Pepe Rubianes, que estás en los cielos

Oscar Gomez

Óscar Gómez Mera

Pepe Rubianes, que estás en los cielos,

vilipendiado sea el trabajo;

venga a nosotras el comer, el beber, el reír, el follar y el volver a empezar si nos hemos quedado cortas,

póngase una calle con tu nombre

así en la Barceloneta como en Etiopía.

El plan para la vejez de La Caixa dánosle hoy;

perdona que aún no nos hayamos puesto el piercing en la polla

así como nosotras perdonamos que no vengas de paseo por Diagonal Mar;

no nos dejes caer en hipotecas como la de María,

mas líbranos de la puta España.

 

Ámen. Así, con tilde en la A, para joder.

 

NOTA DEL AUTOR: en caso de la nada probable existencia del cielo, dudo mucho que a Rubianes lo hayan admitido en el mismo. Pero me gusta imaginármelo a la izquierda de Dios Padre Todopoderoso, fumándose un pitillo mientras le canta las cuarenta y le menta a la madre y a los muertos. Y luego, dejándole plantado para llevarse de borrachera a la Virgen y a los apóstoles.

1 de marzo de 2009 – 1 de marzo de 2019

DIEZ AÑOS SIN PEPE RUBIANES

 

SEGUNDA NOTA DEL AUTOR: aprovecho mi último artículo de opinión de Mugalari.info para agradecer a Iban Gorriti y al resto del equipo que me hayan permitido publicar aquí mis columnas. MILA ESKER!

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.