este fue el primer diagnóstico psiquiátrico que recibió. Casi  lo que él mismo escribía en su Diario: “Soy un hombre normal. Soy un bailarín, me entenderás cuando me veas bailar”._Después fue tratado por los grandes psiquiatras de la época: Freud, Jung… “Yo no pienso, no puedo volverme loco….He consagrado todo el tiempo a la danza por eso bailo bien, No necesito espejo”.  Venecia tampoco pero Venecia se refleja en el agua, Diáguilev  duerme allí su sueño eterno. Venecia, inspiración eterna de nuestro sosiego”, reza su epitafio.     

 

33-b91277f2ed

Brodsky  decía y Venecia es como una ensoñación, una ciudad de reflejos donde tenemos una percepción distinta del tiempo. De pronto me acordé de que antes, cuando pintábamos ciudades, era esa ciudad que ahora veía reflejada en la pared, esa marca de agua, esa era la ciudad que pintábamos. O por lo menos yo pintaba.  El agua es igual al tiempo y proporciona un doble a la belleza.

Diacrónica~Sincrónica  / Emocional~Racional... [Pieza robótica, en la sala 1]_ La mente racional puede re-evaluar una situación concreta y cambiar una conclusión previa…

IMG_20150412_0005

Las bailarinas de los ballets rusos ya no danzan en París la nijinsketa.  Parecen ahora las gafas mariposa de Peggy  Guggenheim. Sus cenizas también “reposan” en Venecia, la mayor obra de arte que nuestra especie ha producido. Mecenas esencial, antes de mudarse a esta ciudad había llevado a su Bienal, entre otros artistas, a Alexander Calder  sobre quien cuenta otra leyenda que éste se encontró tirado en la basura uno de sus móviles, las señoras de la limpieza lo habían confundido con un montón de chatarra. Bueno, también era eso, un montón de chatarra, pero Chatarra de Calder devenida en Arte. Del innovador Calder, precursor de estas tres esculturas cinéticas que vemos en Bilbao Arte.

LÍMBICA. Exposición de OPN STUDIO. En Bilbao Arte, Urazurrutia 32, hasta el 24 de abril.

Sincronía, Diacronía… la sensación de conjunto era Venecia. Contiene reflejos, el nuestro  entre otros,  y esto no tiene nada que ver con la vanidad o con el exceso de espejos.

 A otro le parecerá otra cosa

Que después viera un fotograma espeluznante  de la película Qué difícil es ser un dios”  de Aleksei German y  que sin embrago me recordase a la bella Sincrónica I y al mítico Nijinsky  fue, sin duda, por obra y gracia del sistema límbico. Ambientada en una extraterrestre Edad Media dicen que es “como un mensaje de otro tiempo”, una Anacronía ¿hacia el pasado o hacia el futuro? . Seguro que nos lo cuenta alguien.

* AnisiaSerendipia (Elorrio, 1962) es licenciada en Filología Hispánica, documentalista y atesora estudios de Comisariado y Coordinación de Exposiciones. Es autora del blog del que toma su nombre: 

http://serendip-anisia.blogspot.com.es/

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.