Paris, je t’aime

Anisia

Anisia Serendipia

Querida Suzanne:

Sin lápiz ni papel, poco tiempo, pero con un intenso anhelo de ver París, fui a visitar a nuestra Magdelein. Magdelein, hablamos de una hermana menor de Marcel Duchamp, una impresión tras la visita expeditiva por Panoramas de la ciudad: la Escuela de París, 1900–1945, en el Museo Guggenheim de Bilbao. Hasta el 23 de octubre.

marcel-duchamp-apropos-of-little-sisterApropos of little sister · MARCEL DUCHAMP

MIS OJOS, QUE CODICIAN COSAS BELLAS_ Decía el poeta Apollinaire que todos los que han pasado por nuestro lado han dejado huellas en nuestro recuerdo y esas huellas de vida tienen una realidad cuyos detalles pueden escrutarse, copiarse. Unas huellas que adquieren así todas juntas una personalidad cuyos rasgos individuales pueden indicarse plásticamente, a través de una operación puramente intelectual. Dice que hay de esas huellas de seres en los cuadros de Marcel Duchamp …  et voilà Magdelein:Hablando de una hermana menor”. Pero Suzanne, la mayor de las hermanas, estaba un poco “dans le coup”, puesto que ha pintado durante toda su vida, algo menos, pero con mucha más perseverancia y mayor entusiasmo que yo. De las tres hermana ella era su modelo favorito pero todas lo fueron. También Yvonne.

            Los grandes poetas y los grandes artistas tiene por función social renovar sin cesar la apariencia que reviste la naturaleza a los ojos de los hombres

_À propos de jeune soeur_ Era  1911 y Marcel Duchamp aún permanecía fiel a las convenciones de la pintura de la época, para abandonar completamente este arte en 1913, y comenzar su andadura por el “arte encontrado”, dando prioridad a lo intelectual. La pintura Hablando de una hermana menor nos muestra una figura, Magdeleine leyendo un libro a la luz de una vela, a base de trazos y trazas de Cubismo. Una sutileza realizada en la casa familiar de Rouen, muy cerca de Yonville, el pueblo de Madame Bovary.

También la mía, ma jeune soeur, estaba. En la música de El violinista, de Chagall, en El violín colgado de la pared, de Juan Gris, en la Mujer con guitarra, de Picasso. En El Piano y mandora y Violín y paleta, de Georges Braque.

pablo-picasso-le-moulin-de-la-galette

Le moulin de la galette · PABLO PICASSO

Me gusta el arte de hoy, decía Apollinaire,  porque me gusta la luz sobre las cosas como a todos los hombres, inventores del fuego.

Panoramas  de la ciudad: París. Me gusta la luz sobre las cosas y Lutetia Parisiorum es la ciudad de la luz. La ciudad de la torre Eiffel, la de Robert Delaunay.

Los poetas y los artistas determinan al unísono la imagen de su época y dócilmente el futuro se pone de su parte

El Museo de Arte e Historia de Durango alberga estos días la exposición itinerante de artes visuales llamada Ertibil Bizkaia hasta el próximo día 11 de agosto. Proyecto que promueve y fomenta la aparición de nuevos talentos creativos que desarrollan su trabajo en este señorío.

_No es ni siquiera un ready-made, está hecho con las manos_ Sus primeros ready made fueron una rueda de bicicleta, y un urinario. El readymade de Duchamp adquirió, después de haber sido considerado durante varios años como una simpática chifladura, un considerable alcance.

Cuenta en entrevista con Pierre Cabanne, especialista en Pablo Picasso, que  el “no quería convertirlos  en una obra y que la palabra ready-made no apareció hasta 1915, cuando fue a Nueva York”, o cuando se marchó de París, como el decía. Me interesó como palabra, pero cuando puse una rueda de bicicleta sobre un taburete, y la horquilla cabeza abajo, no había en ello ninguna idea de ready-made, ni siquiera de cualquier otra cosa, se trataba, simplemente, de una distracción. No tenía ninguna razón determinada para hacerlo, ni intención de exposición ni de descripción. No, nada de eso… La palabra ready-made se me presentó en ese momento, parecía adecuarse perfectamente a cosas que no eran obras de arte […] Dependía del objeto; generalmente era preciso defenderse del look. Es muy difícil elegir un objeto debido a que, al cabo de quince días, uno acaba apreciándolo o detestándolo. Se debe llegar a una especie de indiferencia tal que uno no posea emoción estética. La elección de los readymade está siempre basada en la indiferencia así como en una carencia total de buen o mal gusto.

La palabra ready made re_a_pareció en el momento en que entré en la sala del Museo, 101 años después. Parecíame adecuarse al conjunto divisible de estas 20 piezas, esa perfecta disposición en la sala. Piezas que lo parecen pero que no, no son ni siquiera un ready-made, están hechas con las manos. No están basadas en la indiferencia, no, pues ofrecen la visión de la sociedad actual poniendo de manifiesto las tendencias vanguardistas de sus creadores. Esa sociedad actual que ha entregado a los brazos de Erdogan, expurgador de maestros y periodistas, a todos esos hermanos nuestros de países lejanos de los que ya casi no sabemos más, ya no están de moda. Esa sociedad inmisericorde que ha querido denunciar  Iñigo Garatu construyendo con sus manos una pequeña frontera que en nueve lenguas da la bienvenida al otro,  a la vez que impiden su paso la concertina instalada en la frontera de Melilla; la  frontera de Grecia con Macedonia, cerca de la parada de tren de Idomeni.

GARATU

Ateak zabalik? · IÑIGO GARATU

Se puede pintar con lo que se quiera, con pipas, con sellos de correos, con postales, con naipes, con candelabros, con trozos de hule, con cuellos postizos, con papel pintado, con periódicos, decía Apollinaire. A mí me basta con ver el trabajo, hay que ver el trabajo, se evalúa el valor de una obra de arte por la cantidad de trabajo realizado por el artista…,  un oficio de obrero, el obrero del Arte que fue Marcel Duchamp:  Así fue cómo supe que existía un examen, el de obrero de arte, que permitía hacer un año de servicio (militar) en vez de tres en las mismas condiciones que el médico y el abogado”. Y  el obrero de arte se hizo famoso por practicar el “arte encontrado”.

En lo moderno no se elige, del mismo modo que se acepta la moda sin discutir

Nuestra concepción actual de la luz y del color, creo que nos llega de Isaac Newton quien para sus experimentos, usó prismas triangulares de cristal. Podrán ver el de Carla Tobar.  Todo es según el color del cristal con que se mira, que viene a ser lo que dijo Don Quijote a Sancho.

Y a otro le parecerá otra cosa

* AnisiaSerendipia es licenciada en Filología Hispánica, documentalista y atesora estudios de Comisariado y Coordinación de Exposiciones. Es autora del blog del que toma su nombre: 

http://serendip-anisia.blogspot.com.es/

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.