Me gustaría hablaros sobre la asertividad

igor

Igor González

· Igor González es psicólogo forense

En nuestra vida diaria nos comunicamos constantemente, bien con otras personas, bien con nosotros y nosotras mismas. Qué importante es aquello que decimos y/o hacemos, la manera en que lo transmitimos, y las palabras y gestos que utilizamos. La comunicación es fascinante, y depende de cómo nos expresemos, así serán los resultados que obtengamos.

“Aprendamos a decir las cosas con presteza, claramente, de forma sencilla y con una determinación serena”

EMILE COUÉ

Psicólogo y Farmacólogo francés

(1857-1926)

Etimológicamente, la palabra comunicación deriva del latín “communicare”, que significa “Compartir, algo”, “poner en común”.

El proceso comunicativo implica la emisión de señales (sonidos, gestos, señas, etc.) con la intención de dar a conocer un mensaje. Para que la comunicación sea exitosa, la o el receptor debe contar con las habilidades que le permitan decodificar el mensaje e interpretarlo. El proceso luego se revierte cuando la o el receptor responde y se transforma en la o el emisor (con lo que el emisor original pasa a ser el receptor del acto comunicativo). Todo ello a través de un código (un sistema de signos y reglas que se combinan con la intención de dar a conocer algo), y un  canal (el medio físico a través del cual se transmite la información).

La mitad del mundo tiene algo que decir, pero no puede; la otra mitad no tiene nada que decir, pero no calla

ROBERT LEE FROST

Poeta estadounidense

 (1874-1963)

 

Esto es el ABC del proceso comunicativo, pero ¿qué estilos de comunicación existen?

Estilo de comunicación agresivo

Las personas que utilizan este estilo tratan de imponer su criterio y conseguir sus objetivos sin importarle la opinión ni los sentimientos de su interlocutor. El modus operandi de estos individuos es el uso de estrategias como amenazas, intimidación, sarcasmo, acusaciones, sentimiento de culpabilidad, enfado y reproches.

En ningún momento se tiene en cuenta los derechos que deben tener las demás personas y su lenguaje suele tener un exceso de expresiones tales como: “tienes que…”, “debes de…”, “no te voy a permitir que…”,  interrumpiendo el discurso de la otra persona y dando órdenes. Su comportamiento es de tipo egocéntrico.

Su conducta verbal se caracterizará por tono de voz elevado impidiendo la entonación, habla rápida y fluida, haciendo uso de monólogos y con muy poco intervalo entre una intervención y otra, no dejando que su interlocutor de su opinión. Además, hacen uso de un modo verbal imperativo.

Critican el comportamiento de las demás personas, llegando incluso a propagar insultos hacia el otro. No muestran ningún tipo de interés por sus interlocutores, contestando a las preguntas que se le realizan con otra pregunta, e incluso, ignorándolas.

Los rasgos característicos de su conducta no verbal suelen ser un cuerpo adelantado, mirada fija penetrante con signos de tensión o enfado constante, gestos excesivos amenazantes hacia su receptor, cara crispada, invasión del espacio vital de la otra persona posicionándose frente a frente, entre otros.

Estas conductas provocan sentimientos en la otra persona de tensión, descontrol, mala imagen con relación al emisor, humillación, frustración y rechazo.

“Las palabras ofenden más que las acciones; el tono, más que las palabras, y el aire más que el tono”

ALBERTINE NECKER SAUSSURE

Pedagoga suiza

(1766-1841)

Estilo de comunicación pasivo o inhibido

Las personas que se caracterizan por este estilo, inhiben su comportamiento con tal de evitar cualquier confrontación con otra persona en vez de hacerse respetar. Tienen una excesiva necesidad y preocupación por agradar a las demás personas y, a menudo, se sienten incomprendidas por los demás o manipuladas.

Suelen estar dudosas en relación a sus intervenciones en la comunicación con otras personas, haciendo uso de frases tales como “Eh… bueno, quizás..” “mmm, tal vez…”. Son personas a las que no les gusta llamar la atención y hacen lo que sea para evitarlo. No se implican en los temas y muestran conformidad ante las decisiones de los demás, anteponiendo los deseos y opiniones de los demás a los suyos propios.

Aunque la persona no muestra su opinión llevando a cabo una actitud conformista, esto es recibido por su interlocutor como una muestra de actitud de inseguridad y temor frente a la situación.

Su conducta verbal está representada por un tono de voz excesivamente bajo y vacilante. La entonación resulta monótona, habla entrecortado y la velocidad es, o muy rápida (producto de los nervios) o excesivamente lenta. Las frases son cortas, incluso a veces haciendo uso solamente de monosílabos.

A menudo hace uso del modo condicional, sin frases afirmativas y utiliza frecuentes muletillas dubitativas. Sus respuestas tienen el menor número de palabras posible.

Su conducta no verbal se caracteriza por cabeza y/o mirada cabizbaja, expresión facial seria o sonrisa tímida. La postura y movimientos son rígidos, alejados y encorvados y evitando estar frente a frente con su interlocutor. Afirmación frecuente con movimientos con la cabeza. Evita el contacto físico y ocular.

A nivel fisiológico, suelen ser frecuentes los movimientos nerviosos de brazos y piernas y las manos sudorosas. Este estilo suele ser la causa de sentimientos de ansiedad, irritación, resentimiento, disgusto y frustración en el individuo. Además, estas personas suelen tener una baja autoestima y mantener este estilo de comunicación no hace más que acrecentar esta baja autoestima.

Tanto el estilo agresivo como el pasivo más allá de favorecer la comunicación entre las personas, la dificulta. Solamente lograremos generar conflictos que pueden llegar a acarrear consecuencias no deseables a corto, medio y largo plazo, o quizá, las podamos sufrir inmediatamente.

“En la vida te tratan tal y como tú enseñas a la gente a tratarte”

WAYNE W. DYER

Psicólogo estadounidense

(1940-2015)

Estilo de comunicación asertivo

Este estilo es el intermedio entre el estilo agresivo y el pasivo y es característico de las personas que son capaces de defender sus propios intereses y opiniones al mismo tiempo que respetan que los demás tengan los suyos. Es el único estilo de comunicación que facilita la relación entre las personas.

La persona asertiva sabe defender sus derechos a la vez que discrepa y además entiende y respeta los puntos de vista de su interlocutor. Suelen ser personas que disfrutan de buena autoestima, poseen seguridad en sí mismas y se muestran confiadas.

Buscan en la comunicación soluciones satisfactorias para ambas partes sin ninguna intención de manipulación. En definitiva, se sienten relajadas y con control ante la situación, lo cual facilita la comunicación. Se gustan a sí mismos y gustan a los demás. Estas personas suelen utilizar mensajes “yo”, es decir, mensajes como pueden ser: “yo opino”, “yo creo”, “yo deseo”…

Las habilidades comunicativas que suelen tener las personas con estilo asertivo son:

  • Por un ladola empatía, es decir, la habilidad para ponerse en el lugar y punto de vista del otro y poder ponerse en su situación, teniendo en cuenta sus sentimientos, expectativas y sus intereses.
  • Por otro lado, laescucha activa, que consiste en percibir y entender toda la información que recibimos de nuestro interlocutor y su contexto, evitando realizar interrupciones o juicios previos.
  • A su vez, mediante lacomunicación no verbal(gestos, señales y conductas), se emitirán respuestas para que la otra persona sepa que estamos recibiendo correctamente su mensaje.

Estas personas se adaptan a cada contexto donde se desarrolla la interacción con el otro individuo, consiguiendo comunicarse de la manera más óptima posible en cada situación.

Su conducta no verbal está caracterizada por una expresión facial amigable y relajada. Miran fijamente a su interlocutor, pero siempre respetando los descansos necesarios. Sonríen frecuentemente y se sitúan frente a frente a la otra persona pero siempre respetando los espacios personales.

Hacen uso de gestos firmes frecuentemente, pero sin resultar amenazantes. Se muestran atentas a lo que su interlocutor le quiere transmitir mediante la realización de preguntas adecuadas y, respondiendo también de forma óptima, al tipo de pregunta que recibe del otro individuo.

En relación a la conducta verbal, hacen uso de la primera persona del singular de cada verbo para mostrar abiertamente sus propias opiniones e ideas, emociones, y sentimientos.

Aunque es el estilo de comunicación más efectivo, resulta bastante complicado poner en práctica técnicas asertivas en todas las situaciones y con todas las personas. Sin embargo, existen métodos y herramientas que nos ayudan a aumentar la fluidez y frecuente uso de este estilo.

Vamos a poner un ejemplo. Nos encontramos en un grupo, en el que tu opinión es distinta a la del resto de las personas, ¿Cómo actuaría este estilo?

Una persona asertiva defendería sus opiniones, y si se diera la situación de que las demás personas no estén de acuerdo con ella, lo entendería y respetaría.

Gracias a este estilo, los sentimientos que se tienen cada vez que se interactúa son de satisfacción, seguridad y control emocional y de la situación.

“Para saber hablar es preciso saber escuchar”

PLUTARCO

Historiador, biógrafo y filósofo griego

(45 d. C – 120 d. C.)

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.