Preguntas desde Durango al regreso de Gernika

jon-irazabal-mugalari

Jon Irazabal Aguirre

· Jon Irazabal Aguirre (Iurreta, 1960) es investigador

¿Sabía usted que el Ministerio de Defensa del Gobierno de España en 1988, al año siguiente del 50 aniversario del los bombardeos de Durango y Gernika en el que se reivindicó la verdad y se pidieron responsabilidades, creó una cátedra de estudios Aeronáuticos que preside el Rey?

¿Que dicha cátedra, que sigue activa se denomina “Catedra Kindelan” en homenaje a Alfredo Kíndelan Duany, comandante en jefe de todas las fuerzas aérea del ejército sublevado incluyendo la Legión Cóndor y la Aviazione Legionaria, planificador de los bombardeos de Durango, Gernika y otros muchos pueblos vascos que ordenó que se hiciesen “sin consideración de la población civil”?

¿Sabía usted que en la revista “Aeroplano”, editada por el Ministerio de Defensa del Gobierno de España en el 2009, dos años después de aprobarse la Ley de la Memoria Histórica, en un artículo escrito por el coronel de Aviación español José Ramón Ávila Bardají sobre los aviadores fascistas italianos que bombardearon Durango y Gernika decía: “Se han cumplido 73 años de los acontecimientos que voy a relatar, que a mí, como piloto militar español, no dejan de emocionarme, al ver y sentir unos valores, principalmente de sacrificio y entrega, de una juventud perteneciente a la Aeronáutica Militar Italiana, la cual puede y debe sentirse muy orgullosa de una gesta y de unos hombres que, sin pedir nada a cambio, sirvieron a unos grandes ideales…”?

Siendo las leyes de obligado cumplimiento, ¿cuándo se aplicará en los estamentos militares la Ley de la Memoria Histórica? ¿Cuándo la apología del genocidio de 1936/1939 será tema de “trabajo” para los fiscales de esta país y su Audiencia Nacional?

Señor Javier de Andrés, delegado del Gobierno de España en la Comunidad Autónoma Vasca, ¿está usted seguro de que tal y como manifestó el 31 de marzo pasado, en respuesta a una intervención del lehendakari Iñigo Urkullu en Durango, el gobierno actual elegido democráticamente no tiene ninguna vinculación con los hechos de 1937 y no tiene porque pedir perdón?

Si no tienen ninguna vinculación conforme no la tienen, aunque mis dudas me generan. Entonces…, ¿cómo es posible que desde estamentos gubernamentales se tolere e incluso impulse mediante “loas” y homenajes la glorificación y exaltación de siniestros personajes como entre otros Alfredo Kindelan? ¿No es hora de que alguien pida al Gobierno de España, al Ministro de Defensa o a sursuncorda explicaciones, en sede parlamentaria, de tanto “cachondeo” institucional?

¿No es hora de modificar la frase y el mensaje de que “Durango lo bombardearon los italianos, y Gernika los alemanes” añadiéndole “por orden y con el visto bueno de Kindelan, Mola, Franco y Vigón”.

Para otro día dejaremos las preguntas que el pasado 26 de abril, cuando al coincidir en Gernika, a la puerta del bar ‘Bonilla el Viejo’, me hubiera gustado haberle hecho al obispo de Bilbao Mario Iceta, como por ejemplo, ¿será posible que algún 31 de marzo, presidido por el obispo de Bilbao, se celebre en la basílica de Santa María de Uribarri de Durango una misa réquiem en recuerdo a los fieles que en aquel lugar fueron muertos por los adalides de la Santa Cruzada, junto a su pastor Carlos Morilla, mientras escuchaban la palabra de Dios?

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.