Mi viaje a Gernika

JUlian Rios IBAN

Julián Ríos

· El durangués Julián Ríos es educador social y concejal de Herriaren Eskubidea (SQ-2D)

El sábado 29 de abril, salió el sol, y nos pusimos a caminar con destino a Gernika, el tiempo nos lo puso fácil, mucho más que a millones de personas refugiadas donde el frío y la lluvia les castiga día tras día sin un horizonte claro, con las pocas pertenecías que les quedan en una mano y en la otra su  familia, sus hijos e hijas, de los cuales muchos son bebés. Dejan atrás hogares destruidos, horror, sufrimiento, desesperación y muerte.

Fue un viaje hecho con el corazón más que con las piernas, desde el kilometro 1, las emociones estaban a flor de piel. Fue un viaje entre amigas y amigos, un viaje de reencuentros entre antiguos compañeros y compañeras de viaje de otras batallas.

IMG_20170429_144815

Cada kilómetro que avanzábamos éramos más y más personas las que alimentábamos la columna, hasta que llegamos a Muxika donde teníamos el encuentro de todas las columnas venidas de todas las partes y rincones de Euskal Herria. Cada columna llevábamos una lágrima, una lágrima que representa el sufrimiento de todas estas personas refugiadas, en Muxika, las lágrimas se encontraron.

Una serpiente multicolor e intercultural entro en Gernika, miles de personas avanzamos en silencio por las calles con el único sonido de fondo de unos violines apostados en diferentes puntos del camino, en ese momento, el corazón de la mayoría de las personas que estábamos allí se nos estremeció, fue algo impresionante y emocionante.

IMG_20170429_170440

 

Nos recibió Pilar Ostolaza, una mujer de 80 años, que en su día fue refugiada por los bombardeos y asesinatos fascistas en Gernika, dando la bienvenida a todas las personas que se ven obligadas a huir de sus hogares por las guerras con estas palabras “nosotras también como vosotras fuimos expulsadas y alguien en algún lugar protegió nuestros cuerpos y almas doloridas, y alguien en algún lugar nos dijo, sed bienvenidas, hoy queremos deciros que sois bienvenidas porque Euskal Herria quiere ser tierra de acogida”.

IMG_20170429_172815

Este 80 aniversario del bombardeo de Gernika sirvió para hacer un encuentro entre la Gernika de ayer y las Gernikas de hoy y visibilizar que 6 de cada 10 personas se ven obligadas a salir  huyendo de sus países.

No podemos consentir que las fronteras se conviertan en espacios de detención y muerte para millones de personas por eso este acto sirvió para denunciar la política de inmigración y asilo que mantienen en esta Unión Europea, así como un grito unánime de NO a la guerra.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.