Por el cinco de enero…

Anisia

Anisia Serendipia

Sormen In Progress fue una muestra de la artista durangarra Amaia del Amo ADAKA, un laboratorio de especulación estética que tuvo lugar en la sala de exposiciones de Ezkurdi desde el viernes 27 de diciembre de 2019 hasta el 5 de enero de 2020, y que se clausuró con una noche en blanco que, junto al trakatan de los camellos, puso fin al trabajo de “experimentación, investigación y búsqueda creadora” de la artista. Esa misma tarde, poco antes de que la Cabalgata pasase por Ezkurdi, un hombre de unos 50 años dormía en el cajero de Laboral Kutxa. Me acerqué a escuchar si respiraba y le deje 10 euros en una gorra que había colocado junto a su “cama”, me lo imaginé de niño, recordé entonces aquellos versos de Miguel Hernández: por el cinco de enero, cada enero ponía mi calzado cabrero a la ventana fría… ¡pobre Miguel! El 12 de enero saltó la noticia de que un indigente había sido encontrado muerto en un cajero de la misma sucursal en Durango, pensé en la víspera de Reyes en aquel otro cajero, en aquel hombre que entonces dormía… solo unidos venceremos

865eaf6f-a71d-41b2-a297-77bb13a219be

 

MIS OJOS, QUE CODICIAN COSAS BELLAS_ La duodécima noche, así es el título original de la comedia de Shakespeare que en castellano conocemos como Noche de Reyes: Twelfth Night, or What You Will. Invierno, era la tarde de la duodécima noche desde la Nochebuena. Andando por un caminito anochecía en un parque y, en lo más oscuro, de pronto la luz de una casita en semicírculo, ese lugar ideal donde exponen los de la Asociación Artística del Duranguesado. Dentro, un remanso de paz en acuarela y un verso de Antonio Machado que dice que se hace camino al andar. He recordado que Machado siempre llevaba un cuadernito donde apuntar lo que andando por un caminito  se le ocurría y que cuando murió en Cotlliure encontraron en su bolsillo unos versos que decían “estos días azules y este sol de la infancia”. Así era la tarde, cielo azul y víspera de Reyes. Las plácidas pinceladas de la acuarela empujaban hacia un azul con olas. Una isla acristalada protege los bitácoras de la artista, hojas donde Adaka, como Machado y tantos y tantos poetas y artistas, va anotando para luego reflexiones, dibujando sentimientos, cosiendo ideas, pegando recuerdos, hojas y flores secas, diario ecléctico de una lady eduardiana posmoderna, incluso del último ojal de su trenza oscura prende una ramita, nostalgia y futuro se encabalgan: Poesía. Atrapada como una Alicia gigante tras comerse un pastelillo en el País de las Maravillas, al poco espera en un andén, con el background de su odisea en la maleta, la llegaba de un nuevo viaje de ida o de regreso. Tal vez se quede, buscando embelesada entre la planitud de los mosaicos acrílicos con reminiscencia modernistas de Gustav Klimt en el andén de enfrente ese azul y ese sol de una tarde de Reyes de su infancia al abrigo de los lujosos mantos de los Magos de Oriente ( …son los padres) cuyo trakatan trakatan suena afuera ¡si el cielo azul se constelara!

20200105_212040~2

A relaxed mind is a creative mind, lo he leído en uno de sus cuadernos y, mientras tres autorretratos me despiden, recuerdo otros versos de un poeta: Le pregunté a mi amada para que te embelleces tanto? Para gustarme a mi misma- me contestó. Porque hay instantes en que soy, a la vez, el espejo, la mirada y la belleza, instantes en que me siento a la vez el amor, la amante y la amada. Lo que queráis (What You Will), el otro título de la comedia Noche de Reyes es, según el crítico Harold Bloom, una invitación que William Shakespeare nos hace a obrar para conseguir los propósitos propios: Sormen In Progress.  Para ADAKA traigo aquí estos versos del poema Tendencia del artista:

 

Más hermosa le resultará su creación en el reino de los

pensamientos,

pero sería más fugitiva, aunque más libre,

y más su propiedad, y no sometida a la materia.

 

¡Interrogador! Tú, el que así preguntas, no entiendes los

comienzos del espíritu,

no ves por lo que lucha, no lo que añora el artista.

 

Trakatan, trakatan, hiru errege, trakatan, trakatan… 

 

Y brillaba intensamente la estrella, un regalo que me trajeron los Reyes Magos de otros tiempos.

 

Y a otro le parecerá otra cosa

3e0265af-02db-4d0e-8d47-c896fea7932b 5eb9217e-e982-4c08-b19a-b48f210daac7 8b9e30f1-b484-4788-b8b2-688a0c63e598 59f67e59-da87-4472-aa84-3303b6f86d9f 67f6f485-03f0-481f-8d1e-706c1dad38a5 073e272b-bd73-4d90-beb9-8400d77157c1 77e3bff0-526f-47c2-83d5-95ab32895d70 632d1772-6bab-4310-8581-74d0f2b626ce 996a245e-a979-40db-aad2-79b6d67d52c4 3481fbf2-3b55-4821-9b31-d1126bde09b8 251509a1-0556-4d6c-a042-f72174e9afe6 901619f5-a7cc-43bc-827c-15378bd94401 c6a77116-71fc-4fc8-b983-a1a3dbad348b c926a547-834d-41dc-965a-1299e93dcc8a e2ef0361-f3b1-40b8-a35d-74f4943ac4eb e096fb33-0841-4f33-9ee5-2ef3a6ebb541

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.