Pido que la escultura del toro de Durango lleve una placa con el nombre de Natxo

vICTOR

Víctor Rodríguez

Aún recuerdo aquella mañana. Me levanto, me pongo mis pantalones azul mahón, me ajusto el gerriko y al alba con el sonido de txistus y tamboriles salgo presto de casa dirección al pórtico de Santa María. Los nervios producto del miedo te hacen dar saltitos para calentar. En breve, se hace el vacío en Kalebarria y aparece el primer toro, lo acompaño a la carrera hasta Santa Ana, y ocupo mi lugar preferido de todos los años, la entrada a Lariztorre, allí estaba él, se me acercó y me dijo: “Bittor, ten cuidado que te va a meter”. De lo siguiente que me acuerdo es a mí mismo dentro de una ambulancia camino a Galdakao.

Ya nos conocíamos. En San Fausto nos conocemos todos, pero en aquellos años la diferencia generacional nos colocaba en mundos diferentes. Dio igual, pasados un par de años era rara la vez que no echábamos un zurito. Entonces es cuando empecé a conocer a este personaje, ‘Natxo el de carrocerías Tabira’, así le llamábamos para que tu interlocutor supiese a quién te referías.

| “SIEMPRE FUE MÁS ALLÁ DE LO QUE SU CARGO LE EXIGÍA” | No hubo de pasar mucho tiempo para que solamente con decir Natxo bastase. un tipo simpático, alegre y amigo de sus amigos, una persona comprometida con su pueblo que siempre fue más allá de lo que su cargo le exigía. Somos muchos a los que se nos hace un nudo en la garganta pensando en la pérdida, solamente me consuela, Ntaxo, el recuerdo de todo lo que hiciste por tu pueblo y el ejemplo que representas, necesitamos más Natxos en la sociedad.

Por cierto, esta misma mañana he presentado en la web del Ayuntamiento de Durango la sugerencia de poner una plaquita o algo por el estilo en la escultura de zezenak dira en la parte alta de Kalebarria: no cuesta nada y yo creo que se lo merece. El nombre de Natxo siempre irá ligado al de San Fausto Jaiak. Además siempre solía decir que el escultor se había basado en su cara para hacer la cabeza del hombre de la escultura. Y así parece ser. Por lo tanto: Más fácil imposible.

*Víctor Rodríguez (San Fausto 1970), Marketing en Imf (Oion)

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.