Quien tiene un tejado tiene un tesoro

ANder zubiria

· Este texto está escrito en equipo compuesto por Sara de la Fuente, Leire Gandiaga y Ander Zubiria. Son informaciones muy amenas y, sobre todo, de las que podemos aprender tanto que merecen que les sigas en sus redes sociales. ¡Nos queda tanto por reaprender! Su marca en Facebook e Instagram es DurangoKlima

 

Hoy nos gustaría empezar diciendo todos juntos: ¡El ‘impuesto al sol’ no existe! De hecho, lo cierto es que este gran absurdo al que sus progenitores llamaron peaje de respaldo, solo tuvo de ‘positivo’ que jamás existió por debajo de los 10 kW (potencia suficiente para la mayoría de los hogares). Y sí, decimos absurdo porque esta medida del entonces ministro Soria carecía tanto de sentido, que incluso nos llegó a costar alguna que otra broma en Europa.

Todo este debate y la manipulación a la que estuvo sometido por parte de los distintos intereses del momento nació con la aparición de un “nuevo” concepto: el del autoconsumo. Esto no es más que el derecho de todo ciudadano a producir su energía en su propio hogar minimizando el importe de su factura de electricidad, como ya se venía haciendo en otros países de Europa.

Con la excusa de que estos autoconsumidores tan “insolidarios” no contribuían a los costes de mantenimiento del sistema, se creó el famoso ‘impuesto al sol’. Esto, visto así, tiene su sentido; pero se llevó adelante sin tener en cuenta que hacía falta una masa crítica muy grande para hacerle un agujero al sistema, con lo que se acabó viendo como un guiño a las grandes eléctricas.

Sin embargo, en octubre del 2018 la ministra Ribera tomó como primera medida el eliminar el mal llamado ‘impuesto al sol’ y, 6 meses después, dio alas al autoconsumo con el Real Decreto 244/2019. Pero bueno, hoy no venimos a hablar de historia sino más bien del presente y del brillante futuro que nos depara, nunca mejor dicho. Venimos también a dejar claro que ponerte tu pequeña instalación en casa está permitido y es más interesante que nunca, como por ejemplo paneles solares, mini-eólica u otras formas limpias de generar electricidad. ¿Que por qué? Pues bien, vamos a daros una serie de razones, aunque dejaremos los detalles para la siguiente reunión, ¿os parece?

  1. El autoconsumo es una alternativa sostenible y de confianza porque estás asegurándote que consumes energía local y 100% renovable.

  2. El autoconsumo es una alternativa justa para con el medio ambiente, para el ciudadano que está en su derecho y, con una buena regulación, también lo es para el resto de usuarios que no tienen por qué ver que sus costes aumentan. El autoconsumidor no es insolidario, todo lo contrario, es la punta de lanza contra el cambio climático.

  3. El autoconsumo es una alternativa más barata que el suministro convencional para una inmensa mayoría de consumidores; pero, evidentemente, habría que hacer un estudio previo para evaluarlo. Son únicamente las viviendas pequeñas con consumos energéticos muy bajos a las que no les sale a cuenta, aunque si ajustan sus consumos a las horas de sol quizás sí.

  4. El autoconsumo es una alternativa, en muchos casos, más eficiente al modelo tradicional de las grandes centrales eléctricas. Esto es así porque lo que se hace al autoconsumir es acercar estas centrales a los puntos de consumo, evitando muchísimas perdidas en el transporte de energía y pudiendo llegar también a evitar inversiones muy costosas.

  5. El autoconsumo es sinónimo de empoderamiento. Empoderamiento, qué bonita palabra y qué poco se usaba hasta hace no mucho… Y es que el ser productor y gestor de tu propia energía te empodera como consumidor y te hace más consiente del uso de un recurso que cada vez tiene más peso en la sociedad: la electricidad. Además, es un gran primer paso a un futuro que muchos aquí anhelan pero que es ya una realidad legislativa en Bruselas. Hablamos de las comunidades energéticas que son, a grandes rasgos, grupos de vecinos que se juntan para producir su propia energía, para gestionarla y para reinvertir los beneficios/ahorros económicos en el bienestar de la propia comunidad.

Como veis, el presente allana el terreno para un futuro que traerá consigo muchas oportunidades de generar bienestar social y riqueza aprovechando los recursos que nos ofrece el planeta y no abusando de ellos. Tendremos que salir de esta antes y no será fácil, pero el equipo de DurangoKlima tiene plena confianza en sus vecinos y vecinas y aprovecha también para mandarles un fuerte abrazo. Explicado qué es el autoconsumo, ya veis por qué tener un tejado en el que podamos producir nuestra propia electricidad es tener un tesoro; así que la próxima vez que nos veamos que sea para hablar de cómo hacerlo.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.